perder peso sin dieta

Perder peso sin dieta

Perder peso sin dieta es posible, ¿el secreto? Incluir pequeños cambios en tu rutina diaria que te ayuden a mejorar tus hábitos, eso sí, ¡no tengas prisa! Recuerda que la clave reside en mantener estos nuevos hábitos en el tiempo. De esta forma conseguirás mantener un peso saludable sin esfuerzo.

Di no a las dietas restrictivas

Las dietas restrictivas tarde o temprano terminan fracasando, ya que tienen una menor adherencia a medio y largo plazo. Además, este tipo de dietas suelen ser bastante monótonas y poco tiempo después de empezarlas terminan por abandonarse. Ten en cuenta que suelen ser dietas baja en calorías, poco equilibradas y en muchos casos, incluso, peligrosas para la salud. ¿Lo peor de todo? Una vez finaliza el periodo de régimen en la mayoría de los casos se recupera el peso pérdido (efecto rebote), ya que no se ha aprendido a comer adecuadamente.

Perder peso sin dieta

Esta es la información que necesitarás conocer, según los nutricionistas de Nutritienda.com:, para perder peso eficazmente.

1. Conoce tus requerimientos energéticos. Una vez calculados (hay infinidad de webs y apps con herramientas para ello), hay que calcular el reparto de macronutrientes.

2. Basa el 80% de tus comidas en alimentación saludable y reserva el 20% restante para permitirte algún capricho. Sé flexible.

3. Para no fracasar mentalizate que para perder peso no debes sobrepasar ese 20%. Tu menú debe ser equilibrado y con alta calidad nutricional.

Una vez hecho esto, los expertos de Nutritienda.com recomiendan seguir estas diez pautas para perder peso manteniendo una alimentación sana y equilibrada.

10 principios básicos para perder peso sin dieta

1. Olvídate de la báscula

Uno de los temores más comunes cuando se empieza una dieta para adelgazar es el enfrentamiento con la báscula. No hay que obsesionarse, lo mejor es que te peses una vez cada dos semanas . Procura que siempre sea a la misma hora, con la misma ropa o sin ella, y en la misma báscula, ya que el peso puede variar. No obstante, el peso no es el mejor indicador de salud ya que un mismo peso puede mostrar cuerpos muy diferentes: uno sano y definido frente a uno aparentemente más delgado pero con una mala nutrición y con un mayor porcentaje de grasa corporal. Por lo que el número que marque la báscula no lo es todo.

2. Fíjate unas metas

Es fundamental proponerse unos objetivos reales y luchar por alcanzarlos. Siempre es más fácil conseguir algo si te fijas una meta, ¡confía en ti mismo!

3. Prepara tu comida

Si te preparas tu mismo la comida puedes controlar mejor las cantidades que comes y la forma de preparación. Siempre es mucho más saludable la comida casera que la elaborada industrialmente o en algunos restaurantes.

4. Apuesta por alimentos saciantes

Aliarse con alimentos saciantes ayudará a mantener los niveles de glucosa en sangre, controlando así los impulsos de vaciar la nevera. Si te haces amigo de los alimentos de digestión lenta como los cereales integrales, frutos secos, fruta con piel, salvado de avena, clara de huevo, semillas de lino, legumbres… y aumentas el consumo de grasas saludables, no solo mejorará el perfil de triglicéridos en sangre, se regulará el colesterol y aumentará el efecto cardioprotector, sino que también se acelerará la combustión de grasas al disminuir su acumulación y estimular la saciedad.

5. Salsas sí, pero caseras

Las salsas industriales están llenas de grasas y harán desaparecer los beneficios alcanzados. Se pueden elaborar salsas caseras con muchas menos calorías que las industriales.

6. Hidrátate adecuadamente

Beber líquidos es fundamental, tanto en verano como en invierno. Aunque no se sienta la necesidad de beber hay que intentar ingerir varios vasos de agua al día para depurar el cuerpo e hidratarse adecuadamente. La cantidad media necesaria para un adulto es de dos litros pero hay que escuchar las necesidades de tu propio cuerpo y darle el agua que necesita.

7. Ten siempre a mano snacks sanos

Es importante tener siempre a mano algo sano para picar: fruta, frutos secos, crudités de verduras… De esta forma evitarás recurrir a comida basura y “atacar el gusanillo”.

8. No te saltes ninguna comida

Es un mito eso de “si se salta una comida se adelgaza”, lo único que se consigue es comer más en la comida siguiente, ya que uno llega con más hambre. Hay que intentar hacer al menos cuatro comidas al día. Es bueno variar las cantidades y las calorías para que así el organismo rompa su rutina, nivele la ansiedad y se active el metabolismo de las grasas.

9. Di no a refrescos y bollería

Sustituye los refrescos azucarados y la bollería industrial por bebidas sin azúcar, infusiones, batidos de frutas, etc. Hay muchas alternativas, y también hay que intentar evitar las bebidas con gas. Y, por supuesto, moderar el consumo de alcohol.

10. Levántate y muévete

Ninguna de las pautas mencionadas anteriormente tendrán sentido y serán eficaces si uno no se mueve, y más ahora que por fin ya podemos hacer algo de ejercicio en la calle cada día. Si se quiere perder peso hay que mantenerse en movimiento, el entrenamiento ayuda a la combustión de las grasas, y hace que la dieta sea más eficaz. Actualmente es todavía complicado acudir a gimnasios como hacíamos antes de la pandemia, pero, hay muchas formas de moverse aunque no se tenga tiempo: evitar los ascensores y utilizar las escaleras, dar un pequeño paseo todos los días, hacer ejercicios de cinco minutos o caminar algo cada media hora en casa.

Esperamos que estos consejos para perder peso te resulten eficaces, ¡cuídate!

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar