Cómo mantenerse fresco en verano

Mantenerse fresco en verano es todo un reto, sobre todo si vives en zonas muy calurosas.  Además, las altas temperaturas no sólo resultan incómodas, sino que pueden provocar problemas de salud, como agotamiento, calambres o golpes de calor, por lo que debemos tener precaución.

A continuación, te contamos algunos trucos mantenerse fresco en verano y no morir en el intento.

1. Ejercicio al aire libre.

Si practicas deporte evita las horas críticas, mejor si lo haces por la mañana , cuando la fuerza del sol es menor, o por la tarde noche.  Si no puedes cambiar tu rutina disminuye el tiempo o la intensidad.

2. A la hora de vestir utiliza ropa ligera y de colores claros.  El algodón o el lino son grandes aliados. Evita los tejidos sintéticos. Respecto al calzado utiliza uno que transpire.

3. En el frigorífico ten a mano una botella de spray para refrescarte cuando llegues de la calle, un par de pulverizaciones y listo, te sentirás mejor. También puedes mojar tus muñecas bajo el agua fría. 10 segundos serán suficientes para disminuir la temperatura corporal y tener sensación de frescor. Lo mismo ocurre si humedeces con una toalla tu nuca, tobillos, codos o detrás de las rodillas.

4. Ventiladores. Siempre son una buena opción y ayudarán a que el aire de tu casa circule.

5. Guardas tus cosméticos o cremas en el refrigerador (siempre que no alteren el producto),  al aplicarlos sobre tu piel sentirás una sensación de alivio.

6. Congela el agua. Si vas a salir a la calle y llevas contigo una botella de agua semi congelada te durará más tiempo fresca, al menos hasta que el hielo se derrita por completo.

7. Toma duchas tibias o frías.

8. Bebe mucha agua y mantente bien hidratado. Un pequeño truco es añadirle menta, la sensación de frescor será aún mayor. Respecto al café y el alcohol disminuye su consumo lo máximo posible, ambos promueven la deshidratación.

9. En cuanto a la alimentación evita los platos de cuchara y opta por comidas más frescas: verduras, frutas, etc. Usarás la cocina menos y no pasarás tanto calor.

10. Visita lugares con aire acondicionado, ¡alterna!: bibliotecas, restaurantes, cines, museos.

11. Si el calor es sofocante evita salir a la calle. Hay que tener especial cuidado con los niños, ancianos y mascotas. Ya que se deshidratan antes y son más susceptibles a posibles golpes de calor.

12. Electrodomésticos. Úsalos sólo si son imprescindibles, el ambiente será más fresco si permanecen apagados.

11. Mantén el interior de tu casa en semipenumbra.  ¡Utiliza persianas, toldos  y cortinas para evitar que el sol penetre!

12. Congela las sábanas. Si metes las sábanas durante un par de minutos en el congelador y las colocas inmediatamente  tendrás una sensación de frescor durante un rato, eso sí, mételas primero en una bolsa para evitar que estás cojan olores. También puedes humedecerlas un poco o meterte en la cama con una botella de agua congelada.

Las sábanas también pueden servirte para enfriar una habitación.  Cuelga una sábana húmeda delante de una ventana abierta y la brisa bajará la temperatura.

12. Por último, duerme solo,  te sentirás más fresco y cómodo.

Esperamos que estos trucos para mantenerte fresco en verano te ayuden a sobrevivir a las altas temperaturas , ¿cuál es tu favorito? ¡Si quieres compartir algún otro truco o consejo cuéntanoslo!

Noelia Orts

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar