Todo sobre el uso de los ácidos en tu piel

Nuestra piel es la primera barrera de defensa ante cualquier agresión externa en nuestro día a día. Los cambios de temperatura, los rayos UVB y UVA del sol, e incluso la contaminación ambiental pueden afectar a su estado.

Además, la piel de tu rostro cuenta con unas características muy específicas, más que la del resto del cuerpo. Por esto, existen infinidad de productos cosméticos indicados para su cuidado dependiendo de tu tipo de piel.

Uno de estos ingredientes, que se ha vuelto muy popular en los últimos años, es el uso de ácidos, ya que son capaces de penetrar profundamente en tu piel para conseguir un resultado más efectivo y rápido.

Pero, al igual que con el resto de activos, no todos los ácidos son adecuados para cualquier tipo de piel. Sigue leyendo, ¡te ayudamos a identificar el mejor ácido para ti!

Todo lo que necesitas saber sobre el uso de los ácidos en tu piel

Los ácidos AHA y BHA

Existen dos grandes grupos de ácidos diferenciados principalmente por su solubilidad y reacción sobre la piel: los ácidos AHA (Alfa-Hidroxi-Ácidos), que se pueden disolver en agua, y los ácidos BHA (Beta-Hidroxi-Ácidos), que no se disuelven en agua. Así, los ácidos BHA pueden penetrar en la piel a través de los poros y, por norma general, su reacción es menos irritante en la piel que los AHA.

Ambos se pueden encontrar en productos cosméticos en diferentes formatos, tanto en cremas, como sérums e incluso tónicos. Para saber qué ácido es el que mejor se adapta a tu piel, a continuación te contamos los principales tipos. Aunque si nunca has utilizado ninguno de ellos en tu rutina facial, te recomendamos que acudas en primer lugar a profesionales, como la Parafarmacia Online Vistafarma, donde te puedan asesorar. 

Ácido glicólico

Este ácido es el más popular de los que pertenecen al tipo AHA, y se encuentra en su forma molecular más pequeña, por lo que tiene gran capacidad exfoliante y poder para retirar las células muertas. Por esta razón, se suele incluir en limpiadores faciales o sérums y sus resultados dependen de la concentración en la que se encuentre como del tiempo en contacto con la piel. No suele estar recomendado para pieles sensibles o que sufren de rosácea.

Ácido salicílico

Se trata del ácido BHA más popular en productos de cosmética indicados para el acné, ya que su actúa sobre la piel exfoliando la capa externa. Se sitúa así como el mejor aliado en el tratamiento para espinillas, puntos negros y cualquier impureza. Está indicado para pieles grasas o mixtas que suelen presentar imperfecciones. 

Ácido láctico 

Este ácido se produce de forma natural en nuestro cuerpo como hidratante para la piel, ya que aumenta su humedad. Se podría decir que se trata de nuestra propia “crema hidratante”. Su capacidad de acción comienza en la capa más profunda de la piel, donde estimula la síntesis de colágeno y elastina, por lo que es un activo esencial para mantener la elasticidad de la piel, suavidad e hidratación. Es el aliado perfecto antiedad y el compañero perfecto para las pieles secas o que presentan las primeras líneas de expresión. 

Ácido Hialurónico

Es el ácido más conocido por sus propiedades hidratantes. Se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo, pero con el paso de los años su producción se va reduciendo de forma progresiva. Es el encargado de aportar flexibilidad y luminosidad a la piel. Cuando sus niveles empiezan a disminuir aparecen las primeras líneas de expresión y arrugas.

Ácido Mandélico

Este ácido AHA suele estar incluido en composiciones farmacológicas y su acción principal es la de estimular la regeneración celular eliminando células muertas en las primeras capas de la piel. Muy útil en pieles grasas y acneicas, ya que regenera también las manchas producidas por el acné y la inflamación. La época ideal para aplicar el ácido mandélico es después del verano cuando la piel requiere un extra para recuperarse de los daños del sol. 

Ácido Azelaico

Es de gran utilidad en pieles con acné, o que presentan rosácea, inflamación o hiperpigmentación, ya que se considera uno de los ácidos más fuertes y actúa como protector, controlando la concentración de bacterias en la piel.

¿Aún no sabes por dónde empezar? Te recomendamos consultar siempre con un profesional antes de aplicar cualquier ácido en tu piel y acudir a marcas de referencia como los productos ISDIN o Neostrata con combinaciones únicas de activos específicos para cada tipo de piel. 

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar