Prótesis de rodilla: incapacidad deportiva y laboral

El Dr. José Ignacio Gimeno, especialista en traumatología, nos habla acerca de las prótesis de rodilla y cadera, y cómo éstas pueden afectar a nuestra actividad deportiva y laboral.

Los implantes de artroplastias de cadera y de rodilla, son frecuentes para el tratamiento quirúrgico de pacientes con artrosis de estas articulaciones de carga.

Los procesos degenerativos producen dolor y limitación progresiva de la movilidad, afectando primero la actividad deportiva intensa, luego la suave, hasta comprometer la actividad diaria cotidiana, como caminar, subir al autobús, ó ponerse unos calcetines. Cuando el dolor se convierte en intolerable, los pacientes deciden operarse.

Prótesis de rodilla y cadera con menos de 65 años

Si bien, en un principio el objetivo es paliar el dolor y retornar a una vida sin exigencias físicas. Rápidamente en la actualidad, los pacientes aspiran a alcanzar un nivel de actividad deportiva y laboral suficiente para su satisfacción. Paciente con menos de 65 años operado con prótesis, no es igual a incapacidad laboral, ni convertirse en un sedentario.

Pero los cirujanos siempre tenemos el temor en estos pacientes, al desgaste, el aflojamiento, la fractura periprotésica, la inestabilidad y la luxación de la prótesis; riesgos que pueden conducir a unas situaciones no deseadas.

Actividad física y laboral sin impacto

En la bibliografía hay pocas evidencias a la respuesta a esta pregunta. Los cirujanos, en general, recomendamos estimular la movilidad y realizar una actividad física y laboral liviana sin impacto, dependiendo por supuesto de la edad. En algunas publicaciones, que analizan retrospectivamente la actividad de los pacientes una vez que ha pasado el tiempo, evidencian que vuelven a su vida normal.

Dubs, en 1983, sorprendió al demostrar que el porcentaje de aflojamiento de la prótesis total de cadera fue mucho mayor en pacientes sedentarios que en los que hacían actividad física luego de la cirugía (14’3% versus 1’6%).

Otro estudio de la Universidad de Ulm en Alemania demostró que el 36% de los pacientes operados de prótesis de cadera y el 42 % de los de rodilla, mantuvieron después de 5 años el nivel deportivo previo a la cirugía.

En otro trabajo del 2002 (Mont MA y cols) estudian en un promedio de 7 años postoperados y aficionados al tenis, se demostró que jugaban 3 veces por semana de promedio, a pesar de las recomendaciones de los cirujanos.

Quienes juegan al Golf y son operados de cadera ó de rodilla con una prótesis, pueden seguir haciéndolo en la mayoría de los casos.

La rehabilitación es clave

En general, hacen falta más estudios al respecto, pero recomiendo prudencia, en su actividad física y laboral, ó adoptar actividades de bajo impacto como el caminar, el ciclismo y los ejercicios dentro del agua, siendo muy importante en el caso de tenerse que operar el tener un nivel técnico deportivo previo según el deporte a practicar y por supuesto una correcta rehabilitación, para poder realizar la actividad deportiva y laboral.

Dr. José Ignacio Gimeno Abad

Cirugía Ortopédica y Traumatología.-Cirugía Artroscópica.-Traumatología Deportiva.

Vithas Hospital Internacional Medimar (Alicante)

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar