Las 5 etapas de la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es un problema común. A los 55 años, más de un 30% de los hombres han padecido algún episodio de disfunción eréctil. Sin embargo, aproximadamente un 90% reconoce no haber buscado ni recibido tratamiento. Se calcula que tardan una media de dos años y medio en buscar ayuda profesional.

El Dr. Bartolomé Lloret, especialista en urología, distingue 5 etapas en la disfunción eréctil. Usando como ejemplo a “Pablo”, un hombre con problemas de erección, nos ayuda a comprender y afrontar este problema. 

5 etapas de la disfunción eréctil

 Primera Etapa: Afectación emocional

Me siento mayor, quizás me falta energía, pero la realidad es que evito tener demasiado contacto físico, por si tuviera que llegar un poco más lejos con mi pareja. Echo de menos sentirme como antes.

  Segunda etapa: Reconocimiento del problema

Me doy cuenta de que en ocasiones no puedo mantener la erección el tiempo suficiente para tener relaciones sexuales completas. A veces me cuesta iniciar la erección, otras veces la consigo, pero desaparece rápidamente. No sé que me curre, todavía soy joven, tengo 58 años.

 Tercera etapa: Comunicación

Pablo se da cuenta del problema y viene a la consulta de urología, aun así, no es capaz de comunicar su problema. Inicia la conversación con cualquier tema, pero sólo busca una excusa para contar el motivo real de su visita. Está esperando que nosotros, los médicos, le demos pie para hablar de aquello que realmente le preocupa.

Si supiera que más de un 40% de los pacientes que vienen han tenido en algún momento problemas de erección, quizás adoptaría una postura más natural. Pablo, sin embargo, no es un caso aislado. Se calcula que un 75% de los hombres se avergüenzan de sus problemas de erección.

 Cuarta etapa: La consulta

Después de la consulta, Pablo se da cuenta de la importancia de estudiar la causa de su disfunción. Existen muchas enfermedades que dan lugar a estos trastornos:

-Enfermedades vasculares.

-Alteraciones hormonales.

-Diabetes.

-Problemas de próstata o vejiga.

-Enfermedades neurológicas.

Establecer un buen diagnóstico es IMPRESCINDIBLE, tanto para indicar un tratamiento correcto como para descartar las enfermedades que hayan podido originar el problema.

 Quinta etapa: Soluciones

Podemos asegurar que hoy en día los problemas de erección están resueltos. En la mayoría de los pacientes, soluciones sencillas como los fármacos vaso activos, pueden resolver el problema. En otros casos los mecanismos de vacío, las inyecciones, las cremas intrauretrales son la solución. Si los casos son más complejos, la cirugía o el implante de prótesis peneana pueden ser necesarios.

Si su situación es similar a la de Pablo recuerde:

Más de 3.000.000 de españoles padecen o han padecido disfunción eréctil. Si la consulta al urólogo es por un cuadro de disfunción eréctil, pierda la vergüenza y comuníquelo claramente. Siguiendo estos consejos podrá resolver su problema y le hará un gran favor a su pareja.

Si necesita más información puede acceder a la web Centro de Salud para el Hombre.

Artículo publicado en el nº 45 de Más Que Salud, puedes leerlo en el siguiente enlace.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar