Tosferina: Una enfermedad en aumento

La tosferina es una enfermedad respiratoria producida por una bacteria llamada Bordetella pertussis.

En los últimos 4 años se ha producido un aumento de los casos en toda España, lo que nos mantiene a los pediatras en estado de alerta, especialmente con los más pequeños.

Entre los afectados, el 40 % son niños menores de un año, el 15 % son adolescentes y el 13 % adultos. Sin embargo,en más del 80 % de los niños con tosferina, el contagio proviene de un adulto que convive con el bebé. Ojo con los abuelos o padres tosedores, el “catarro mal curado” de los adultos que por distintos motivos no acuden al médico.

Es una enfermedad altamente contagiosa, de hecho, la mayoría de las personas no vacunadas que están en contacto con un enfermo de tosferina, desarrollan la enfermedad.La vacunación es la medida preventiva más eficaz

¿Qué síntomas tiene?

Inicialmente, los primeros días son indistinguibles de un resfriado común (Fase catarral): congestión nasal, mocos, tos e incluso fiebre. A medida que van pasando los días, la tos comienza a agravarse y adquiere un sonido muy peculiar (Fase paroxística): la tos es en salvas, en accesos continuos sin tiempo apenas para coger aire, de ahí que, al final, emitan un sonido parecido a  un pitido (gallo) característico de la enfermedad. Doctora, es que se engancha con la tos, es como si se ahogara– dicen algunas madres. Tras estos «ataques de tos» los niños están agotados y con poca actividad.

Las complicaciones en los niños son serias: otitis media, neumonía, insuficiencia respiratoria, encefalopatía, convulsiones, apneas (paradas respiratorias) y en último caso, la muerte (se estima que cada año fallecen en España unos 15 bebés por tosferina). Los síntomas en los adultos son leves y rara vez provocan complicaciones

¿Tiene tratamiento?

Sí. Tratamiento antibiótico específico y, cuanto antes se empiece, mejor. El 70% de los niños menores de un año precisan hospitalización y prácticamente el 100% de los menores de 3 meses.

¿A quién afecta la tosferina?

A cualquier persona y a cualquier edad; aunque como ya hemos comentado, los más vulnerables son los niños pequeños, especialmente aquellos que aún no han recibido la pauta completa de la vacuna. Es por ello que las formas más graves y de mayores complicaciones, las encontramos en los bebés menores de 2 meses a los cuales aún no nos ha dado tiempo a administrar la primera dosis.

Recordemos que la vacuna se administra a los 2, 4, 6, 18 meses y una dosis de recuerdo a los 5-6 años.

¿Y por qué están aumentando los casos de tosferina?

En parte se debe al hecho de que la vacuna pierde efectividad con el paso del tiempo; previene el 85% de los casos graves en menores de 3 meses y proporciona inmunidad en el 80% de los vacunados con 3 dosis; pero a los 18 meses, los anticuerpos ya han bajado de forma considerable. A los 12 años la inmunidad ya ha desaparecido de ahí que la Asociación Española de Pediatría promueve administrar una dosis de recuerdo a los adolescentes; medida que ya se hace en algunas comunidades autónomas.

A la pregunta que me hacen muchas familias de:»¿Por qué en aquella comunidad autónoma sí, y en la mía no? «, me temo que no tengo una respuesta políticamente correcta.

Por otro lado, los llamados “movimientos antivacunas”  hacen mucho daño a nuestra sociedad negándose a recibir la vacuna, lo que trae como consecuencia que sean esos niños los transmisores de muchas enfermedades graves prevenibles.

También hay que resaltar que los métodos diagnósticos han mejorado, por lo que es probable que ahora, con más medios, se diagnostiquen más casos que antes.

¿Qué puedo hacer para proteger a mi bebé hasta que nazca y reciba su primera dosis ?

Puesto que numerosos estudios han demostrado que en más de un 80% de las ocasiones la fuente de infección es un adulto que convive en el mismo domicilio que el lactante, es altamente recomendable seguir lo que los expertos llaman “la estrategia del nido”, es decir, vacunar a todo el entorno del bebé, a los contactos más íntimos, empezando por la madre. Para que la estrategia funcione, los miembros de la familia han de recibir la vacuna al menos 2 meses antes del nacimiento del bebé.

Australia, Alemania, Francia, Canadá, Suiza y Estados Unidos tienen desarrollada esta estrategia en sus programas para el control de la tosferina. Según los expertos, con estas medidas, se reducirían el 70% de los casos de tosferina en menores de 3 meses.

La Asociación Española de Pediatría recomienda vacunar a todos los contactos íntimos del bebé (padres, abuelos y cuidadores) incluida toda madre embarazada en la semana 27 de gestación, de este modo, los anticuerpos protectores pasaríann al niño a través de la placenta y estaría cubierto durante los primeros 2 meses de vida, momento en el que recibiría la primera dosis de la vacuna.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Ministerio de Sanidad español y el Grupo de Trabajo de Tosferina de España recomiendan la vacunación del personal sanitario en contacto con lactantes, en especial en maternidades y unidades pediátricas.

Recordemos que la vacunación es un acto de responsabilidad que no sólo protege al niño, sino que protege al medio que le rodea, impidiendo que los agentes causantes de la enfermedad circulen libremente.

Aquellos padres que deciden no vacunar a sus hijos, no sólo les están exponiendo a sufrir enfermedades graves, incluso mortales, sino que además se aprovechan de la “inmunidad de grupo” del resto de los niños de su entorno los cuales sí están vacunados. Es una situación muy “cómoda” para ellos. Pero… ¿Qué ocurre si en la misma aula se juntan 2 o más niños no vacunados y alguno de ellos enferma?

No nos cansaremos de recalcar a “nuestras familias” la importancia de seguir las recomendaciones oficiales y de animar a los padres a  preguntarnos todas aquellas dudas que les vayan surgiendo a lo largo de este largo, pero apasionante, camino de la crianza de nuestros hijos.

Dra. Lucía Galán Bertrand.

Blog: Lucia, mi Pediatra.

www.luciamipediatra.com

Hacer un comentario

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar