Hipertrofia de mamas y reducción mamaria

La situación, de mamas excesivamente grandes o hipertrofia mamaria o gigantomastia, no es algo infrecuente en las mujeres españolas.

Este tipo de patología o anomalía lleva a las mujeres que lo padecen a sufrir algún tipo de disconform o dolores, en espalda, cuello, hombros con surcos marcados por el sujetador, intertrigo (dermatitis en los pliegues), así como dificultades para encontrar ropa y sujetadores adecuados.

La intervención quirúrgica que puede solventar estos problemas es la mamoplastia de reducción.

Con esta intervención se consigue la reducción y elevación de las mamas en un solo tiempo quirúrgico, realizando con su propio tejido, una autoprotesis, que le dará mayor firmeza y resultados más duraderos.

Para realizar este tipo de intervención disponemos de diferentes técnicas, que aplicamos según sea el tamaño, características de las mamas, calidad de los tejidos y firmeza o grosor de la piel.

Por tanto, podemos decir que son cirugías personalizadas según las características de cada paciente.

Si bien, lo que tienen en común todas estas técnicas, es que dejan cicatrices. 

Estas cicatrices pueden variar en longitud, dependiendo del tamaño de las mamas, así como en calidad.

Las características de las cicatrices vienen marcadas por diferentes factores.

Uno es la técnica a utilizar, otro el postoperatorio que lleve la paciente, si es o no fumadora, etc. y por último y más importante, son las características biológicas de la paciente, es decir, como su cuerpo forma las cicatrices.

Es en este último punto, que hasta hace muy poco tiempo no era controlable, es donde recientemente ya podemos actuar, con la aplicación de la tecnología láser en las cicatrices en formación.

Aplicamos un láser especifico, con longitud de onda de 1210nm, que puede ser utilizado en todos los fototipos de piel, con un único disparo sobre la cicatriz en el instante que finaliza la intervención.

Con ello se consigue, que la producción del colágeno más adecuado para la formación de la cicatriz con buenas características sea mayor.

Ósea, facilita que las características biológicas de la paciente, sean capaces de formar la cicatriz de mejor calidad que sea capaz de realizar.

Aunque para observar el resultado final, debe transcurrir al menos un año, si es cierto que ya en los días y semanas posteriores a la intervención, se aprecia menor inflamación y mejor evolución de la cicatriz, con mayor satisfacción de las pacientes.

Dra. Teresa Bernabeu

Avda. de Denia 78, Alicante

965 162 200 Extensión 9103

www.teresabernabeu.com

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto: