El barrio del tabaco

Vivo en el número siete, calle de la Humareda.

Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría.

Pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía

Y en la escalera me siento a fumarme un cigarrillo.

No exactamente Joaquín Sabina

 

-Mire usted, doctor, mi problema es que vivo muy cerca de una fábrica de cemento y el humazo de las chimeneas me está carcomiendo los pulmones.

Mi paciente se sentaba cada mes frente a mí, y desgranaba su retórica como un rosario de excusas. Yo conocía su casa, y sí, ciertamente, no estaba lejos de aquella fábrica… que hacía quince años que había sido clausurada.

Pero para Rodrigo –hijo de Rodrigo y nieto de Rodrigo- aquella chimenea seguía vomitando cada día su carga de hollín y negrura, como una especie de maldición.

-Me está matando esa puta chimenea, doctor. Lo siento aquí dentro.

Yo miraba a Rodrigo con la curiosidad de un espécimen. Aquel individuo creía con honradez que la chimenea de la fábrica clausurada tanto tiempo atrás le seguía provocando aquellos accesos de tos por las mañanas y esa dificultad al respirar cuando subía las cuestas que le conducían a su casa. Y, en el colmo de la ironía, pensaba que eran los otros, ese capitalismo opresivo y despiadado, quien le robaba día tras día su salud y descontaba minutos a su vida.  

Mi psiquiatra de cabecera, un buen tipo llamado Vilaplana, adicto a la música como otros lo son al tequila, me dio una tarde festiva las claves de este aparente misterio.

-Rodrigo ha construido un decorado, dibujado unos personajes y esbozado un guión. El que le absuelve de su propia responsabilidad, el que le exime de culpa y atribuye a los demás sus males.

-Muy humano, parece.

-Es más que eso. Es gratificante para él.  De esa manera descarga su propia responsabilidad. ¿Qué le ocurre en realidad?

-Pues que fuma más que Gamborino.

-¿Y quien era el tal Gamborino?

-Pues son lo sé. Pero debía de fumar como un descosido. Y Rodrigo no se queda atrás. Al día se mete entre pecho y espalda sesenta cilindritos repletos de picadura de hojas de tabaco.

-¿Perdón?

-¡Que se casca tres paquetes!

-Vale, vale… Pues se me ocurre…

La tarde siguiente volvió a verme el bueno de Rodrigo.

-Tengo la solución a sus dificultades, amigo mío. El problema es su barrio. Ha de mudarse.

-¿Mudarme…?

Aquel hombre me miró con ojos vidriosos de sorpresa. Quizá nunca se había planteado aquella alternativa, anclado como estaba a esa coartada para justificar sus males. Porque los humanos asumimos mejor la furia de un destino inclemente que la propia debilidad.

-¿Mudarme de mi barrio…?

-Sí, Rodrigo. Ha de dejar la calle de la Humareda. Creo que le esperan en el barrio de la Alegría.

-El barrio de la Alegría…

Me pareció que su cara se iluminó por un instante.

Hoy hace dos años de aquella conversación. Y no le he vuelto a ver por la consulta. Unos conocidos me han dicho que dejó el tabaco y que lo ven corriendo por los parques de su nuevo barrio, desparramando salud a su alrededor, como un nuevo rico…

Juan Carlos Padilla Estrada

Neumólogo. Hospital Vithas Medimar Internacional.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar