Síndrome visual informático

El Síndrome visual Informático se intensificará debido al confinamiento decretado como medida preventiva para impedir la propagación del coronavirus. La utilización de dispositivos electrónicos, como ordenadores, móviles y tabletas, se ha intensificado, ya sea por motivos laborales o de ocio. Esta sobreexposición a las pantallas puede causar Síndrome Visual Informático (SVI), una afección temporal cuya principal manifestación es la fatiga visual.

El Síndrome Visual Informático es una afección consecuencia del sobreesfuerzo de los ojos por el uso prolongado de pantallas electrónicas.

Conlleva síntomas como visión doble y borrosa, sequedad ocular, ojos rojos, mareos y cefaleas, entre otros Por este motivo, el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España (CNOO) aconseja realizar descansos de cinco o diez minutos cada hora. Incluyendo ejercicios como: parpadear con regularidad para evitar la sequedad ocular, cerrar los ojos, desviar la mirada de izquierda a derecha sin mover la cabeza, etc. Con el fin de evitar este y otros síntomas.

La regla 20/20/20 consiste en dejar de mirar cualquier pantalla durante 20 segundos cada 20 minutos y centrar la mirada en cualquier punto que esté a 20 pies (poco más de 6 metros) de distancia para descansar la vista.  

La visión doble o borrosa, la fobia a la luz intensa, el lagrimeo, la sequedad ocular, el enrojecimiento de los ojos, así como las náuseas, mareos y cefaleas, son también signos muy comunes del Síndrome Visual Informático. Estos se originan no por la utilización de los dispositivos electrónicos en sí, sino por el “uso irresponsable de los mismos”, asegura el decano del CNOO, Juan Carlos Martínez Moral. 

En este sentido, el CNOO ofrece una serie de recomendaciones para evitar que la acomodación de los ojos a las pantallas durante espacios de tiempo muy prolongados sin descansos facilite el desarrollo de la miopía de manera prematura u otros problemas visuales.

El correcto uso del ordenador para teletrabajar con salud visual

El teletrabajo es una realidad para muchos empleados que se han visto forzados a trasladar la oficina a sus propias casas. Sin embargo, en ocasiones, una vivienda no ofrece la comodidad y los recursos habituales del puesto de trabajo, lo que repercute en el rendimiento y la visión. Para prevenir posibles consecuencias visuales, el CNOO recomienda: 

  1. Ajustar los colores del monitor para que sean siempre claros y mates, y evitar así los reflejos. Además, se recomienda configurar los caracteres y el tamaño de la fuente para facilitar la legibilidad.
  2. La imagen ha de ser estable y sin destellos. En este sentido, es recomendable aumentar la velocidad de refresco de la pantalla. Que esta se pueda orientar a voluntad con objeto de optimizar los ángulos de visión y que permita su regulación en cuanto a brillo y contraste. 
  3. Procurar que la pantalla esté siempre limpia y trabajar con texto negro sobre fondo blanco. Debemos situarla a una distancia de entre 50 y 60 cm y la parte superior de la misma a una altura similar a la de los ojos o ligeramente más baja. Asimismo, se recomienda colocar el monitor perpendicular a la ventana para evitar deslumbramientos y reflejos.  

Síndrome Visual Informático y smartphones: riesgos

La cuarentena ha obligado a que gran parte del tiempo libre se destine al uso de móviles y tabletas, especialmente el de los más pequeños, provocando síntomas como la visión borrosa durante y después de la lectura o el juego, dificultad para enfocar distancias, ojos secos o cansados, sensibilidad al brillo de la luz, incomodidad ocular y dolor de cabeza. 

Algunos de estos indicios, como la irritación y la sequedad ocular, “se agudizan si se lee o utiliza el móvil a oscuras. Además, el reducido tamaño de la pantalla y de la letra de este dispositivo lleva a que los usuarios lo sujeten a una distancia de lectura menor y esto da lugar a un incremento de las demandas de acomodación y vergencias sobre el sistema visual para lograr enfocar correctamente el texto”, explica el decano del CNOO. Por ello, recomienda utilizar tablets más grandes o pantallas de ordenador para usos más prolongados. “Debemos considerar que, al leer un texto en una pantalla, como no emite luz directa, se provoca un mayor estrés y fatiga visual”, agrega.

La televisión vuelve a cobrar protagonismo 

La televisión es un medio que siempre ha acompañado a las familias. La irrupción de las nuevas tecnologías influyó para que muchas la relegaran a un segundo plano, pero en estas circunstancias se ha vuelto un vehículo fundamental para hacer más ameno el confinamiento. Por tanto, el CNOO hace hincapié en un conjunto de pautas que permitirán visualizar cualquier contenido sin poner en riesgo nuestra salud visual.

  1. No se recomienda ver la televisión totalmente a oscuras, así como evitar los reflejos de luces o de las ventanas. Una buena opción es utilizar cortinas que mitiguen esos reflejos, pero que no oscurezcan completamente la habitación. 
  2. La distancia a la que debe estar colocada la pantalla dependerá del tamaño. Por normal general no debe situarse a menos de dos metros, mientras que la postura debe ser lo más perpendicular posible a la misma.
  3. Adoptar una postura erguida o utilizar gafas monofocales con graduación de lejos son medidas igualmente importantes. Así como parpadear con frecuencia y descansar la vista de vez en cuando para evitar la fatiga visual.

Esperamos que estas buenas prácticas ofrecidas por el CNOO os sirvan para disminuir el riesgo de sufrir la sequedad ocular o cualquiera de los problemas descritos en este post.

Seguimos en casa, y esperamos que tú estés haciendo lo mismo, ¡cuida de tus seres queridos!💚

Ánimo , ¡ya falta menos!

Comentarios
  • Carmen

    Muy interesante

    2 abril, 2020
Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar