impotencia-sexual-y-diabetes

Impotencia sexual y diabetes: Carta de un paciente afligido

La impotencia sexual y diabetes es un problema al que se enfrenta a diario el Doctor Bartolomé Lloret, urólogo. Pero, ¿qué ocurre si al problema de disfunción eréctil se suma la diabetes?

A menudo asisten a su consulta hombres con impotencia sexual, preocupados por su vida sentimental y el trauma que supone la incapacidad de mantener relaciones sexuales satisfactorias en pareja.

El Doctor Lloret se encontró hace poco con el caso de un paciente de 39 años, con diabetes de tipo 1 (desde hace más de 22 años) y problemas de disfunción eréctil desde hace unos meses.

«Me llamo Pablo, estoy casado y tengo un hijo. Hace 6 años empecé a tener problemas de erección, fui al médico y me recetó pastillas, al principio funcionaron bien, podía mantener relaciones una o dos veces por semana pero poco a poco perdieron su efecto.

Volví a visitar a mi especialista y cuando le expuse mi problema me dijo que no disponía de otros medicamentos para mí, y únicamente me sugirió la posibilidad de inyectarme yo mismo un medicamento en el pene o colocarme una prótesis peneana.

Soy muy joven y esta solución no me atrae, quisiera saber qué puedo hacer para intentar solucionar mi problema.»

En respuesta a la carta el Doctor Lloret elaboró la siguiente lista de consejos para conseguir mejoras en el paciente:

1. Glucosa. Controlar los niveles de azúcar en sangre es de suma importancia. Como sabrás un elevado nivel de azúcar en sangre causa lesiones progresivas de las arterias y los nervios, que en este caso se encargan de regulan la entrada de sangre al pene (cuerpos cavernosos) y como supondrás hará que la erección sea defectuosa. A día de hoy sabemos que estas estructuras se pueden regenerar. Seguir las recomendaciones de tu endocrinólogo es esencial y mantén los niveles de glucemia dentro de la normalidad. A corto plazo no esperes grandes resultados pero si eres constante con el tiempo los apreciarás.

2. El peso. En un estudio reciente publicado en el JOURNAL of sexual medicine se demuestra como la pérdida de peso mejora tanto el deseo como la capacidad de mantener una relación satisfactoria.

3. Inflamación. Evita las inflamaciones. La inflamación se trata de una reacción de defensa de nuestro organismo. Estamos acostumbrados a pensar que la inflamación está localizada en la parte del cuerpo que nos duele, pero no es así, nuestro sistema inmunitario se moviliza pudiendo afectar a la totalidad de los vasos sanguíneos, por ello debes eliminar cualquier foco inflamatorio.

4. Rehabilitación. Inicia un tratamiento de rehabilitación específico para mejorar la erección.

Del mismo modo que podemos rehabilitar cualquier músculo de nuestro cuerpo, como los músculos de la pierna o el brazo, podemos rehabilitar los músculos del pene.

Los músculos del pene necesitan una óptima oxigenación para que sus células y las fibras musculares se mantengan elásticas, de otro modo se producirá una fibrosis o pérdida de tejido muscular que será difícilmente solucionable.

Cada vez más estudios insisten en una rehabilitación temprana, cuando se inician los primeros síntomas de disfunción eréctil.

Rehabilitación neuro-muscular: ¿en qué consiste?

El fin de la rehabilitación neuro-muscular es el de mejorar la entrada de sangre en el pene para oxigenarlo. Así se consigue que sus fibras musculares se relajen y el miembro se mantenga erecto. El tratamiento dependerá de la causa que provoque la disfunción, por eso se necesita una evaluación diagnóstica.

Con el diagnóstico realizado podremos iniciar el tratamiento más adecuado.

Existen muchas posibilidades de tratamiento, todos ambulatorios y en absoluto molestos:

-Ondas de choque

-Neuroestimulación:

-Fármacos vaso activos

-Cirugía

-Mecanismo de vacío

Para despedir el artículo nos hacemos eco de las palabras del Doctor Lloret:

“Estimado Pablo, existen muchas opciones de mejorar la calidad de la erección sin someterte a una cirugía realmente agresiva. Sigue estos consejos y notarás una mejoría progresiva.”

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto: