Disfunción eréctil y COVID causas de la impotencia

Disfunción eréctil y COVID: causas de la impotencia

La disfunción eréctil se entiende como la dificultad de lograr una erección o mantenerla rígida el tiempo suficiente para el coito. El Dr. Bartolomé Lloret, urólogo del Hospital Vithas Medimar, nos habla acerca de la disfunción eréctil y COVID: ¿Cómo ha afectado la pandemia a la salud sexual del hombre?

Disfunción eréctil y COVID

A pesar de que la impotencia es un problema común, el Dr. Lloret explica que «tras el confinamiento se han incrementado las consultas acerca de los trastornos de erección en hombres que no lo habían experimentado con anterioridad.»

Según el origen de la disfunción eréctil se puede clasificar en dos: orgánica y psicógena.

  • orgánica: si las alteraciones de la erección han sido provocadas por factores físicos.
  • psicógena: aquella cuyo origen son las alteraciones psicológicas.

Durante la pandemia se han producido cambios muy profundos que han afectado a nuestra vida, tanto en el ámbito social, como en el laboral , así como en el de pareja. Esto ha dado lugar a complejas situaciones personales que sin duda pueden afectar a la vida sexual.

La vida sedentaria, obligada por el confinamiento, el estrés, los cambios de humor, la depresión… pueden conllevar situaciones personales que nos inciten a un mayor consumo de alcohol, toma de fármacos, aumento de peso, etc. También que enfermedades como la hipertensión o diabetes, que teníamos controladas, se agraven.

10 situaciones que pueden alterar la erección

Llegar a conseguir una vida sexual completa y duradera, pasa por realizar un esfuerzo personal constante que nos permita mantener el equilibrio mente-cuerpo.

La relación sexual implica no solo estar físicamente preparado sino también emocionalmente dispuesto para conseguir activar los mecanismos físicos (neuro vasculares y hormonales) que den lugar a la erección.

Cuando se es joven, nuestro organismo no ha sufrido el desgaste que conlleva la edad, y las situaciones de estrés, ansiedad, obligaciones suelen ser mucho más llevaderas. Es por ello que las relaciones sexuales son más espontáneas, fáciles y duraderas.

A continuación, enumeraremos 10 causas frecuentes que pueden alterar la erección. Algunas de estas explican por qué se han incrementado las consultas durante la pandemia.

Disfunción eréctil y COVID: posibles causas de la impotencia

  • Depresión

La excitación sexual empieza en el cerebro. La depresión puede disminuir, incluso anular el deseo sexual, pudiendo llevar a una disfunción eréctil severa. Irónicamente muchos de los medicamentos que utilizamos para tratar la depresión pueden dificultar el conseguir que una erección sea eficaz. 

  • Alcohol

La ingesta continuada de alcohol, o bien un exceso del mismo, va a dar lugar no solo a trastornos en la eyaculación sino también a una falta de rigidez, de potencia, que conducirá, sin duda, a un fracaso en la relación sexual. A largo plazo provocará lesiones hepáticas, neurológicas, hormonales que serán irreversibles y que ya no podremos solucionar. 

  • Medicamentos

Son muchos los medicamentos que pueden alterar la erección: hipotensores, diuréticos, ansiolíticos, analgésicos, etc. Conviene recordar cuándo se iniciaron los problemas para mantener la erección y si estos ocurrieron al empezar a tomar algún medicamento.

– Estrés

Es muy difícil mantener la estabilidad adecuada para conseguir establecer una relación sexual placentera cuando uno está sobrecargado de responsabilidades en el trabajo o en casa. Combatir el estrés modificando el estilo de vida, la dieta, haciendo ejercicio regularmente, durmiendo las horas adecuadas no solo será un seguro de salud para el corazón, también lo será para la salud sexual.

  • Mal humor

El mal humor o la ira pueden hacer que la sangre fluya al rostro, pero no al sitio que se necesita cuando se quiere mantener una relación sexual satisfactoria.

  • Exceso de peso

El sobrepeso va a perjudicar la capacidad de mantener relaciones sexuales, no solo porque disminuye la autoestima y la confianza en uno mismo, sino porque altera los niveles hormonales (testosterona), imprescindibles para mantener la libido y la tensión muscular. También será causa de hipertensión, diabetes, fatiga, etc.

– Libido

Podemos definirla como las ganas que tiene la persona por relacionarse sexualmente con otra. Tener la libido baja no significa padecer una disfunción eréctil. Muchos varones son capaces de tener erecciones normales, pero no hay nada que les estimule a tenerlas.

La pérdida de la libido puede ser debida a factores físicos o psicológicos.

  • Mala salud

Padecer enfermedades como: diabetes, hipertensión, obesidad, arterioesclerosis, hipotiroidismo o párkinson, afectará la salud. Los nervios, músculos y vasos sanguíneos que participan necesariamente del mecanismo de la erección se verán afectados y no responderán adecuadamente. Es evidente que nadie busca la enfermedad, pero si podemos detectarla a tiempo conseguiremos disminuir los efectos negativos de esta.

  • Drogas

Cada vez más jóvenes vienen a la consulta con problemas de disfunción. Una de las causas más habituales es el consumo de drogas. No es un tópico que las drogas producen impotencia. Sustancias como la cocaína, el chocolate, las drogas de síntesis (pastillas), son probablemente la primera causa de trastornos en la esfera sexual del varón joven.

Ante cualquier indicio lo más recomendables es acudir a un especialista, ya que éste determinará las causas del problema.

Más información.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar