Home Prótesis de cadera Tipos de prótesis de cadera

Tipos de prótesis de cadera

Quiero saber más

¿Quieres más información?

Cada operación de sustitución de la cadera por una prótesis artificial o artroplastia es diferente por diversas causas. Por ello, hay muchos tipos diferentes de cirugías relacionadas con las prótesis de cadera.

Antes de desgranar cada uno de esos tipos, es fundamental que conozcas que la prótesis puede reemplazar uno o varios elementos de la cadera, según las necesidades del paciente y el tratamiento de su lesión. Las más habituales con la cabeza femoral y el cotilo pelviano, pero encontramos más zonas que pueden sufrir ese reemplazo.

¿Qué zonas de la cadera pueden ser reemplazadas en la intervención?

La cadera, al completo, es una de las partes del cuerpo humano que más sufre el desgaste por el movimiento continuo que tenemos en nuestro día a día. No obstante, debido a la artrosis, otras enfermedades degenerativas, lesiones por accidentes de coche o cualquier otra causa, hay componentes de la cadera que sufren en mayor medida el desgaste.

Quizá también pueda interesarte leer acerca de:

O seguir leyendo acerca de los tipos de prótesis de cadera:

Como parte de la pelvis, el componente óseo parte del acetábulo o cotilo pelviano y acoge en su interior la cabeza del fémur. También encontramos una cápsula articular y una membrana sinovial para generar el líquido encargado de lubricar la articulación y evitar ese desgaste.

Por otra parte, como elementos cartilaginosos encontramos los meniscos que, junto con los ligamentos y músculos, permiten el correcto movimiento y fijación de la cadera. Por tanto, son muchos los elementos que hay que tener en cuenta en una intervención de cadera.

No obstante, la acción primaria se centra en el acetábulo o cotilo pelviano y la cabeza de fémur que se unen para permitir el movimiento en cualquier ángulo gracias la forma cóncava y convexa respectivamente.

¿Cómo se determina qué zona de la cadera es necesario reemplazar por la prótesis?

Para poder conocer el estado del paciente y la zona de la cadera que sufre el desgaste con mayor severidad, los médicos son los encargados de realizar estudios previos que determinen la necesidad o no de realizar una intervención así.

Además, gracias a diferentes pruebas, es posible determinar qué zonas han de ser reemplazadas y cuáles pueden seguir siendo útiles para la correcta movilidad del paciente.

Normalmente, con la realización de radiografías ya se puede determinar lo anterior. Concretamente se hacen las siguientes pruebas: radiografía de cadera antero posterior, radiografía axial o en ángulo y radiografía lateral. Más allá de este paso, también es necesario, en algunos pacientes, realizar una tomografía computerizada o una resonancia magnética que determinen exactamente el tipo de lesión presente.

Tipos de prótesis existentes

Hay muchas prótesis diferentes que se pueden utilizar en el reemplazo de cadera o artroplastia dado que depende de la zona en la que se realice, el tamaño, el anclaje, etc. La elección ideal la escogerá el médico o cirujano con la aprobación del paciente.

Básicamente, la principal clasificación se basa en diferenciar las intervenciones en las que se reemplazan todos los componentes de la cadera y aquellas en las que sólo se reemplazan ciertas estructuras. Concretamente, la prótesis total reemplaza el cotilo pelviano y cóndilo del fémur con el vástago y la prótesis parcial de cadera únicamente  el cóndilo femoral con el vástago.

Por otra parte, es cierto que se puede hacer una clasificación según el tamaño de los componentes que se vayan a utilizar. Esto se refiere al hecho de que en las intervenciones convencionales de prótesis de cadera las medidas de las partes de la prótesis son normales, mientras que en la prótesis de vástago corto dicha zona es más corta de lo habitual para disminuir la presión en el fémur. Cuando el vástago es muy pequeño se realiza una intervención de prótesis de cadera de superficie. La utilización de una u otra cirugía dependerá de la edad, la salud o el estado del fémur del paciente.

También es posible clasificar las intervenciones según el tipo de anclaje en la prótesis: prótesis cementadas, no cementadas e híbridas. La diferencia entre ellas depende de la utilización o no de una mezcla de cemento especial que haga de pegamento entre las partes óseas. En el caso de las híbridas, el cóndilo del fémur  y su vástago se adhieren al hueso con cemento, pero no el cotilo pelviano. La prótesis cementada es la más común actualmente, pero en muchos casos también es posible que el cirujano aconseje la no cementada.

 

 

Además de todo lo anterior, la operación de reemplazo puede realizarse tanto de estructura ósea a prótesis, como de prótesis a una nueva prótesis, es decir, para la sustitución de esa pieza ya desgastada por el paso del tiempo.

A pesar de las numerosas clasificaciones mostradas, los tipos de cirugías que más puedes haber escuchado es la intervención de prótesis de cadera total o parcial.

La elección del médico se basará, en general, en aquella que mejore la calidad de vida del afectado en mayor medida. Añadido a ello, la prótesis de titanio es una de las variedades en sus componentes o materiales que más está despuntando en las clínicas especialistas en estas intervenciones. Por ello, aquí encontrarás más información en apartados específicos de cada una de ellas.

Fuentes: 

https://www.researchgate.net/profile/Jose_Sueiro-Fernandez/publication/309728318_Actualizacion_en_artroplastia_total_de_cadera/links/5822050608ae538586a016cd.pdf

http://e-spacio.uned.es/fez/view/bibliuned:iberoingmecanica-2011-vol15-n2-08

¿Te interesa? Contacta con nosotros:

contacto Más que salud
DMCA.com Protection Status
Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar