Cómo influye la bicicleta sobre la próstata y la disfunción eréctil

El 100% de los pacientes que asistimos en nuestra consulta de urología y que vienen por presentar algún problema prostático o de disfunción eréctil terminan por preguntarnos si existe alguna relación entre las enfermedades de la próstata, los trastornos de erección y la práctica del deporte de la bicicleta o simplemente el permanecer mucho tiempo sentado en nuestro puesto de trabajo sea este de oficina, coche o sillón.

¿Cómo debemos sentarnos?

La posición anatómica natural debería de ser con la espalda recta, en un ángulo de 90 grados con nuestros muslos. Esta posición permite apoyar nuestro peso sobre los glúteos, es decir disponemos de una almohadilla natural formada por los músculos y grasa de esta zona que protege el área perineal de traumatismos innecesarios.

Debemos saber que la región perineal es el área situada en la parte baja de la pelvis comprendida entre el ano y el pubis y por ella circulan los nervios que recogen la sensibilidad de esta zona incluyendo el área genital así como las arterias y las venas que aportan la sangre necesaria para el correcto funcionamiento de estos órganos.

Por otra parte, en el varón nos encontraremos la próstata, situada en el centro del periné. Una vez aclarado que es el periné es fácil darse cuenta de que una mala posición al sentarnos puede provocar una compresión de los nervios, arterias, venas y músculos de la zona así como de algunos órganos internos como es la próstata en el varón.

Hay que tener en cuenta que cuando montamos en bicicleta hay una presión directa sobre la zona perineal. Depende de cómo sea el sillín esta presión será más o menos intensa.

¿Agrava la bicicleta los problemas de próstata?

Los sillines que se utilizan más habitualmente suelen ser muy estrechos y terminan en punta por lo cual la presión que ejerce nuestro cuerpo al sentarnos en ellos se transmite directamente a la zona ya referida.

Gracias a los estudios realizados por el instituto nacional de seguridad y salud de los EEUU los hábitos han ido cambiando y cada vez son más los ciclistas que entienden que no es necesario utilizar este tipo de asiento y van sustituyéndolos por otros más ergonómicos y menos lesivos. El peso del cuerpo debe descargarse sobre los huesos de la pelvis, isquion, y no sobre el ano, uretra o pene.

La forma de sentarnos en la bicicleta y sobre todo el tiempo que estamos sobre ella serán factores determinantes para poder provocar algunos de los problemas que vamos a detallar a continuación.

1. Alteraciones en la sensibilidad perineal: la compresión de los nervios (pudendos) de esta zona pueden provocar sensación de hormigueo, picor incluso anestesia que iniciándose cerca del ano se puede extender hacia la zona escrotal y pene.

2. Disfunción eréctil: la compresión arterial y venosa provocaría una alteración de estas estructuras que podría conducir a trastornos de la erección.

3. Problemas de la próstata: hay que desechar el mito de “la bicicleta produce enfermedades de la próstata”.

Ni la hipertrofia benigna de la próstata, ni la prostatitis, ni el cáncer de próstata van a ser producidos por estar sentados mucho tiempo o por subir en bicicleta una o dos horas todos los días. Sí que es cierto que si ya padecemos algún problema prostático el mejor deporte no será la bicicleta. La presión continua sobre la región donde se asienta la próstata no hará sino agravar la sintomatología que ya padecemos.

Por todo ello podemos concluir que el ciclismo es un gran deporte, pero si no piensa en llegar a ser un ciclista profesional sería mejor que siguiera estos tres consejos:

1. CAMBIE SU SILLÍN POR OTRO MÁS ERGONÓMICO Y CÓMODO

2. ADOPTE UNA POSTURA ADECUADA

Es muy importante la posición en la bicicleta, si el manillar se encuentra por debajo del sillín el peso de su cuerpo comprimirá la uretra y los músculos perineales contra este, dando lugar a las lesiones que ya hemos descrito.

3. PROCURE NO ESTAR MÁS DE 2 HORAS SEGUIDAS PEDALEANDO

El tiempo es quizás el factor más influyente en la aparición de las lesiones neurológicas y urológicas que pueden llegar a producirse

Doctor Bartolomé Lloret

Urólogo Director del Centro de Salud para el Hombre

Hospital Vithas Medimar Internacional. Alicante

*Artículo publicado en la revista nº 41 de Más Que Salud.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar