5 recomendaciones tras una mamoplastia 

Son muchas las mujeres que para sentirse seguras, alegres y vitales, necesitan estar satisfechas al cien por cien con su cuerpo. Por ello, la cirugía de aumento de mamas o mamoplastia, es uno de los procedimientos de cirugía plástica más demandado en los últimos tiempos. 

¿Qué es una mamoplastia? 

La mamoplastia u operación de implantes mamarios es una intervención de cirugía estética orientada a la modificación del tamaño y la forma de los senos. 

            Fuente: AECEP

Puede ser mamoplastia de aumento y también de reducción. En el caso de la intervención para el aumento de senos se lleva a cabo en un quirófano, con anestesia local, no siendo necesario el ingreso y dándose de alta a la paciente el mismo día. 

Para las intervenciones de aumento de pecho, suele utilizar materiales aloplásticos, prótesis mamarias o implantes de silicona. 

¿Cómo se realiza esta operación de aumento de pecho? 

El tipo de intervención de mamoplastia va a depender de la técnica que decida utilizar cirujano plástico en cuestión. Siendo además diferente según el tipo de mamoplastia que se practique: mamoplastia de aumento o mamoplastia de reducción. Así como la disposición y forma del pecho que va a ser sometido a una cirugía.  

Generalmente, lo habitual en este tipo de intervenciones es practicar una incisión alrededor de la areola que desciende para continuar a nivel del pliegue submamario. 

El resultado: una cicatriz apenas perceptible y unos pechos increíbles. 

                                                                                                                                                                                Fuente: Doctor Oyola

No obstante, se trata de una intervención, por lo que consecuentemente la paciente debe seguir tras la misma una serie de recomendaciones de su cirujano plástico. Tales como reposo funcional, compresión de la zona intervenida con cirugía de aumento mamario, hidratación, tratamiento de la cicatriz o revisiones y seguimiento mamario. 

Qué se recomienda tras una mamoplastia 

En primer lugar y ante todo recomendaros que, si decidís someteros a una cirugía de aumento de senos, os pongáis en manos de alguna prestigiosa clínica española de cirugía. No debéis arriesgaros a poneros en manos inexpertas ya que el tejido mamario es algo muy sensible y delicado y si os toca alguien que no sabe, podría llegar a arruinaros la vida. 

Una vez que hayamos sido intervenidos de una cirugía de aumento mamario, debemos seguir las recomendaciones de nuestro cirujano experto, de las enumeramos a continuación las principales. 

1. Reposo funcional

Nuestro cuerpo va a necesitar recuperarse de la agresión sufrida al haberle sido disecada la mama y colocada una prótesis. El hecho de ser una intervención controlada no implica que los tejidos sufran estrés. De modo que, como en cualquier otro proceso de recuperación, el reposo de la zona intervenida en fundamental. 

En realidad, no se trata de no realizar ningún movimiento con los brazos, sino de que éstos sean suaves, sin cargar ningún peso ni esforzar la extensión. 

Un reposo correcto implicará grandes beneficios tales como una mejor cicatrización, evitará la formación de cápsulas entorno al implante, así como el cúmulo de líquido (seroma), prevendrá la rotación de las prótesis lo cual sería un serio problema en el caso de las anatómicas, ya que cambiarían la forma del pecho, o impedirá el posible sangrado de la zona en el posoperatorio más inmediato. 

El reposo de los brazos implicará además la disminución de la inflamación y, por ende, hará más rápida la recuperación de la paciente. 

2. Compresión

Con el objetivo de evitar movilizaciones indeseadas de las mamas en el postoperatorio de cualquier cirugía de aumento de senos con implantes mamarios, será fundamental utilizar el sujetador y en ocasiones la banda mamaria. Solo así podremos mantener el implante en su posición correcta mientras el tejido cicatriza. 

El hecho de no usar el sujetador adecuado o quitárselo al margen de las recomendaciones de tu cirujano, puede comprometer seriamente el resultado. 

3. Hidratación

Finalizada la cirugía, la piel de la mama está más estirada debido además de al volumen del implante, a la propia inflamación. 

Esta luxación repentina, mayor en pieles poco elásticas y prótesis de volumen grande, junto con el uso de sujetadores, va a implicar una mayor sequedad de la zona, así como tirantez de la piel, que a veces puede ir acompañada por irritación o picores. 

Mantener la piel bien hidratada va a mejorar sintomatología, así como va evitar la aparición de las indeseadas estrías. 

4. Tratamiento de la cicatriz 

La calidad de la cicatriz final tras una operación de aumento de senos va a depender de diversos factores tales como la técnica de la sutura, la tensión de la misma, o incluso de las características de la piel de la paciente. 

En cualquiera de los casos, existen también tratamientos que podemos utilizar para mejorar la evolución de estas cicatrices. 

Por ello, durante el primer periodo postoperatorio será conveniente que limpiemos la zona afectada con antisépticos y prevengamos la deshidratación mediante la oclusión con esparadrapo de papel, lo cual evitará parcialmente la hipertrofia. 

Más adelante, podremos aplicar geles o parches de silicona y de agentes hidratantes oleosos, que prevendrán la formación de queloides, manteniendo la cicatriz plana y elástica. 

Solo debéis ir aplicando estas medidas cuando vuestro cirujano así os lo vaya recomendando, ya que, si lo hacéis antes de tiempo podrá provocar la apertura de la cicatriz. 

5. Revisiones y seguimiento mamario 

Las revisiones de control en consulta son muy importantes, ya que con ellas se valorará si el proceso postoperatorio cursa con normalidad, posibilitándonos la aplicación de un tratamiento ante una posible complicación. 

Además, una vez pasado el primer año desde la cirugía mamaria, es importante llevara a cabo revisiones de control para valorar el estado de los implantes mamarios. 

La prótesis se puede romper, o formar seromas o contracturas capsulares con los años, por ello es de vital importancia realizar las pruebas necesarias para detectarlos o descartarlos. 

Este seguimiento debe de ser anual.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar