Quinoa para combatir la migraña

Es muy probable que la quinoa no sea lo primero -ni lo segundo- que se nos viene a la mente cuando pensamos en algún producto que nos alivie la migraña, ese fuerte dolor de cabeza que nos puede durar horas -e incluso, días-.

En realidad, el remedio más habitual suele consistir en buscar un lugar tranquilo y oscuro en el que descansar y recuperarse. Sin embargo, está demostrado que ante una migraña lo mejor es consumir una buena dosis de magnesio y riboflavina -o, si se prefiere, vitamina B2-. Diversos estudios, de centros tan prestigiosos como la Escuela de Biociencias de la Universidad de Melbourne (Australia), han demostrado que, tanto el magnesio como la vitamina B2, son muy eficaces contra la migraña, tanto a la hora de reducir su frecuencia como su intensidad. Y la quinoa es rica en ambos elementos, así que… ¿por qué no probar?

Cómo funcionan

Vamos primero con la riboflavina. Las células cerebrales de personas propensas a padecer migrañas, pueden tener una disfunción mitocondrial, resultado de una mala metabolización del oxígeno. Ante esta situación, la ingestión de riboflavina permite mejorar la forma en que el oxígeno se metaboliza en el cerebro. En palabras de Concepción Romero, CEO de la empresa Naturquinoa y experta en el estudio de la quinoa “el porcentaje mínimo diario aconsejado, de riboflavina, para un adulto es de aproximadamente 1,5 a 3 mgs. La quinua contiene 0.20 a 0.46 mg de riboflavina por cada 100 gramos.

La riboflavina, además de en la quinoa, se encuentra en vegetales de hojas verdes, cacahuetes, cereales integrales, leche y productos lácteos, huevos, hígado, corazón y riñón.

En un estudio de control aleatorio, desarrollado en Bélgica, se demostró que el 59% de los pacientes que recibieron riboflavina obtuvieron una reducción del 50% en los ataques de migraña (en comparación con sólo el 15% en el grupo placebo). Sobre la cantidad de quinoa a consumir, una taza de desayuno nos proporcionará el 12% de nuestras necesidades diarias.

Con respecto al magnesio, sus propiedades para aliviar los dolores de cabeza son más que conocidas. Según un estudio de la Universidad de Maryland, la quinoa es capaz de proporcionarnos hasta un 17% de la ingesta diaria recomendada de magnesio. En esta misma investigación se indica que, si aumentamos nuestros niveles de magnesio, podemos reducir la frecuencia de las migrañas en un 41%. Esto es gracias a que el magnesio está diseñado para, entre otras cosas, mantener la flexibilidad de nuestros vasos sanguíneos. Y, dado que las migrañas ocurren, generalmente, cuando se producen estados de rigidez en los sanguíneos de nuestro organismo, la relación consumo de magnesio/alivio de la migraña parece más que evidente, Sin embargo, para que el organismo pueda aumentar la cantidad de magnesio en célula, éste tiene que disponer de la cantidad adecuada de B6… algo de lo que cada grano de quinoa está bien surtido.

Como apunte añadido, señalar que otra causa para la aparición de la migraña es el estreñimiento. Y ante esto, los altos contenidos de fibra contenidos en la quinoa pueden suponer todo un alivio.

Receta contra la migraña: sopa de verduras, legumbres y quinoa

Los ingredientes de esta receta convierten a este plato en un excelente remedio contra los dolores de la migraña. ¿Apuntas? Las proporciones de los ingredientes son para cuatro personas.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 20 minutos

Ingredientes:

-Una cebolla picada

-Una zanahoria cortada en dados

-Dos dientes de ajo picados

-Una cucharadita de comino

-Una cucharadita de cilantro molido

-1/3 de taza de quinoa

-Dos tazas de caldo de verduras

-540 ml de judías blancas

-Dos tazas de espinacas

Preparación:

Empezar por calentar, a fuego medio, una cacerola grande en la que echamos aceite y cebolla. Doramos durante unos tres minutos. A continuación, añadimos zanahoria, ajo, comino, cilantro y quinoa. Cocinamos durante dos minutos, antes de añadir el caldo y dos tazas de agua. Cuando nuestro preparado alcance el punto de ebullición, habrá que reducir el fuego a medio/bajo. Luego, cubriendo, parcialmente, la olla con una tapadera, se cocina durante un cuarto de hora. Pasado este tiempo, ya sólo queda añadir las judías blancas y las espinacas. Dos o tres minutos, hasta que las judías se ablanden un poquito… y listo.

Pepe Varela

Hacer un comentario

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar