Depresión: síntomas, factores de riesgo y tratamientos

El 3 de octubre se celebra el Día Europeo de la Depresión (DED), un trastorno del estado de ánimo que afecta anualmente a más de 300 millones de personas en el mundo (4,4 % de la población mundial), según la Organización Mundial de la Salud.

La depresión supone cambios  importantes en la manera de pensar, sentir y comportarse. Se manifiesta a través de síntomas psíquicos (desinterés, tristeza…) y somáticos (pérdida de apetito, alteraciones del sueño, etc).

A la hora de realizar un diagnóstico se deben descartar episodios de tristeza pasajera o frustración, por ejemplo: situaciones de duelo, divorcios, separaciones, etc. Aunque si esto se prolonga más de seis meses, incapacitando a la persona, puede desembocar en depresión. 

Según datos de la OMS en 2020 la depresión será la principal causa de discapacidad a nivel mundial, sólo superada por las patologías cardiovasculares.

Síntomas de la depresión

Hay que tener en cuenta que no todas las personas experimentan todos los síntomas.

Síntomas:

-Irritabilidad

-Frustración

Desmotivación o falta de interés para afrontar las actividades diarias (trabajo, escuela, etc.)

-Insomnio o dificultad para dormir

-Problemas digestivos

-Aumento o disminución brusca del apetito

-Estrés, cansancio y sentimientos autodestructivos

-Sensaciones de soledad y desesperanza

-Pensamientos suicidas

En casos extremos la depresión puede llevar al suicidio. Cada año se suicidan cerca de 800. 000 personas en el mundo, siendo el suicidio la segunda causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años. Recordemos que en España es la primera causa de muerte no natural, con más de 3.600 personas fallecidas anualmente. (Teléfono de la esperanza: 717 003 717 y teléfono contra el suicidio: 910 380 600 )

Factores de riesgo

La depresión es un trastorno frecuente que puede afectar a cualquiera, incluso a aquellas personas que tienen en apariencia una vida relativamente «perfecta».

Existen varios factores relacionados con la depresión:

-Genética: Tener antecedentes familiares.

-Personalidad: Personas con baja autoestima, pesimistas o que han sufrido grandes cambios (traumas) en su vida tienen más probabilidades de experimentar depresión.

-Factores ambientales: La exposición continua a la violencia, la soledad, el abuso o la pobreza.

La depresión, especialmente en adultos, puede coincidir con otras patologías graves: cáncer, diabetes, enfermedades cardíacas o Parkinson. En ocasiones, los medicamentos que se toman para estas patologías pueden causar efectos secundarios que contribuyen a la depresión.

Tratamientos

Para conseguir una mejoría significativa puede necesitarse de 4 a 6 semanas de tratamiento, aunque la duración dependerá de si es la primera vez que se padece un episodio o si ya ha habido otros previamente.

Existen diferentes tipos de tratamientos:

-Psicológicos: Entre ellos se encuentran los tratamientos psicológicos cara a cara, individuales o en grupo.

-Medicamentos antidepresivos: No deben ser la primera elección en casos leves.

Consejos

Ten en cuenta las siguientes recomendaciones para favorecer la mejora de tu estado de ánimo:

-Quiérete con tus defectos y virtudes

-Si tienes problemas de cualquier tipo busca ayuda y ten paciencia

-Sé positivo

-Si logras algún objetivo felicítate

-No te exijas al máximo

-Duerme adecuadamente

-Mantén una alimentación equilibrada

-Realiza ejercicio o actividades que te resulten placenteras

-Evita el alcohol y drogas

-No tengas miedo a fracasar

-Disfruta de las pequeñas cosas

-Planifica tus actividades

-No te compares constantemente

-Ten esperanza

-Pasa tiempo con familiares y seres queridos

La depresión puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es de larga duración e intensidad moderada a grave, causando un gran sufrimiento a la persona que la padece y a los de su alrededor. Si crees que puedes padecer este problema consulta a un profesional y sigue sus recomendaciones.

Si te ha resultado útil no olvides compartir. ¡Descarga las siguientes diapositivas y comparte salud! 😉

Fuentes:

-National Institute of Mental Health

-Fundación ANAED

-Asociación Americana de Psiquiatría

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar