Qué limpiador facial usar según tu tipo de piel

Pastillas de jabón, limpiadores espumosos, aguas micelares, tónicos…,¡descubre el limpiador facial más adecuado para tu piel!

La función del limpiador facial en nuestra rutina de belleza diaria desempeña un papel muy importante, ¿quieres saber por qué? Una de las principales funciones de la piel consiste en actuar como barrera frente al mundo exterior. Esta función puede verse fácilmente alterada o dañada por sustancias químicas nocivas, como los contaminantes ambientales, el daño solar acumulado o incluso productos que se aplican deliberadamente sobre la piel por sus efectos antienvejecimiento, como los retinoides.

El uso de un limpiador facial no solo eliminará toda la suciedad con la que entramos en contacto mientras realizamos nuestras actividades cotidianas, de casa al trabajo al gimnasio y al bar. También elimina los microorganismos con los que compartimos nuestro mundo y puede mejorar la función de barrera de la piel. Esto permitirá que el brillo natural de tu piel tenga la posibilidad de resplandecer de verdad.

Qué limpiador facial usar según tu tipo de piel

Pastillas de jabón

Las pastillas de jabón pueden ser agresivas para la piel delicada de la cara y tienen la capacidad de afectar a la función normal de la piel. Pueden eliminar las grasas o los lípidos de la capa superficial, cosa que afecta a la barrera de la piel. Si la barrera se ve comprometida, la pérdida de agua a través de la piel se acelera, lo que conlleva sequedad. En la mayoría de los casos, lo mejor es evitar las pastillas de jabón para la limpieza facial. Las personas con piel grasa no tendrán ningún problema si las utilizan de vez en cuando, pero ¡probablemente no deberían acostumbrarse!

Limpiadores espumosos y no espumosos

Los limpiadores espumosos van bien para las pieles grasas o propensas a las imperfecciones. El producto se mezcla con agua y, al mojarse, forma espuma. Los limpiadores no espumosos son una opción más suave y no forman espuma al mezclarse con agua. Son eficaces para las pieles secas o sensibles. Su principal inconveniente es que pueden dejar residuos y, debido a esto, mucha gente cree que la piel no queda completamente limpia.

Leches limpiadoras y tónicos

Las leches limpiadoras y los tónicos se utilizan para limpiar la piel con un disco de algodón en vez de agua. Las leches limpiadoras disuelven el sebo y la suciedad, y son adecuadas para la piel seca. Pueden dejar agentes hidratantes en la piel que mejoran los síntomas de sequedad. Los tónicos gozan de gran popularidad desde hace años y a menudo se utilizan para limpiar la piel y reducir el tamaño visible de los poros. Suelen elaborarse a base alcohol y pueden utilizarse en piel grasa o propensa al acné. Generalmente, se emplean después de la limpieza de la piel más que como un cosmético independiente. El contenido de alcohol a veces produce sequedad e irritación, de manera que deben utilizarse con prudencia.

Aguas micelares

Las aguas micelares ya llevan un tiempo en el circuito de la limpieza de la piel. Utilizan diminutas micelas (bolitas de moléculas de aceite limpiador) suspendidas en agua para extraer las impurezas de la piel. Pueden ser útiles para todos los tipos de piel, pero mi opinión es que son especialmente interesantes como opción cuando no se dispone de agua. Utilizarlas como limpiador principal después de eliminar el maquillaje y el protector solar al final del día requiere mucho tiempo y gran cantidad de producto. No obstante, las aguas micelares pueden ser útiles para una segunda limpieza que elimine cualquier exceso de suciedad, una vez realizada la limpieza facial principal con otro cosmético.

Aceites faciales

Los aceites faciales han adquirido mucha notoriedad en los últimos años. Se promocionan como productos que van bien para todos los tipos de piel, incluida la piel grasa. La teoría dice que “las sustancias similares se disuelven entre sí” y que, por lo tanto, el aceite disolverá el sebo. He visto poca evidencia científica que avale la afirmación de que el aceite facial es bueno para las que tenemos propensión a los granos, y mi consejo es que evites estos productos a menos que tengas piel seca o muy seca. Los aceites en la piel pueden estimular la formación de espinillas, que dan lugar a granos».

Fuente: La biblia del cuidado de la piel, de la doctora Anjali Mahto.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar