¿ Necesitas una rinoplastia?

En esencia, la rinoplastia es una operación de cirugía que modifica la morfología de la nariz y de la función respiratoria.

Esto implica, además de un importante cambio estético, una mejora en las funciones naturales de la nariz.

Las operaciones de rinoplastia son de las más demandadas en todo el mundo gracias a su seguridad y efectos inmediatos sobre el rostro y la salud.

Se puede modificar el tamaño y la forma de la nariz, cambiar la silueta, corregir deformidades, desviaciones, lesiones en el tabique nasal, reducir las fosas nasales o mejorar el espacio entre los labios y la nariz.

Por eso muchas personas recurren a ella por motivos más psicológicos que de salud. Y es en este sentido donde se responde la pregunta que lanzábamos en el titular:

¿ Quién puede someterse a una rinoplastia?

La respuesta no es otra que aquellas personas que comprendan que esta operación de cirugía estética va a mejorar problemas funcionales, si lo hubiera, y a modificar su aspecto.

Esto no significa que vaya a transformarles en otra persona o a alterar su personalidad, simplemente va a mejorar su apariencia y aspecto físico hasta un punto; pero no va a conseguir que nos parezcamos a otra persona ni que los demás nos vayan a tratar diferente.

Por eso, si alguien no está satisfecho con la morfología natural de su nariz, puede hablar con un cirujano plástico, exponerle sus expectativas y ser asesorado profesionalmente en cuanto a los resultados que puede esperar de una operación de rinoplastia.

Los avances en este sentido ofrecen posibilidades verdaderamente interesantes. 

Hoy por hoy, es posible saber cómo va a quedar exactamente la operación antes de someterse a ella y elegir en todo momento cuáles van a ser las características específicas de la que será nuestra nueva a acompañante facial de por vida.

Por ejemplo, no sería recomendable reducir el tamaño de la nariz en una cara alargada, puesto que el efecto puede resultar muy antiestético.

Del mismo modo, tampoco es recomendable “ponerse” la nariz de un personaje famoso porque las diferentes morfologías faciales podrían acarrear problemas. 

Es importante, en este sentido, evitar fantasías y adaptarse a la realidad: una mejora estética dentro de los parámetros naturales que ofrece el propio rostro del paciente. 

Se deben buscar resultados armónicos con la cara y por eso hay que tratar el asunto directamente del cirujano encargado de la operación.

Es importante sentir buena conexión paciente/cirujano en este sentido. 

Una rinoplastia suele durar entre una y dos horas y lo más común es llevarla a cabo bajo anestesia general; aunque también es posible hacerla con anestesia local y sedación, dependiendo de la complejidad de la operación.

Al finalizar, se colocará una escayola y unos tapones en las fosas nasales para que la nueva forma de la nariz se conserve correctamente, manteniendo el tabique nasal lo más estable posible. 

Por lo general, el paciente ingresa en la mañana, es operado, pasa el día en el centro sanitario y, por la tarde, regresa a su casa con los tapones y la escayola.
Los siguientes dos días los dedicará a la rehabilitación, y al tercero ya podrá lucir un rostro completamente renovado.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar