Muerte súbita del lactante, ¡dormir boca arriba, jugar boca abajo!

El síndrome de la muerte súbita del lactante o SMSL es la muerte repentina e inesperada de un niño entre un mes y un año de edad.La mayoría de los casos tiene más probabilidades de ocurrir entre el segundo y el cuarto mes, luego el riesgo comienza a disminuir. Además la muerte súbita del lactante se presenta mayormente durante el invierno.

Actualmente y desde hace ya más de 10 años, la recomendación oficial para prevenir la “Muerte súbita del lactante” es dormir boca arriba. Desde que se universalizó esta medida la incidencia de muertes entre los 0 y los 6 meses ha disminuido de forma importante, sin embargo también ha limitado el tiempo que el niño pasa en otras posiciones.

Hoy en día la mayoría de los bebés pasan la mayor parte del día boca arriba, aunque no estén durmiendo. Esto ha tenido como consecuencia un aumento de los casos de plagiocefalia (deformidad de la cabeza) y tortícolis además de retraso de las adquisiciones de su desarrollo motor.Por ello debemos aprovechar los momentos en los que esté despierto: Coloca a tu bebé boca abajo para jugar.

Aunque los pediatras insistimos mucho en esta medida en las revisiones de salud, a muchos padres les parece que no es una actividad necesaria e importante. Jugar libremente boca abajo y en otras posiciones favorece la aparición de patrones motores como el volteo (darse la vuelta por sí mismo), el arrastre o el gateo. A los niños se les coloca con frecuencia boca arriba, sentado, pero, ¿por qué nos cuenta tanto poner a nuestros niños boca abajo? La mayor parte de las veces porque muchos niños lloran, están incómodos cuando les colocamos en esta posición y los padres desisten por miedo. Piensan que no lo hacen bien o que es muy cansado para el niño.

Además existen muchos juguetes y herramientas en el mercado que favorecen el juego sentado y tumbado boca arriba como son las hamacas, sillas y mantas con arcos de juego; incluso existen dispositivos que conllevan a una verticalización precoz, como los famosos “taca-taca” o saltadores. Estas herramientas no permiten realizar movimientos libremente. Los pediatras desaconsejamos tanto taca-tacas como saltadores ya que no solo limitan la movilidad libre de los niños sino que aumentan considerablemente el riesgo de accidentes. Si se utilizan, deben usarse durante un tiempo limitado, bajo vigilancia de los padres y siempre combinándolos con un juego libre en posición horizontal, sobre todo boca abajo.

Pero, ¿cómo puedo jugar con mi bebé boca abajo sin que llore?

Desde el nacimiento hasta los 3 meses:En esta primera etapa de su vida los niños han de aprender a levantar la cabeza, para ello pon a tu bebé sobre tu pecho abrazando su cuerpo con tus manos, mientras lo animas a que levante la cabecita. Así tu bebé desarrollará mejor el control de la cabeza y fortalecerá la espalda, los hombros, los brazos y la nuca.

También podemos colocar una toalla enrollada debajo de su pecho dejando las manitas en contacto con el suelo. Le enseñaremos objetos atrayentes como sonajeros, espejos, luces y, por supuesto, el rostro y la voz de los propios padres. Al final de esta etapa el niño debe poder levantar la cabeza, apoyándose en los antebrazos. Hay que tener en cuenta que el tiempo de permanencia en esta posición en los primeros días es tan sólo de unos segundos; luego va aumentando de forma progresiva. Es necesario practicarlo varias veces al día.

Desde los 3 hasta los 6 meses: En esta etapa los músculos del cuello, los de la espalda y los abdominales se hacen cada vez más fuertes y permiten al bebé pasar del apoyo sobre los antebrazos al apoyo sobre las manos, con los codos extendidos. Al principio debemos presentarle los objetos en el suelo, pero más alejados, para que intente alcanzarlos estirando sus brazos. A medida que el niño vaya adquiriendo más control y el enderezamiento sea mejor, le ofreceremos los objetos en el aire, para que intente alcanzarlos levantando un brazo y llevando todo su peso sobre la mano contraria. Este tipo de alcance prepara al bebé para darse la vuelta.

Desde los 6 meses a los 9 meses: Ahora ha desarrollado más fuerza tanto en la parte superior como en la parte inferior del cuerpo. Él mismo será capaz de darse la vuela. Juega con él haciendo el “avión», sujetándolo únicamente por las caderas o la cintura. Esto ayudará a tu bebé a desarrollar la fuerza en todo el cuerpo y lo prepara para gatear y explorar el mundo que le rodea. Y es al final de esta etapa cuando empiece a arrastrarse y a gatear; teniendo siempre presente que hay un 20% de niños que no gatean siendo estos absolutamente normales.

Dra. Lucía Galán 

Pediatra. Vithas Internacional Medimar

BIBLIOGRAFÍA
– Todo un mundo de sensaciones . Fodor, Elizabeth; García-Castellón, Mª Carmen; Móran, Montserrat. Pirámide, 1997.
– Cómo desarrollar las habilidades motoras . Desde el nacimiento hasta los 5 años. Losquadro Liddle, Tara . Ceac. Educación Infantil, 2005
Guía a dormir boca arriba a jugar boca abajo del Servicio Canario de Salud.
¿Por qué se debe jugar con los bebés boca abajo? Laura Galapero Real. Fisioterapeuta. Centro de Atención a la Discapacidad de Extremadura. Famiped.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar