El gran impacto de las adicciones en la familia

La adicción es una enfermedad progresiva, crónica y con componentes genéticos. Aunque ésta se presenta de manera silenciosa, cuando finalmente se apodera por completo del control de la persona adicta se convierte en una enfermedad familiar que afecta negativamente a cualquier tipo de relación.

Desde la pareja e hijos –en el caso de tenerlos- hasta padres, hermanos y amigos más cercanos sufren los graves efectos de la adicción. Ésta impacta directamente en la economía familiar, en la salud mental y en el bienestar de todos los miembros de una familia con un familiar que sufre de adicción.

La adicción como centro de todo

La persona que padece cualquier tipo de adicción, bien sea a las sustancias, al alcohol, o al juego, por ejemplo, acaba basando su vida y su día a día en satisfacer su deseo, haciendo lo que sea necesario para encontrar ese ‘subidón’.

De esta manera, también la familia de un adicto desarrolla una codependencia; un desorden aprendido en respuesta al proceso adictivo que puede ser crónico si no se trata adecuadamente junto a la adicción en sí. Y es que la familia, muchas veces por desconocimiento, falta de información médica profesional o por miedo a que la persona adicta se aleje del núcleo familiar, acaba justificando la adicción e ignorando los síntomas y signos de ésta.

Según las últimas investigaciones internacionales, en 3 de cada 10 casos de violencia de género por término medio, estaba presente el abuso de alcohol o drogas. Por lo tanto, además del desarrollo de esa codependencia, muchas parejas pueden también sufrir maltrato físico o psicológico como consecuencia de la adicción. Así es cómo la familia –sobre todo la pareja- se convierte en otro gran daño colateral de esta devastadora afección.

Cómo abordar la adicción en una familia

Es importante que la familia afronte el problema de la adicción y acompañe al miembro adicto durante su tratamiento de recuperación. El psiquiatra de Triora Alicante, Joaquín Descals, da estos consejos para afrontar la adicción en el entorno familiar:

  1. Reconocer el problema y hablar entre todos los miembros cómo ayudar al adicto y al resto de los miembros que están sufriendo.
  2. Buscar ayuda profesional que acompañe a la familia durante el tratamiento de recuperación del adicto. Para ello es necesario buscar un centro, como el de Triora, que trate las adicciones y tenga un programa en el que se incluya la familia en la terapia.
  3. Trabajar positivamente con los psicólogos y terapeutas que psicoeducarán a la familia durante el ingreso del miembro adicto.
  4. Tratar la adicción como una enfermedad y no estigmatizar a la persona adicta.

«La adicción es una enfermedad familiar y como tal hay que tratar con todos los miembros para que ésta sea psicoeducada y entienda cómo funciona esta condición.  Es imprescindible que las personas que padecen adicción realicen un tratamiento en el que se incluyan terapias familiares como las que realizamos en Triora. Solo así la recuperación puede ser a largo plazo y apoyada por todos los miembros. Además se rompe la codependencia de la familia a la adicción y se establecen relaciones sanas sin la adicción como base», confirma el psiquiatra de Triora Alicante, Joaquín Descals.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar