¿Migraña o dolor de cabeza?

La migraña y el dolor de cabeza son dos cosas diferentes. Mientras que la cefalea es una de las molestias más comunes del ser humano, la migraña se trata de una enfermedad neurológica que puede afectar significativamente la vida de las personas.

Por otra parte, el dolor de las cefaleas aparece y desaparece a su antojo. Las causas de éste dolor se desconocen, a pesar de producirse como consecuencia de la dilatación de las arterias ubicadas en el cráneo.

Si hablamos de migrañas, el dolor que provoca esta enfermedad suele ser de moderado a severo (normalmente afecta a un lado de la cabeza, aunque en ocasiones afecta a ambos). El dolor empieza de forma repentina y puede estar precedido o acompañado de síntomas visuales, neurológicos o gastrointestinales. Además, la gente con migraña es más propensa a tener ansiedad y depresión

Aunque la migraña puede iniciarse a cualquier edad ,generalmente empieza en personas de entre 10 y 30 años de edad. A veces desaparece después de los 50. Si se tiene en cuenta que más del 50% de las personas con migraña tienen familiares que también la padecen, es de suponer que la tendencia puede estar transmitida genéticamente.

En España, la prevalencia de la migraña es de un 12,8% según el estudio PALM, sin embargo, se estima que sólo un 2,4% de los adultos sufren de migraña crónica. Es importante destacar que la prevalencia de la migraña crónica es entre 2,5 y 6,5 veces mayor en mujeres (1,7%- 4,0%) que en hombres (0,6%-0,7%)3.

Tipos de migraña, ¿Cuál es la tuya?

  • Migraña episódica: produce menos de 15 días de cefaleas por mes, algunos de los cuales son de migraña.
  • Migraña crónica: provoca dolores de cabeza durante 15 días o más al mes, durante al menos 3 meses.

Síntomas de la migraña

Es habitual que estos síntomas desaparezcan poco antes de iniciarse la cefalea,  pero a veces se mezclan con el dolor.

  • Distorsión de la visión (centelleos, puntos negros en la visión,etc) Algunas personas pierden la visión en un área específica o perciben luces dispersas o centelleantes; con menos frecuencia sufren una distorsión de las imágenes, como por ejemplo, cuando los objetos parecen más pequeños o más grandes de lo que en realidad son.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Sensibilidad al ruido.
  • Sensibilidad a los olores.
  • Náuseas y vómitos.
  • Calambres, pinchazos, debilidad en brazos o piernas y hormigueo.

Causas de la migraña

Las causas exactas de las migrañas se desconocen, aunque se han estudiado varias teorías. Actualmente se cree que la migraña es un trastorno constitucional con base genética. Las causas desencadenantes son difíciles de identificar y diferentes en cada persona, pero las más frecuentes son:

  • Herencia:  En  algunas formas especiales de migraña ya se ha identificado el gen que la transmite situado en el cromosoma 9.
  • Edad: En la infancia la migraña se presenta por igual en niños y niñas. A partir de la pubertad y debido a los cambios hormonales, se dispara la incidencia de migraña en las mujeres.
  • Estrés y ansiedad: Es necesario aprender a relajarse, buscar alguna distracción en momentos estresantes.
  • Hormonas: Lo más frecuente es padecer una o dos crisis al mes, fundamentalmente en la época de primavera y otoño, y éstas pueden llegar a durar de 4 a 72 horas. Además del intenso dolor de cabeza estas dolencias van acompañadas de otros síntomas y en menor medida pueden provocar irritabilidad, vértigos y mareos. La migraña suele empeorar con la ovulación y la menstruación, así como con la toma de anticonceptivos orales. El embarazo, sin embargo, suele mejorar transitoriamente la migraña y muchas mujeres mejoran extraordinariamente cdurante la menopausia.
  • Alcohol y alimentación: Algunos alimentos y bebidas pueden desencadenar ataques de migraña. Por ejemplo, el alcohol, especialmente el vino tinto; las comidas con glutamato monosódico MSG; productos que contienen tiramina; o las carnes en conserva con nitratos.
  • Sueño: la falta o exceso de sueño también puede ser un desencadenante.
  • Entorno: El tiempo o los cambios de temperatura, las luces deslumbrantes o las fluorescentes, las pantallas de ordenador, los fuertes olores y las elevadas altitudes.

Tratamiento de la migraña

Es necesario crear un tratamiento personalizado atendiendo a las necesidades individuales de cada uno. La medicación intensa es empleada para tratar cefaleas determinadas y deben usarse rápidamente en la fase inicial. En ocasiones también son efectivas para la reducción de otros síntomas del ataque, como las náuseas, los vómitos o la sensibilidad al ruido o la luz. Las terapias preventivas son empleadas de forma diaria para prevenir los ataques o reducir su frecuencia y severidad.

Existen tres tipos de terapias:

-Las farmacológicas: El médico puede recetar diferentes medicamentos contra el dolor de cabeza y otras molestias como las náuseas.Los analgésicos clásicos contra las cefaleas pueden ser una buena herramienta. Por otra parte están los medicamentos «profilácticos», que actúan de forma preventiva contra las cefaleas y la migraña. Se toman regularmente en forma de comprimidos o en forma de una inyección administrada por el médico.

Por último, los medicamentos de rescate se aplican cuando la medicación intensa falla. Generalmente pueden administrase en casa, aunque algunas terapias más agresivas que requieren inyecciones intramusculares o intravenosas se dan en el consultorio médico o en el servicio de urgencias. Este tratamiento puede causar somnolencia, lo que resulta adecuado para aliviar el dolor, aunque algunos pacientes se quejan porque les impide continuar con sus actividades cotidianas.

-Las no farmacológicas: identificar y evitar los desencadenantes de la migraña es un ejemplo de tratamiento sin medicamentos. Puedes emplear un diario de migrañas para hacer un seguimiento de tus síntomas e identificar tus desencadenantes.

-Las terapias alternativas: acupuntura, técnicas de relajación, preparados naturales, bolsas de frío y estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (esta terapia de retroalimentación eléctrica monitoriza las sensaciones del cuerpo, desde la temperatura hasta la tensión muscular).

Recomendaciones

Como hemos dicho anteriormente escribir un diario es una buena manera de conocer mejor de qué forma nos afectan las migrañas. En él han de aparecer los siguientes datos:

  • La fecha y el momento en el que comienza cada cefalea y su duración
  • Cualquier otro signo de migraña, tales como náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz, sonido u olores; o aura.
  • Cualquier causa que pueda desencadenar un ataque.
  • En las mujeres el día de comienzo del periodo menstrual.

Con  esta información un médico podrá identificar el patrón de los dolores de cabeza y ajustar el tratamiento.

Además es recomendable llevar encima una dosis de los fármacos prescritos y tomarlos según las indicaciones del especialista. Hay qué tener en cuenta que algunos fármacos hay que dejar de consumirlos gradualmente para evitar efectos secundarios no deseados.

Y recuerda, la migraña crónica no sólo te afecta a ti , sino también a todas aquellas personas que te rodean. No ocultes tu situación y trata tu migraña.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar