Piscina: 6 consejos para una adecuada higiene ocular

Con la llegada del buen tiempo tanto la piscina como la playa cobran mayor protagonismo. Por esta razón es necesario seguir una serie de recomendaciones básicas para mantener una adecuada higiene ocular.

¿Sabes qué sucedería si nos sumergiéramos en una piscina tratada con cloro? Nuestro cuerpo absorbería más productos antisépticos que los que pudiéramos tomar bebiendo agua del grifo a lo largo de una semana. Precisamente por esto necesitamos tomar  precauciones y proteger nuestro cuerpo de agresiones externas, principalmente los ojos, una de las parte más delicadas y vulnerables.

¡Evita las infecciones!

Como decíamos cuidar nuestra higiene ocular es la clave para disfrutar de buenos momentos en el agua. El Dr. Carlos Laria, Director Nacional de la Unidad de Oftalmología Pediátrica y Estrabismos de Clínica Baviera Alicante, nos ofrece estos sencillos consejos para que nuestros ojos no sufran en la piscina. Mantén una óptima higiene ocular y ¡evita las molestias!

El Dr. Laria destaca dos factores a tener en cuenta en la piscina: Por un lado evitar el riesgo de que nuestros ojos se irriten por sustancias que se encuentren en el agua y por otro evitar que seamos nosotros mismos esa fuente contaminante.

Como todos sabemos para mantener una piscina en condiciones el agua tiene que contener cloro, el cual si bien es necesario para mantener el agua limpia de impurezas y sin riesgo de infecciones, al mismo tiempo es un agente irritante para nuestros ojos, piel y en general vías respiratorias. Por eso es importante que el agua haya sido debidamente tratada siguiendo controles adecuados para evitar los problemas que un tratamiento inadecuado nos pudiera causar, especialmente irritación ocular, picores, etc. También debemos considerar que a veces sobretodo en recintos cerrados esta irritación por los productos antisépticos se acrecienta en el ambiente, lo cual hace que el aire del recinto deba disponer de mecanismos de renovación con cierta frecuencia, o al menos que ventilemos con cierta periodicidad el aire ambiente.

6  consejos para una adecuada higiene ocular

  • Gafas de buceo: las gafas de buceo pueden ser de gran utilidad para evitar cualquier irritación en nuestros ojos, causadas por las impurezas que pueda llevar el agua y/o el aire.
  • Ducha: es importante no ser nosotros los causantes de la irritación o contagio en el agua, para ello siempre antes de entrar en la piscina deberemos realizar una ducha previa, pues así evitaremos añadir al agua restos de suciedad depositada en la piel o en la cabeza, cremas o sustancias de cosmética, etc. Pues esto son factores añadidos que se disuelven en el agua y pueden afectar al resto de personas, incluidos nosotros mismos.
  • Gorro: el gorro de baño disminuirá el riesgo de diluir en el agua productos de higiene personal cosmética como colonias, champús o jabones para el pelo, etc.
  • Servicios: una medida higiénica básica es enseñar a los niños que deben hacer uso de los servicios de la piscinas antes de bañarse, para evitar que la orina se mezcle con el agua, otro potencial irritante para nuestros ojos.
  • Enfermedades: si padecemos una enfermedad potencialmente contagiosa lo mejor es evitar hacer uso de piscinas hasta que el problema no esté resuelto, así evitaremos los riesgos de contagio.
  • Gotas: Debemos tener en cuenta que a pesar de todos los cuidados y tratamientos del agua, existen bacterias que no son eliminadas por el cloro, por lo que tendremos que ayudarnos de medidas de protección adicional y para ello nada mejor que acostumbrarnos a darnos una ducha tras acabar el baño e igualmente a lavar nuestros ojos mediante la instilación de unas gotas de lágrimas artificiales o suero, con lo cual ayudaremos a eliminar los posibles irritantes o agentes bacterianos y víricos que queden sobre la superficie de nuestra piel y de nuestros ojos.

En resumen, si acudimos a piscinas donde tengamos constancia que el agua ha sido debidamente tratada y se cuida el entorno, seguimos unas medidas higiénicas básicas en sociedad, tenemos precaución de ducharnos antes y después del baño y empleamos medidas de protección como gorros y gafas de buceo y además utilizamos las lágrimas artificiales tras el baño, seguro que podremos disfrutar de nuestras piscinas sin riesgos añadidos y pasar un buen invierno.

¡No más ojos rojos! Tru-c-onsejo:

Si las gotas de lágrimas artificiales o suero están frías (puedes conservarlas en el frigorífico de casa), tendremos un efecto descongestivo añadido que eliminará de forma natural esa molesta rojez de los ojos que en ocasiones  se produce a pesar de los cuidados anteriormente mencionados.

¡Utilizar la piscina manteniendo una óptima higiene ocular y evita que la salud de tus ojos se resienta!

Dr. Carlos Laria Ochaita

Director Nacional Unidad de Oftalmología Pediátrica y Estrabismos

Clínica Baviera Alicante

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar