¿ Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad que afecta a las relaciones de las mujeres que la sufren, a su trabajo y a su día a día. Por ello y para entender un poco mejor las dificultades por las que pasan en su vida cotidiana, hemos hablado con María Arranz, coordinadora de autoras y portavoz de Freeda , que sufre esta patología.

La endometriosis es una enfermedad inflamatoria crónica que se caracteriza por la implantación y crecimiento benigno de tejido del endometrio fuera del útero. El endometrio es la capa de mucosa que recubre el interior de este órgano. Durante el ciclo menstrual, esta capa se engrosa con el fin de alojar a un futuro embrión. Si no hay un embarazo, se desprende al bajar la regla y vuelve a comenzar el ciclo. El hecho de que este tejido crezca fuera de su sitio se puede producir en las trompas, en los ovarios o, lo que ocurre menos habitualmente, en la vejiga o los intestinos. Este tejido lo que hace es terminar formando una serie de quistes benignos que, pese a ser benignos, hay que extirpar.

  • ¿Por qué tenemos que hablar más sobre ella?

Porque es una enfermedad muy limitante, muy dolorosa y de la que se conoce muy poco. Y, sobre todo, porque se trata de una dolencia que afecta a 1 de cada 10 mujeres. En España hay más de 2 millones de afectadas por endometriosis (¡2 millones!). Hay que hablar más sobre esta enfermedad porque no se sabe a ciencia cierta cuál es la causa exacta que provoca su desarrollo, pero pueden llegar a afectar factores ambientales, además de genéticos.

Yo padezco endometriosis y, desde que era muy joven, lo que pasado muy mal durante la regla. Supe que tenía endometriosis a los 23 años, después de que me operaran de varios quistes en los ovarios y vieran que, efectivamente, esos quistes eran endometriomas. Mis reglas siempre habían sido dolorosas, pero, como atantas otras chicas, los ginecólogos y todas las personas a mi alrededor me decían que era normal. Hoy sé que no lo es.

  • ¿Por qué sigue siendo una enfermedad tan desconocida?

Principalmente por dos motivos: porque se trata de una enfermedad que únicamente afecta a mujeres y personas que menstrúan y porque siguen existiendo muchos tabúes asociados al dolor femenino, lo que contribuye al retraso en los diagnósticos. Cuando a tu alrededor todo el mundo tiende a restarle importancia a tu dolor, lo que haces es callarte y vivir con ello en silencio porque crees que verbalizarlo está feo o simplemente porque nadie te hace caso. Hay asociaciones como EndoMadrid, creada por afectadas de esta enfermedad, que buscan darle transparencia y visibilidad a los síntomas y a la endometriosis en general. Luchan por mejorar la calidad de vida de las pacientes y hacen que se hable cada vez más de ella. En EndoMadrid tratan de empoderarse frente a un sistema sanitario que resta importancia al dolor de las mujeres,y que, a menudo trata con condescendencia y de una manera paternalista cualquier cosa que nos ocurra.

  • ¿Hasta qué punto el dolor de la endometriosis puede afectar a la vida de quien la padece?

El dolor que causa la endometriosis puede llegar a ser totalmente incapacitante, sobre todo durante los primeros días de la regla. Los síntomas más habituales son los cólicos menstruales, el dolor pélvico, sangrado excesivo, diarrea, estreñimiento o dolor muy intenso durante la penetración en las relaciones sexuales. A esto hay que añadir la dificultad para concebir o, en muchos casos, la infertilidad.

La regla puede generar ciertas molestias –como una cierta sensación de hinchazón e incluso pequeños dolores que desaparecen con un analgésico–, especialmente durante los primeros días, pero si el dolor que te provoca te impide hacer tu vida normal, si ni con un analgésico eres capaz de soportarlo porque no desaparece, desde luego que es para preocuparse.

  • ¿Qué medidas de concienciación deberían promoverse en torno a la enfermedad?

No normalizar el dolor como algo lógico durante la regla. Hoy en día, la media de tiempo que se tarda en obtener un diagnóstico de endometriosis es de 7 u 8 años, en buena medida porque se le resta importancia al dolor menstrual, que es una de las señales de alarma más claras de esta enfermedad. Por ello, es necesario que los profesionales de la ginecología se conciencien sobre la endometriosis, hasta el punto de que sospechen de ella cuando los síntomas de dolor sean tan evidentes. El único método de diagnóstico efectivo es la laparoscopia, que requiere anestesia general y la introducción de una herramienta que permite la visión dentro de la cavidad pélvica. Se trata de un procedimiento bastante invasivo para la paciente y, para cuando se llega a este punto, normalmente la mujer lleva años padeciendo los dolores.

  • ¿Se debería regular la baja por dolores menstruales, como ha propuesto recientemente el Ministerio de Igualdad?

Yo diría que sí. Es muy necesario. La tolerancia al dolor depende de cada persona, pero desde luego que la disposición para llevar a cabo tus obligaciones profesionales se ve muy mermada padeciendo endometriosis o fuertes dolores menstruales. Nadie pone en tela de juicio una baja por gastroenteritis o una gripe durante tres días porque son enfermedades de las que hay mucha más información y, por decirlo de alguna manera, nos ha pasado a todos y todas. Con la endometriosis no ocurre lo mismo, pero es igualmente necesario que se tenga en cuenta y se luche por los derechos de quienes la padecemos.

María Arranz

 

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar