síndrome de meniere vivir con vertigos

Síndrome de Ménière, vivir con vértigos

El Síndrome de Ménière es una patología crónica que afecta tanto al oído como al equilibrio.  Vértigos, náuseas, zumbidos o mareos son algunos de sus síntomas más frecuentes. Los pacientes que sufren esta enfermedad pueden experimentar crisis de diferente intensidad, duración y frecuencia.

Esta patología afecta al oído interno, y aunque la causa exacta es de origen desconocido, se cree que el causante podría ser el exceso de endolinfa, un líquido que circula por el oído y no se drena adecuadamente, así como una inflamación del mismo.

Afecta tanto a hombres como a mujeres, y más frecuentemente en edades comprendidas entre los 40 y 60 años.

Factores asociados al Síndrome de Ménière : ¿por qué aparece?

Aunque la causa no se conoce se cree que puede estar involucrado el sistema endolinfático, encargado del equilibrio.

En algunos casos, además, puede estar relacionada con:

  • Traumatismo craneal
  • Infección viral
  • Alergia
  • Alteraciones en la anatomía de la cavidad auditiva
  • Respuesta inmune deficiente
  • Antecedentes familiares

Al no identificarse una sola causa, es posible que sea consecuencia de una combinación de varios factores.

Diagnóstico

El diagnóstico de esta enfermedad se basa en un examen físico por parte del otorrinolaringólogo, así como sus síntomas.

¿Cuáles son?

  • Dos o más episodios de vértigo de al menos 20 minutos cada uno.
  • Ruidos o zumbidos en los oídos (tinnitus).
  • Pérdida temporal auditiva (verificada por un examen de audición).
  • Sensación de que el oído está tapado.
  • Pruebas de otras afecciones conocidas para estos síntomas.

Cómo vivir con vértigos

Existen pequeños cambios que se pueden realizar para mejorar la calidad de vida.

  • Reduce el estrés.
  • Modifica tu dieta. Ciertos alimentos empeoran y aumentan los mareos, por los que es recomendable eliminarlos. Entre ellos: chocolate, bebidas con cafeína o teína y el alcohol
  • Deja el tabaco. De esta formacontribuirás a reducir la fatiga.

Tratamiento síndrome de Ménière

No existe una cura. Sin embargo, existen tratamientos que ayudan a la reducción de la frecuencia y gravedad de la sensación de vértigo. La combinación de una dieta adecuada y medicación suele dar buenos resultados en los pacientes.

En estos casos se recomienda evitar la sal y tomar diuréticos. Así se evita que los líquidos se acumulen en el oído interno.

Si cuidar la alimentación no resulta efectivo se debe recurrir al tratamiento con fármacos e inyecciones de antibiótico.

Los casos severos pueden requerir cirugía, pero únicamente se recomienda en el caso de que hayan fracasado el resto de métodos.

¿Sabías qué…el nombre de esta patología procede de su descubridor Prosper Ménière? En 1861 el médico francés relacionó por primera vez el oído interno los síntomas vertiginosos.

Las revisiones audiológicas periódicas son fundamentales para detectar cualquier problema auditivo. Visita a tu especialista y cuida tus oídos.

Dr. Federico Mangada

Especialista en otorrinolaringología

Hospital Vithas Medimar

Artículo publicado en el nº 54 de Más Que Salud:

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar