¿Qué hacer si te has quemado con el sol?

En estas fechas no es raro sufrir alguna que otra quemadura por el sol, ya que en ocasiones abusamos de éste con el objetivo de ponernos morenos lo antes posible. Si es tu caso y te has quemado con el sol, ¡sigue leyendo!

Desde DKV, nos ofrecen una serie de recomendaciones muy útiles para estos casos.

5 cosas que debes hacer si te has quemado con el sol

1. Aplica productos específicos para después del sol. Puede ser que tras un día en la playa en el que has tomado el sol, aunque sea con protección y moderación, sientas tu piel un poco más sensible y enrojecida. Quizás incluso te aparezca alguna quemadura leve fruto de una mala aplicación de la crema
protectora. Al llegar a casa, toma una ducha y aplica productos específicos para después del sol. Te ayudarán a recuperar la sensación de frescor y a hidratar bien la piel afectada.

2. Si las quemaduras son muy graves, acude al médico. Esto suele ocurrir cuando por despiste nos quedamos dormidos al sol. La sensación de calor y el relax nos invaden y, para cuando despertamos, estamos muy quemados y doloridos. Es habitual que cuando esto suceda se sienta sensación de fiebre. Lo normal es que la haya.

Los riesgos de una insolación

Si tus quemaduras son muy rojas y dolorosas, aparecen ampollas y/o tienes fiebre, acude al médico, para que evalúe tu estado y te haga las recomendaciones más adecuadas. En el caso de estar abotargado, con dolor de cabeza intenso, piel caliente, pero sin sudor, cansancio inexplicado y desorientación hay que estar alerta y acudir a urgencias de un centro hospitalario pues los cuadros de insolación tienen estos síntomas y su pronóstico es muy grave sin tratamiento en un hospital. El riesgo de insolación es más probable en niños y ancianos. En niños porque su vitalidad retrasa los síntomas, y en ancianos por que en algunos casos pierden por edad la sensación de sed.

3. No te hagas una exfoliación. Si a consecuencia de un exceso de sol la piel ha comenzado a desprenderse, tienes que tener un poco de paciencia. Evita frotar la piel ya que estará sensible porque habrá sufrido rojeces. Aunque es tentador practicar una exfoliación para mejorar la apariencia de la piel, esto es contraproducente y puede hacer que se causen lesiones en la piel.

Evita tomar más el sol

4. Hidrata la piel más de lo habitual, dúchate con productos específicos para la piel sensible y no olvides seguir protegiéndote, evitando tomar el sol hasta que las rojeces se calmen.

5. Si te has quemado el cuero cabelludo, evita frotar al lavar el cabello, usa crema hidratante en la cabeza durante la noche y péinate sin raya, con el pelo hacia atrás, para proteger al máximo la cabeza. Siempre que puedas, lleva un gorro o un pañuelo para protegerte. Esto es especialmente importante en
caso de tener entradas, sufrir alopecia o tener poca densidad de cabello.

Esperamos que estas recomendaciones te ayuden a saber cómo actuar si te has quemado con el sol, ¡cuida tu piel!

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar