Cómo tratar el esguince de tobillo de forma efectiva

Tratar el esguince de tobillo de forma efectiva es una asignatura pendiente para muchos. El tobillo se lesiona con mayor frecuencia en actividades deportivas y de ocio, aunque también es común sufrir lesiones durante las actividades cotidianas.

Aumentar el esfuerzo físico gradualmente es clave

En vacaciones o verano es cuando más torceduras se sufren, de hecho una de cada cinco ocurre en estas fechas, la mayoría se debe a la falta de preparación e inactividad mantenida a lo largo del año. Para evitar padecer esta lesión se recomienda empezar a coger el ritmo poco a poco, y practicar ejercicio tres veces a la semana, al menos durante media hora, aumentando el esfuerzo físico gradualmente.

Los niños son más propensos a sufrir lesiones en verano, debido al sedentarismo escolar. Recordemos que la importancia de tratar el esguince de tobillo radica, en que es una lesión del ligamento, que se estira más allá de lo que está capacitado para soportar, llegando a romperse en ocasiones. Con las vacaciones los niños tienen mayor actividad que el resto del año, por lo que hay que tener especial cuidado.

El esguince de tobillo supone cerca del 40 % de las lesiones en esta zona, aunque también son comunes las contusiones, las contracturas o la tendinitis. El uso de un buen calzado es primordial para mantener la estabilidad. Así no habrá que tratar el esguince de tobillo en un futuro.

En cuanto a la gravedad existen tres grado o fases:

  • Primer grado: Distensión de los ligamentos que unen los huesos del tobillo. La hinchazón es mínima y el paciente puede comenzar la actividad deportiva en tres semanas aproximadamente.
  • Segundo grado: Los ligamentos se rompen parcialmente, con hinchazón inmediata. Precisan un periodo de reposo de tres a seis semanas antes de volver a la actividad normal.
  • Tercer grado: Son los más graves y suponen la rotura completa de uno o más ligamentos, rara vez precisan cirugía. Se necesitan ocho semanas o más para que los ligamentos cicatricen.

Tratar el esguince de tobillo de forma efectiva

Es muy importante curar esta lesión. La causa más común de un esguince de tobillo es, de hecho, un esguince de tobillo mal curado.

La aplicación de hielo es básica en los dos o tres primeros días, junto con la colocación de un vendaje compresivo. Si hay dolor al caminar, debe evitarse el apoyo para aumentar la lesión. Dependiendo de la severidad de la lesión una férula o un yeso pueden ser efectivos para prevenir mayores daños y acelerar la cicatrización del ligamento.

La movilización del tobillo (flexión y extensión) y trazar círculos con el pie (hacia fuera y hacia dentro), pueden ayudar a reducir la inflamación y previenen la rigidez. Dependiendo de la severidad de la lesión, el médico puede elaborar  un programa de rehabilitación apropiado para conseguir un retorno rápido a la actividad deportiva.

Método RICE

Independientemente del grado de esguince, el tratamiento médico en la primera fase es siempre el mismo, la utilización del «método» RICE o REST, en español (Reposo), ICE (Hielo), COMPRESSION (Compresión) y ELEVATION (Elevación. Este método recoge las medidas más importantes a tomar en las primeras 24-72 horas. Ya en siguientes estadios al tratar el esguince de tobillo, van adquiriendo cada vez mayor relevancia la fisioterapia, los vendajes funcionales, el desarrollo de la fuerza y el entrenamiento propioceptivo.

  • Reposo: Es una parte esencial del proceso de recuperación, sobre todo en las primeras 24-48 horas. Con el reposo evitaremos empeorar la lesión. En los casos leves o en los días posteriores se suele optar por reposo relativo con una carga parcial (apoyar pie levemente utilizando muletas. El reposo no impide la realización simultánea de ejercicios en descarga, como la natación o la bicicleta estática.
  • Hielo: El hielo ejerce una acción antiinflamatoria. Se debe aplicar durante los primeros dos días, cada 2 horas durante unos 15 minutos. Para proteger la piel, es conveniente poner la bolsa de hielo sobre un tejido empapado.

Mantener el hielo durante periodos de aproximadamente treinta minutos.

  • Compresión: Comprimir la zona lesionada con un vendaje elástico. Éste protege el ligamento lesionado y reduce la inflamación. La tensión del vendaje debe ser firme y uniforme, aunque nunca debe estar demasiado apretado.  No es recomendable seguir con el vendaje después de los primeros dos días.
  • Elevación: Cuando se eleva el tobillo en relación al plano del corazón, estamos favoreciendo el retorno venoso y disminuyendo la presión intravascular. Por tanto estamos nuevamente actuando sobre una presión que genera edema e inflamación.

En esta fase es conveniente evitar las fuentes de calor para la zona afectada, como por ejemplo:

  • Duchas y Baños calientes
  • Cremas calentadoras
  • Aparatos productores de calor
  • Masajes

Y ahora que sabes como tratar el esguince de tobillo de forma efectiva, ¡precaución ante todo!

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar