mantener la flora intestinal

Mantener la flora intestinal sana y equilibrada nos protege de enfermedades.

  • Impide que sustancias agresoras como bacterias, virus, hongos, sustancias químicas o metales pesados entren al interior del cuerpo
  • Hasta el 70% del sistema inmunológico depende de la microbiota
  • Los probióticos actúan sobre nuestra microbiota intestinal manteniendo el equilibrio y la cantidad adecuada de flora bacteriana para que realice de forma óptima su función

 La flora intestinal o microbiota es el conjunto de bacterias que colonizan el aparato digestivo, incluida la boca, y que se va desarrollando a medida que avanza la vida. Según el Dr. Domingo Carrera, médico especialista en nutrición del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas, “la relación de la microbiota y el organismo es simbiótica: mientras que las bacterias realizan una función protectora frente a enfermedades y agentes patógenos y de ayuda en la metabolización de los alimentos ingeridos, el organismo les ofrece un lugar donde vivir”. 

Mantener la flora intestinal sana y equilibrada protege de las enfermedades

Entre las principales funciones de la flora intestinal encontramos el mantenimiento de la salud del sistema inmunitario de forma que éste funcione adecuadamente, protegiendo al organismo de sustancias agresoras. “Hasta el 70% de que funcione de forma efectiva dependería de la microbiota, por lo que su salud es fundamental para la salud en general” añade el Dr. Carrera. 

Si la flora intestinal se desequilibra la barrera se vuelve permeable

Se denomina flora intestinal  o microbiota intestinal al conjunto de bacterias que viven en el intestino, en una relación de simbiosis tanto de tipo comensal como de mutualismo. Este conjunto forma parte de la microbiota normal.

La flora intestinal es la barrera que impide que sustancias agresoras como bacterias, virus, hongos, químicos, metales pesados o sustancias carcinógenas entren al interior del cuerpo a través del aparato digestivo.

Si la microbiota se altera o desequilibra, por ejemplo, a causa del estrés, una alimentación poco saludable, falta de sueño, alcohol, sedentarismo, uso de antibióticos, etc., la barrera puede volver permeable. Esto permitirá la entrada al organismo de agentes patógenos y sustancias deletéreas que pueden ser muy nocivas para la salud.

“También tiene una función endocrina importante. Además de generar ácidos grasos libres de cadena corta, muy beneficiosos para bajar el LDL Colesterol y mejorar la salud cardiovascular, también puede regular, por sí sola, la secreción de insulina y los péptidos intestinales endocrinos responsables del metabolismo energético, la sensación de hambre y saciedad” apunta el especialista de CMED.

Consejos para mantener una flora intestinal sana

  • Tomar probióticos: son microorganismos vivos que, cuando son administrados en cantidades adecuadas, confieren beneficios para la salud del huésped. “Entre estos beneficios está el mantenimiento de una flora intestinal sana”, explica Domingo Carrera. Para que sean efectivos, deben ser tomados en las cantidades adecuadas y bajo supervisión médica. Cuantas más cepas de microorganismos tomemos, más reforzada saldrá la flora intestinal, en palabras del especialista de CMED.
  • Incrementar la ingesta de yogurt, kéfir o kombucha. Son alimentos que tienen un proceso de fermentación propio, lo que hace que contengan bacterias beneficiosas vivas en el momento de consumirlas.
  • Aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales integrales. Tienen un aporte adecuado de fibra dietética que al llegar al intestino es fermentada y estimula la multiplicación de bacterias beneficiosas.
  • Evitar los azúcares refinados industriales. El azúcar por sí mismo puede favorecer que se desarrolle una inflamación crónica de los tejidos, que puede terminar dañándolos.
  • No tomar en exceso grasas saturadas y las grasas trans. Afectan a la capacidad de defensa del sistema inmunológico favoreciendo la agresión de agentes patógenos externos.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar