Pérdida auditiva infantil: cómo saber si tu hijo oye bien

La pérdida auditiva infantil puede detectarse de a edades muy tempranas, y puede ser congénita (nacimiento)  o adquirida (más tarde). Si te has preguntado alguna vez si tu hijo oye bien. Las siguientes claves te ayudarán a identificar una posible pérdida de audición.

El sentido del oído es uno de los más importantes del ser humano. La correcta audición es uno de los aspectos fundamentales en el desarrollo social, emocional y cognitivo de la persona, por lo que su desarrollo y protección desde la infancia es clave para garantizar que los niños tengan un crecimiento adecuado. Esto es debido a que oímos con el cerebro, no con los oídos, es decir, es el oído el que captura los sonidos, pero es el cerebro el que los procesa y los interpreta.

Teniendo en cuenta la relevancia del sentido del oído en la vida social del niño y en su desarrollo social y escolar, un diagnóstico precoz de la pérdida auditiva favorece la evolución del menor de forma natural permitiendo la maduración del nervio auditivo y la organización del sistema de procesamiento auditivo del cerebro.

Causas de la pérdida auditiva infantil

La pérdida de audición en un niño puede tener varias causas; en particular causas congénitas, las que están presentes ya en su nacimiento o poco después, o causas adquiridas, es decir, aquellas que acaban manifestándose durante la niñez, a lo largo de su crecimiento.

Los factores genéticos suponen cerca del 40% de los casos según la OMS; en el resto de factores existen las infecciones tanto de la madre durante el embarazo, como del propio niño (rubéola, meningitis, paperas o sarampión); también la otitis, muy común entre los niños, puede llegar a provocar una pérdida de audición. Por supuesto los sonidos intensos o de alta intensidad de forma continuada, y por último determinados medicamentos.

Teniendo en cuenta estas causas mencionadas, la pérdida auditiva puede identificarse a edades muy tempranas, incluso después del nacimiento que es cuando se realizan los programas de detección precoz de la hipoacusia. Pero en otros casos, la pérdida auditiva se desarrolla a lo largo del crecimiento del niño. Por esta razón, el periodo de desarrollo es en el que es aconsejable estar más atento y observar el ritmo de desarrollo.

Con ello, el equipo de audiología de Oticon, recomienda tener en cuenta una serie de pautas que pueden alertar sobre la existencia de un problema audiológico:

Claves para saber si tu hijo oye bien

– En su primer año el niño no vuelve la cabeza, ni reacciona corporalmente o siguiendo con la mirada, a sonidos familiares como la voz de sus padres.

– Entre los 2 y 3 años, el niño no entiende ni atiende a órdenes sencillas sin tener una ayuda visual; de igual manera el niño no es capaz de repetir frases.

– Hasta los 5 años el niño no es capaz de mantener una conversación sencilla, ya sea en el colegio o en casa con sus familiares.

– Durante las conversaciones el niño repite de forma constante y frecuente la pregunta ‘¿qué?’.

– Tanto en casa como en el colegio el niño manifiesta una falta de atención frecuente y falta de concentración.

Estos consejos podrán ayudar a los padres a alertar posibles problemas durante el desarrollo del niño. En el caso de que observen estas anomalías se recomienda acudir al especialista y así poder realizar pruebas concretas y específicas para detectar un posible problema auditivo y tomar medidas para revertirlo y que el niño pueda seguir su correcto desarrollo.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar