Ser madre a los 40 ¿ Qué debes saber?

Ser madre a los 40 años es una tendencia en aumento hoy en día.

Y es que, no siempre se puede o se desea ser madre antes o durante la treintena. Puede que no se den las circunstancias de estabilidad económica y emocional, o bien el estilo de vida actual lleva a muchas mujeres a retrasar su maternidad.

Pero esta realidad cada vez más frecuente no está exenta de miedos y preguntas.

A esta edad es más difícil quedar embarazada y la gestación puede implicar ciertos riesgos, sin embargo, los avances en medicina nos permiten evitar algunos de ellos.

¿Te gustaría saber más?

Hablamos con la clínica IVF Spain, con sede en Alicante sobre este tema de actualidad.

Cada vez es más común encontrar mujeres que deciden afrontar la maternidad a partir de los 40 años.

Ser madre a los 40: ¿qué debes saber?

A partir de esa edad, existen riesgos asociados al desarrollo del embarazo y también existe alguna ventaja de afrontar una maternidad tardía.

Riesgos de ser madre a los 40 años

Es importante que las mujeres que superan esta edad, tengan en cuenta los riesgos que pueden aparecer tanto para la madre como para futuro bebé.

Es frecuente que puedan aparecer dificultades durante el embarazo como: preeclampsia (hipertensión), diabetes gestacional, parto prematuro o la ruptura prematura de las membranas, entre otras.

A determinada edad, la calidad y cantidad de los óvulos disminuye de manera notable, lo que en términos médicos se conoce como “disminución de la reserva ovárica”.

Además, a medida que aumenta la edad de la mujer, aumenta también la posibilidad de que el embrión presente alteraciones cromosómicas y, con ello, los fallos de implantación o abortos de repetición.

Un embrión con alteraciones cromosómicas no llegará a  implantarse o no continuará su desarrollo.

Según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, más de un 51% de mujeres entre 40 y 44 años puede sufrir aborto.

A partir de los 44 años el riesgo de sufrir un aborto espontáneo se eleva hasta el 93%.

A cierta edad, es importante incrementar los cuidados y estar siempre bajo control médico, ya que,

Ser madre a los 40 años ¿qué probabilidades reales tiene una mujer?

Como hemos visto, es fundamental que las mujeres que desean quedarse embarazadas a partir de los 40 años conozcan su reserva ovárica y el resto de perfiles hormonales, como la determinación de la hormona AMH (o Antimulleriana)  para lograr un embarazo con éxito.

La reproducción asistida ofrece soluciones efectivas para aumentar las posibilidades de éxito y conseguir el deseado embarazo, bien con óvulos propios o, si esto resulta imposible, se puede recurrir a un tratamiento con óvulos de donante.

La tasa de embarazo con óvulos propios a partir de los 40 años se sitúa alrededor del 5% y 15%. Sin embargo, las mujeres que recurren a un tratamiento de fecundación in vitro con óvulos de donante tienen un 80% de probabilidad de embarazo.

¿Y las ventajas de la maternidad a los 40 años?

Sin duda, la madurez con la que se afrontan las decisiones importantes permite estar segura de la elección tomada. Las ideas y los objetivos vitales se meditan con mayor claridad.

Además, podemos despedirnos de las dudas y a las inseguridades que se generan durante la juventud: la estabilidad emocional para afrontar maternidad puede ser mejor a partir de cierta edad.

Otra de las ventajas para una mujer que quiere ser madre a partir de los 40 años es la estabilidad laboral y seguridad económica en la que se encuentra.

Desde IVF  son perfectamente conscientes de que ser madre a los 40 años no es un camino fácil. Cuando el embarazo no llega de forma natural, la medicina reproductiva puede abrir una puerta a la esperanza.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar