Yoga facial: rejuvenece tu rostro con 5 ejercicios

¿Has escuchado alguna vez hablar del yoga facial? Se trata de una técnica basada en una serie de movimientos que sirven para atenuar las arrugas, combatir la flacidez y ganar expresividad. 

Tan sólo necesitas 15 minutos al día para realizar estos ejercicios, ¡los resultados se aprecian a partir de la cuarta semana! Olvídate del botox y la cirugía, práctica yoga facial y tu piel parecerá mucho más joven y tersa. Además, en cada sesión ejercitarás más de 50 músculos de la cara y cuello.

Beneficios del yoga facial

Entre los muchos beneficios del yoga facial destaca la mejora la circulación sanguínea y la oxigenación de la piel, aportando un color saludable. De esta manera se consigue un brillo rosado y una piel limpia, con menos toxinas y mayor capacidad para absorber la humedad.

A largo plazo se pueden notar otros beneficios: flexibilidad y tonicidad en la piel por la estimulación de producción de colágeno y elastina en la capa intermedia de la epidermis. Lo ideal sería dedicar unos 15 minutos al día, de 3 a 5 días a la semana, y preferiblemente a primera o última hora del día. Además, otro de los puntos a favor de esta práctica es que se puede realizar en situaciones cotidianas: mientras miras la televisión, frente el espejo, en el coche… ¡Ya no hay excusa!

Ejercicios del yoga facial

Según nos recomiendan los expertos de Beauty&Go, creadores de las primeras bebidas de belleza con macronutrientes compuestas de vitaminas y minerales, nuestra rutina de yoga facial debería componerse de los siguientes ejercicios básicos con intervalos de descanso de 10-15 segundos:

-Para fortalecer los laterales externos e inferiores de los ojos:

Simula unas gafas con los dedos, apoyándote en los párpados. Coloca los codos ligeramente hacia atrás. Cierra los ojos a la vez que “abres” las gafas con los dedos índice y pulgar.

-Para fortalecer las mejillas:

Presiona las mejillas con los dedos índice, corazón y anular. Mientras ejerces presión, sonríe lo máximo posible.

-Para fortalecer los labios:

Coloca los labios juntos hacia delante, simulando que vas a dar un beso. Mueve los labios hacia el interior de la boca, apretándolos en una fina línea. Ejerce presión con los dientes y relájate.

-Para fortalecer el cuello:

Inclina la cabeza hacia atrás, tragar saliva y presionar el paladar con la punta de la lengua. Gira la cabeza hacia la derecha y traga saliva, sin forzar el movimiento. Gira la cabeza hacia la izquierda y traga saliva, sin forzar el movimiento. Realiza cinco repeticiones.

-Para fortalecer la frente:

Coloca los dedos índice justo por encima de cada ojo. Aplicando presión con los dedos, levanta las cejas como si hicieras un gesto de sorpresa, y luego bájalas. Realiza diez repeticiones.

Rejuvenece tu piel desde el interior

Debemos recordar que el rostro es una de las zonas del cuerpo donde se acumula más tensión, dando como resultado la aparición de arrugas prematuras y los signos de cansancio. El yoga facial es perfecto para trabajar desde el interior el cuidado de la piel.

¡Devuelve al rostro la vitalidad perdida!

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto: