Día Mundial del Corazón: factores de riesgo y prevención

Cada 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón, un día que tiene como objetivo concienciar a la población acerca de la importancia de mejorar nuestros hábitos de vida. ¿Sabías que las patologías del corazón son la primera causa de muerte a nivel mundial?

Según datos de la Federación Mundial del Corazón, cada año mueren 17 millones de personas a causa de esta patología. Una cifra que, de continuar con el estilo de vida actual, se estima que podría alcanzar los 23 millones de fallecimientos anuales en 2030.

En nuestro país son las responsables del 29,2% de los fallecimientos, por delante de las enfermedades respiratorias y del cáncer.

Mantener hábitos de salud adecuados son clave para que las enfermedades del corazón dejen de ser la primera causa de mortalidad en el mundo. De hecho, se podrían prevenir hasta el 80% de los casos.

Por esta razón, te damos las claves para prevenir las enfermedades cardiovasculares y cuidar de nuestro corazón.

Factores de riesgo según la Fundación Española del Corazón:

-Hipertensión: Si una persona es hipertensa, vigilar su presión arterial es fundamental. Esta no debe superar las cifras recomendadas (130/80 mmHg). Además, es importante controlarla también de modo personal: si somos hipertensos debemos tener un tensiómetro en casa porque seguramente el profesional sanitario nos pedirá que nos tomemos la tensión a distintas horas del día

-Colesterol:El colesterol  es uno de los factores de riesgo más importantes ya que, si sus niveles se elevan pueden producir hipercolesterolemia. Su diagnóstico sólo puede hacerse mediante un análisis de sangre que determine los niveles de colesterol y también de los triglicéridos.

-Frecuencia cardíaca: Algunos estudios realizados en poblaciones sanas, así como en pacientes hipertensos o con insuficiencia cardíaca, demuestran una asociación entre la frecuencia cardíaca y el riesgo de muerte. Según esto, cuanto mayor es la frecuencia cardíaca, menor es la expectativa de vida.

-Diabetes: el buen control de los niveles de glucosa (azúcar) en sangre puede reducir su riesgo cardiovascular.

El tabaco y el alcohol hace que nuestro corazón trabaje más

-Tabaco y alcohol: Lo ideal es tomar alcohol de forma moderada, así como eliminar por completo el tabaco, ya que éste eleva la frecuencia cardíaca, endurece las grandes arterias y puede causar irregularidades del ritmo cardíaco. Todos estos factores hacen que nuestro corazón trabaje más.

-Sedentarismo: El ejercicio quema calorías para mantener un peso saludable, ayuda a controlar los niveles de colesterol y la diabetes, y posiblemente disminuya la presión arterial. Además, el ejercicio también fortalece el músculo cardíaco y hace más flexibles las arterias. Las expectativas de vida en personas activas son superiores.

El aceite de oliva puede disminuir las enfermedades del corazón

-Mala alimentación: La dieta más beneficiosa a nivel cardiovascular es la Dieta Mediterránea. Estudios importantes como el PrediMEd han demostrado que una dieta rica en aceite de oliva puede disminuir la mortalidad y la enfermedad cardiovascular.

-Sobrepeso y Obesidad: El exceso de peso puede elevar el colesterol y causar presión arterial alta y diabetes. Además favorece la aparición de gota.

-Estrés y ansiedad: Las situaciones estresantes aumentan la frecuencia cardíaca y la presión arterial, aumentando la necesidad de oxígeno del corazón.

-Enfermedad periodontal: Algunas enfermedades periodontales (o de las encías), como la periodontitis, aumentan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares,

Además de vigilar los factores de riesgo seguir un estilo de vida sano es fundamental, te contamos cómo conseguirlo.

8 recomendaciones para cuidar tu corazón

1. Elabora menús variados y equilibrados: frutas, verduras, hortalizas, pescado, aceite de oliva, carnes magras, cereales. Recuerda: sal y azúcar cuánto menos mejor.

2. Controla tu peso. Mide tu Índice de Masa Corporal (IMC). La fórmula es sencilla: divide tu peso en kilos entre tu altura en metros elevada al cuadrado. Si el resultado es mayor de 25 kg/m² se considera sobrepeso. Por encima de 30 kg/m² es obesidad. ¡Si tienes dudas visita a tu médico! Además, recuerda que la grasa del abdomen es peligrosa para tu corazón. Mide tu perímetro a nivel del ombligo. En las mujeres debe estar por debajo de 88 cm y en los hombres por debajo de 102 cm.

3. No fumes, y si lo haces, ¡déjalo! Multiplica el riesgo de sufrir ataques cardiacos o cerebrales. Consulta a tu médico si necesitas ayuda.

4. Evita el alcohol, ¡reduce a ingesta al máximo!

5. Ejercita tu cuerpo 30 minutos al día, ¡fuera excusas!

6. Duerme entre 7 y 8 horas al día, descansar es fundamental.

7. Evitar el estrés y la ansiedad, ¡relájate!

8. A partir de los 40 acude al médico para que realice controles periódicos de glucosa, LDL colesterol y tensión arterial.

Recuerda, pequeños cambios en tu día a día pueden reducir los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares. Cuida tu alimentación y mantente físicamente activo. ¡Te sentirás mejor!

No juegues con tu salud y cuida  de tu corazón.

En Más Que Salud hemos elaborado las siguientes diapositivas para puedas compartir las recomendaciones más fácilmente. Sólo tienes que hacer click sobre la imagen,¡descárgalas y comparte salud! 😉

Fuentes:

Federación Mundial del Corazón

-Fundación Española del Corazón

-Texas Heart Institute

Comentarios
  • franciscoIgualmente

    Quisiera. Saber si la boca es mala no tener dientes

    29 septiembre, 2018
    • directora

      Hola Francisco,
      Gracias por su comentario.
      Si quiere preguntar algo concreto a los doctores envíe un e-mail a directora@masqsalud.com
      Saludos!

      30 septiembre, 2018
Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar