7 signos de fatiga que indican cuando uno está quemado

Los 7 signos de fatiga que indican cuando uno está quemado son claros. Si has decidido hacer clic en este artículo y has empezado a leerlo para determinar cuáles son las señales de agotamiento de las que hablamos, probablemente ya te hayas empezado a notar en cierta manera estresad@ en al menos un aspecto de tu vida.

A veces simplemente necesitamos darnos cuenta de que nos hemos estado esforzando demasiado, antes de poder realizar los cambios necesarios para salir de la situación en la que nos encontramos.

Todos hemos sentido estrés en un momento u otro en algún momento. Ya sea una persona que trabaja duramente 15 horas al día, un estudiante, o unos padres hasta arriba de tareas, todos podemos reconocer que el estrés puede afectar nuestro día a día de manera negativa. De acuerdo con HelpGuide.org, cuando sufrimos periodos prolongados de estrés es cuando llegamos a un punto de agotamiento total. El agotamiento puede caracterizarse como un estado de agotamiento emocional, mental y físico.

Si esos niveles de estrés y cansancio se prolongan demasiado en el tiempo, podría estar afectando tanto a nuestra vida laboral como la personal, además de a quienes nos rodean. Llegar a un punto en el que ya hemos sobrepasado un nivel límite, puede llevar a todo tipo de consecuencias negativas, no solo en nuestras vidas, si no en nuestros cuerpos. El estrés no es bueno para nosotros, pero el estrés crónico es aún peor.

Presta atención a los siete signos que se mencionan a continuación. De esta forma podremos autoevaluarnos y decidir si realmente hemos llegado a ese límite.

En este caso será necesario realizar algunos cambios para mejorar tu situación y reducir tu nivel de estrés.

7 signos de fatiga que indican cuando uno está quemado

1. Sientes que tu memoria te falla

Si has notado que tu cerebro no coopera como de costumbre cuando se trata de recordar información, esto es un indicio de que estás agotado. La Doctora Anne Marie Albano, directora de la Clínica de la Universidad de Columbia experta en Ansiedad y Trastornos Relacionados, habló en el conocido programa de Ophra y señaló: «A menudo vemos pacientes que están sanos pero extremadamente fatigados que nos dicen que están empezando a olvidar cosas que debería recordar. Yo les hablo sobre la teoría de la estantería de la memoria: solo puedes poner cierta cantidad de información en la estantería al mismo tiempo, y cuando estás agotado, la estantería no sostiene los recuerdos como debería «.

  1. De repente estás desmotivado para hacer cualquier cosa

De acuerdo con la Red de Radiodifusión Cristiana, una señal clara de total agotamiento es carecer del sentido de la motivación para ejecutar cualquier tarea. Esto, a su vez, podría llevar a una falta general de productividad, ya sea en el ámbito profesional tanto personal.

  1. Te has vuelto extremadamente negativo

No solo puede ser que tus pensamientos se vuelvan más pesimistas, sino que también empieces a notar que tu estado de ánimo cambia, como si fuera un péndulo a lo largo del día. Este es uno de los signos menos conocidos del agotamiento. El agotamiento puede causar desgaste emocional y la pérdida de un sentimiento de realización personal. Esto puede conducir a la despersonalización, la alienación , y la depresión.

Discutir con frecuencia

  1. Tu pareja y tú estáis a menudo en desacuerdo

Esos cambios de humor que acabamos de comentar, probable no solo te afecten a ti, sino también a los que te rodean. De acuerdo con Forbes, cuando estamos cansados también nos sentimos más irritables, esto  tiende a tener un impacto considerable en nuestras relaciones interpersonales, por lo que puedes encontrarte teniendo muchas más discusiones de lo habitual. Por otro lado, cuando se trata de agotamiento total, según Forbes, en lugar de discutir con mayor frecuencia, tendemos a retiramos de una discusión. Es decir, puedes estar presente físicamente, pero desconectamos de la otra persona.

  1. Tu jefe se ha dado cuenta de que tu rendimiento está aflojando

Es francamente horrible cuando te pasas el día matándote en el trabajo y en casa y sentir que estás fallando en todo. ¿Por qué está aflojando tu rendimiento? Probablemente estés cansadísimo y tu memoria ya no da para más, lo más seguro es que no consigas concentrarte ni acordarte de nada y sientas que todo se te escapa. Según David Ballard, de la Asociación Estadounidense de Psicología (American Psychological Association), esa disminución en la capacidad de concentración ocurre porque el cerebro humano está diseñado de tal manera que solo puede gestionar breves estallidos de estrés. Ballard le dijo a Forbes: «Cuando el estrés se vuelve crónico, tenemos dificultades para prestar atención y tomar decisiones».

Sedentarismo

  1. No te cuidas a ti mismo

Para ayudar a sobrellevar esta situación algunas personas tienden a seguir unos hábitos poco saludables. Entre ellos: beber o fumar en exceso, ser demasiado sedentarios, comer poco o abusar de la comida basura, o no dormir lo necesario. La automedicación es otro problema, como depender de pastillas para dormir, beber alcohol al final del día para eliminar el estrés o incluso tomar más café para reunir la energía necesaria para trabajar en la mañana.

  1. Estás experimentando un aumento de problemas de salud

Según Huffington Post, el exceso de trabajo y la sobrecarga nos pueden hacer más susceptibles a los problemas de salud. WebMD destaca que algunos de los principales problemas de salud relacionados con el estrés son las enfermedades del corazón, asma, obesidad, diabetes y depresión, entre otras.

Cuando todas las señales apuntan a que estás completamente agotado, puedes hacer cambios fácilmente si te lo propones.

Forbes sugiere aprovechar el tiempo que pasa fuera de su oficina (o fuera de casa, si trabaja allí) y participar en algo que te apasione, como las actividades físicas o el voluntariado.

Además, te recomiendan que busques tiempo para relajarte, apagar tu teléfono y el ordenador y desconectar del correo electrónico y las redes sociales.

Manuela Bonilla

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar