8 hábitos de vida saludables para sentirte bien

Mejorar tu salud depende de ti. A continuación, te contamos cómo vivir más y mejor cambiando tus hábitos de vida.

Si bien es cierto que una vida sana no se consigue de la noche a la mañana lo importante es dar el paso. Si estás leyendo esto es un buen comienzo, ¡nunca es tarde para cambiar nuestros hábitos!

8 hábitos de vida saludables

1 ~ Mantente activo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 20 minutos de ejercicio diario son suficientes para reducir significativamente el riesgo de padecer diabetes, tener un infarto o sufrir un ictus, ¿sorprendido? Además, la práctica de cualquier actividad física nos ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Si quieres luchar contra el sedentarismo y sentirte repleto de energía una simple caminata es todo lo que necesitas, ¡ya no tienes excusa!

Y para aquellos que tengan trabajos sedentarios (oficinas, etc) es importante levantarse de 3 a 5 minutos cada hora, así evitarás posibles lesiones músculo-esqueléticas.

2 ~ Sigue una dieta sana y equilibrada

Cuidar lo que comemos es fundamental. Para mantener una dieta sana y equilibrada basa tu alimentación en frutas y verduras, cereales (mejor integrales), lácteos y proteínas como los pescados, las legumbres o los frutos secos (la carne roja y la carne procesada con moderación).  A la hora de cocinar y aliñar los alimentos mejor si lo hacemos con aceite de oliva.

La dieta mediterránea, por su composición, es un perfecto ejemplo de dieta saludable. Como consejo evita las grasas (trans, saturadas) y el azúcar (bollería industrial, golosinas, refrescos azucarados, etc). De esta forma disminuimos las posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes, así como sobrepeso y obesidad.

Por último, recordar también que la sal se debe consumir con moderación, y las bebidas alcohólicas cuanto menor sea su consumo mejor. En cualquier caso es recomendable que consultes a tu médico si estás pensando en cambiar tu alimentación.

3 ~ Omega 3

Siguiendo con la alimentación, no podemos olvidar el papel del Omega 3. El Omega 3 es un ácido graso esencial que nuestro organismo no puede fabricar, por lo que tenemos obtenerlo a través de de la alimentación. Además, juegan un papel muy importante en numerosas funciones vitales, así como en el rendimiento deportivo.

El consumo diario de Omega 3 ayuda a tener una buena salud cardiovascular (disminuye el colesterol malo y los triglicéridos) y reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

¿Cómo tomar Omega 3?

Puedes obtenerlo a través de los siguientes alimentos: semillas de lino o chía, pescado azul, verduras de hoja verde, algas, frutos secos, lácteos enriquecidos, suplementos de Omega 3, etc.

Omega 3 para los deportistas

Como decíamos el Omega 3 para los deportistas tiene un papel especialmente útil, ya que no sólo tiene un efecto protector sino que favorece su rendimiento. El Omega 3 interviene en dos procesos vitales: oxidativo e inflamatorio.

-Oxidación: aunque no ejercen una acción directa contra los radicales libres (no tienen una acción antioxidante) mejoran las membranas celulares y las refuerzan contra estas sustancias nocivas para nuestro cuerpo.

-Inflamación: gracias a la  acción antiinflamatoria de los ácidos grasos Omega 3 mejora y previene las distensiones articulares, tendinosas y de ligamentos.

Esto junto a sus beneficios para reforzar el sistema inmunológico ha sido asociado a un mayor rendimiento (aumento de la duración e intensidad del ejercicio) y aumento de los niveles de energía.

Ahora que conoces su importancia no olvides incorporarlo en tu dieta, sobre todo si estás pensando en iniciarte en una actividad física.

4 ~ Descansa

Dormir entre 7 y 8 horas ayuda a tu bienestar físico y mental. Para tener un sueño reparador toma nota de los siguientes consejos:

  • Mantén tu habitación fresca y ventilada.
  • Evita los ruidos.
  • Apaga los aparatos electrónicos y no los utilices hasta 1 hora antes de acostarte.
  • Para no sentir pesadez de estómago y conciliar mejor el sueño cena ligero.
  • Trata de acostarte siempre a la misma hora, así nuestro cuerpo se acostumbrará.

Ten en cuenta que la falta de sueño afecta negativamente en tu vida diaria, provocando en algunos casos : irritabilidad, falta de concentración y disminución de la productividad. También puede perjudicar nuestra memoria.

La importancia de los hábitos de vida saludables: ¡llega a viejo lo más joven posible!

5 ~ Hidrátate

Para mantener nuestro cuerpo bien hidratado debemos beber aproximadamente dos litros de agua al día.  Sino eres muy fan del agua puedes tomar infusiones, zumos (sin abusar), u otras bebidas sin azúcares. Si optas por los zumos mejor si son naturales, ya que los de supermercado suelen contener demasiada azúcar.

Recuerda que además de ingerir líquido mediante el consumo de agua y otras bebidas, nuestro cuerpo también aprovecha el líquido de los alimentos que ingerimos, de ahí la importancia de tomar frutas y verduras. Por lo que no debes preocuparte si no bebes a rajatabla 2 litros de agua al día.

Eso sí, ten en cuenta que si realizas ejercicio, tienes fiebre, o hace mucho calor es recomendable aumentar la ingesta de líquidos.

6~ Salud mental 

Como el cuerpo la mente también necesita mantenerse activa. Realiza ejercicios de memoria y concentración: lee, juega, escribe, realiza sopas de letras, crucigramas, etc.  Aprende cosas nuevas cada día y evita un deterioro cognitivo temprano. Tampoco debes olvidar las relaciones sociales, cuídalas y evita aislarte.

7 ~ Chequeos médicos

Una vez al año es importante acudir al médico para comprobar que todo está en orden. Hay enfermedades que no dan síntomas, por lo que una sencilla revisión podría ser fundamental para evitar complicaciones y salvar nuestras vidas.

8~ Constancia

Para llevar a cabo unos hábitos de vida saludables la constancia es fundamental. No sirve de nada que un día lo hagas bien y el resto de la semana mal. Aún así somos humanos, por lo que si un día «fallas» no tienes que darle mayor importancia, y mucho menos obsesionarte. Lo único que debes hacer es retomar tu rutina lo antes posible y seguir adelante.

En resumen, mantener unos hábitos de vida saludables en el tiempo harán que disfrutes de los beneficios de un estilo de vida sano. No se trata únicamente de evitar enfermedades, sino de conseguir el máximo bienestar físico, mental y social.

¡Empieza a cuidarte!

Comentarios
Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar