MITOS DE LA COVID-19

Mitos de la COVID-19

Desde que empezó la pandemia han surgido una serie de mitos de la COVID-19. Falsas creencias que se extienden por las redes pero que no son ciertas. De hecho, algunas de estas pueden llegar a ser incluso peligrosas.

Por este motivo, creemos necesario despejar las dudas sobre algunos de estos mitos de la mano de la OMS (Organización Mundial de la Salud). A continuación, algunos de los más extendidos.

Mitos de la COVID-19

  1. Los suplementos de vitaminas y minerales curan la COVID-19 

Los micronutrientes, como la vitamina D, vitamina C y el zinc, son fundamentales para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de desempeñar un papel vital en la promoción de la salud y el bienestar nutricional. Sin embargo, en la actualidad no existe una guía sobre el uso de suplementos de micronutrientes como tratamiento de la COVID-19.

2. La hidroxicloroquina tiene beneficios en el tratamiento de la COVID-19 

La hidroxicloroquina o cloroquina, un tratamiento que se utiliza para la malaria o la artritis reumatoide, entre otras patologías, se ha estado estudiando como posible tratamiento para el virus. Los datos actuales muestran que este medicamento NO reduce las muertes entre los pacientes hospitalizados con coronavirus, así como tampoco ayuda a personas con enfermedad moderada. *

El uso de hidroxicloroquina y cloroquina se acepta generalmente como seguro para pacientes con malaria y enfermedades autoinmunes, pero su uso donde no está indicado. Además, sin supervisión médica puede causar efectos secundarios graves y debe evitarse.

* Se necesita una investigación más decisiva para evaluar su valor en pacientes con enfermedad leve o como profilaxis antes o después de la exposición en pacientes expuestos a COVID-19.

3. Los zapatos contagian

Aunque la probabilidad de que los zapatos propaguen el virus es baja, como medida de precaución es recomendable dejar los zapatos en la entrada. Especialmente en casas donde haya bebés o niños pequeños , ya que estos suelen pasar el día por el suelo. De esta forma ayudarás a evitar el contacto con la suciedad o cualquier residuo que podamos llevar en las suelas de los zapatos.

4. El uso prolongado de mascarillas causa intoxicación por CO2 y deficiencia de oxígeno

El uso prolongado de mascarillas médicas puede resultar incómodo. Sin embargo, no provoca intoxicación por CO2 ni deficiencia de oxígeno. Cuando uses una mascarilla médica, asegúrate de que esté lo suficientemente ajustada para permitirte respirar con normalidad. No reutilices una mascarilla desechable y cámbiala tan pronto como se humedezca.

5. El alcohol mata el virus

No, no mata el virus. De hecho, el uso nocivo de alcohol aumenta el riesgo de padecer problemas de salud.

6. Rociar el cuerpo con lejía protege del virus

NO, rociar tu cuerpo con lejía u otro desinfectante NO te protege del virus, ¡tampoco lo bebas! Estas sustancias pueden ser venenosas si se ingieren, además causan irritación y daño en la piel y los ojos.

La lejía debe usarse con cuidado para desinfectar superficies únicamente. Recuerda mantener esta sustancia fuera del alcance de los niños.

7. Poder contener la respiración durante 10 segundos o más sin toser significa estar libre de COVID-19

No, esto tampoco es verdad. Los síntomas más comunes de COVID-19 son tos seca, cansancio y fiebre. Algunas personas pueden desarrollar formas más graves de la enfermedad, como neumonía. La mejor manera de confirmar si tienes el virus que produce la enfermedad COVID-19 es con una prueba de laboratorio. No puedes confirmarlo con este ejercicio de respiración, que incluso puede resultar peligroso.

8. El clima MATA el virus

Error, el clima NO mata el virus. Este puede propagarse en climas cálidos y húmedos, pero también en climas fríos. Estar un rato al sol no ayuda.

9. Puede transmitirse a través de las picaduras de mosquitos

Hasta el momento no existen evidencias de ello.

10. La solución salina es eficaz

Aunque algunas pruebas indican que enjuagarse la nariz regularmente con solución salina puede acelerar la recuperación tras un resfriado común, no se ha demostrado que prevenga ni proteja del coronavirus.

Más mitos de la COVID-19 que NO son ciertos

11. Comer ajo previene la COVID-19

Si bien es cierto que el ajo es un alimento saludable que tiene propiedades antimicrobianas, no hay evidencia de que comerlo proteja a las personas de padecer esta enfermedad.

12. Lámparas ultravioleta

La radiación ultravioleta puede causar irritación de la piel y dañar los ojos. Por lo tanto, NO deben usarse para desinfectar las manos u otras áreas de la piel.

13. Hacer gárgaras con sal y vinagre te protegen

Aunque la OMS ha admitido que algunos enjuagues “pueden eliminar ciertos microbios durante unos minutos en la saliva de la boca”, esto no significa que maten al coronavirus.

14. Bebidas y baños calientes

Ni una cosa ni la otra te protegerán contra el coronavirus. Es más, sino tienes cuidado puedes quemarte.

Estos son algunos de los mitos de la COVID-19 más extendidos. ¿Cuántos de ellos habías escuchado antes?

Fuente OMS.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar