¡Esta Navidad cuidado con el marisco!

En estas fechas, y en casi todas, apetece un buen plato de marisco…con sus gambitas, sus cigalas…¿se te hace la boca agua con solo pensarlo? Si eres de los que empieza y no puede parar, desde aquí te avisamos que puedes poner en riesgo la salud de tus pies,¡mucho ojo!

El marisco, como nos advierten desde el Colegio Oficial de Podología de la Comunidad de Madrid (COPOMA), puede ser peligroso si abusamos de él, sobre todo en el caso de algunas personas.

Este alimento aumenta considerablemente los niveles de ácido úrico en la sangre y, cuando nuestro cuerpo no es capaz de eliminarlo correctamente, aumentan las posibilidades de padecer la famosa gota. Aunque esta enfermedad parecía olvidada, sigue existiendo, y es padecida por muchas más personas de lo que creemos.Principalmente, aparece en personas mayores de 40 años, y se da más en hombres que en mujeres. Se denomina gota a un tipo de artritis que afecta en primera instancia a las articulaciones mediante la aparición de los llamados tofos o bultos debajo de la piel. Además, también puede dañar a los tendones y otras zonas. Esto, ocurre por amontonamientos en forma de cristales de sal derivados del exceso de ácido úrico en la sangre, o hiperuricemia. 

Marisco y carnes rojas con «cuentagotas»

Normalmente, el incorrecto funcionamiento de los riñones es la principal causa de aparición de la gota. Sin embargo, también puede aparecer como efecto secundario de tratamientos como la quimioterapia o enfermedades como la diabetes o la leucemia, entre otras.

Además, el exceso de peso y la edad son también agravantes que intensifican las posibilidades de padecer esta enfermedad. De hecho,también es frecuente en aquellas personas que han consumido mucho alcohol a lo largo de su vida y, por ende, han forzado sus riñones. Por ello, aunque es importante que todos evitemos la ingesta en exceso de alimentos ricos en purinas, como el marisco o las carnes rojas, para no forzar nuestros riñones, las personas que formen parte de estos colectivos deberán extremar aún más las precauciones y cuidarse de no consumir dichos alimentos. Es muy frecuente que los pies sean las articulaciones que primero se ven afectadas por esta enfermedad por ser las más alejadas del corazón y, por tanto, también las más frías.

De hecho, es muy frecuente que esta patología se detecte por inflamaciones en el dedo gordo.

Por lo general, el dolor aparece repentinamente y por la noche, cuando los pies están más fríos e inmovilizados. En cuyo caso, deberemos acudir inmediatamente al profesional de la Podología para que nos realice un diagnóstico completo. 

Aunque esta enfermedad suele tratarse principalmente con antiinflamatorios para controlar la hinchazón y disminuir el dolor, también podrían acompañarse de otros medicamentos para facilitar la eliminación del ácido úrico en la sangre y evitar que se produzca, así como, por supuesto, el control de la dieta. Además, en el caso de que afecte a los pies, también será clave la utilización de cierto tipo de calzado, así como de plantillas podológicas. 

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar