Microbiota vaginal: qué es y por qué resulta tan importante

Cuidar la salud es importante, pero lo es a todos los niveles. Además, y aunque a veces se olvide, el mejor tratamiento para cualquier dolencia es siempre la prevención. Sin embargo, en ocasiones hay aspectos que no se tienen en cuenta por una razón tan simple como que se desconoce su importancia. Por eso, en las siguientes líneas queremos mostrarte qué es la microbiota vaginal y por qué resulta tan esencial.

¿Cómo se puede cuidar la microbiota vaginal?

Además de cuidar ciertos hábitos, también se pueden utilizar algunos productos para equilibrar la microbiota vaginal y que así pueda funcionar de la manera adecuada. En el mercado existen productos específicos para esta zona, como el que encontrarás en Profaes.

Los probióticos tienen un papel fundamental a la hora de cuidar la microbiota vaginal para que se encuentre en el mejor estado que sea posible. De esta forma, podrá cumplir su importante papel. 

Se trata de productos diseñados de manera específica para equilibrar la microbiota vaginal y también la microbiota intestinal, que como verás más adelante están estrechamente relacionadas. Su uso puede optimizar el funcionamiento del sistema inmunológico. 

¿Qué es la microbiota vaginal?

La microbiota vaginal está compuesta por los distintos microorganismos que viven en esta parte de la anatomía femenina. Aunque no son lo mismo, sí está relacionada con la microbiota intestinal. 

Esta relación se da cuando las heces contaminan la vagina, algo que es relativamente frecuente por la cercanía entre ambas zonas. Aunque en algunos casos no es positivo que esto ocurra, lo cierto es que no siempre resulta negativo. 

La composición de la microbiota vaginal va cambiando con la edad, además, también lo hace en las distintas fases del ciclo menstrual o cuando se tiene una vida sexual activa. Además, estos otros factores pueden incidir en su composición:

  • El embarazo.
  • Los hábitos de higiene inadecuados.
  • Un uso excesivo de antibióticos.
  • Utilizar tampones.
  • Toma de anticonceptivos hormonales.
  • Una dieta rica en azúcar o carbohidratos. 
  • Vestir con ropa muy ajustada o que no favorece la transpiración. 

Estas alteraciones no tienen por qué implicar ningún tipo de problema, pero hay que controlar que no sea así. De hecho, el estado de la microbiota es esencial para gozar de una buena salud. Sin olvidar que es una barrera natural para ciertos microorganismos. 

¿Qué es la disbiosis vaginal?

La disbiosis vaginal es el estudio que se realiza para analizar la microbiota y los patógenos que pueden incidir en esta zona del cuerpo de la mujer. Que su composición sea la adecuada es clave para reducir las posibilidades de infección y para cuidar de la fertilidad. Como has visto en el apartado anterior, hay diferentes cuestiones que pueden alterar su composición por así decirlo habitual. 

Se pueden realizar test de disbiosis vaginal o de disbiosis endometrial. Por supuesto, siempre que lo determine un profesional de la salud femenina por cualquier motivo.

Está claro que la microbiota vaginal tiene un papel fundamental a la hora de velar por la salud de la zona. Así que no dejes de cuidarla de la manera apropiada. 

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar