La importancia de un chequeo médico: pruebas y beneficios

“Más vale prevenir que curar”. Posiblemente hayas escuchado esta frase más de una vez, y no sin razón. Muchas personas creen que sólo deben acudir al médico si están enfermos, sin embargo hacerse periódicamente un chequeo médico es beneficioso para la salud.

De esta forma, podremos prevenir enfermedades en fase inicial, evaluar el riesgo de problemas médicos futuros, o detectar cualquier tipo de anomalía.

La importancia de un chequeo médico

Aunque no lo creamos un chequeo puede marcar la diferencia. En el caso del cáncer, por ejemplo, una de las patologías con mayor mortalidad en el mundo, si se trata a tiempo pueden dar como resultado una mejora en la calidad de vida del paciente.

Si durante el chequeo se detectase la presencia de cualquier tipo de cáncer, como, por ejemplo: el cáncer cervical, tras la realización de las pruebas pertinentes, el médico derivaría a la paciente a una unidad especializada en oncología ginecológica. Existen hospitales, como el Hospital Universitario La Zarzuela, hospital privado en la zona norte de Madrid,  donde cuentan con una Unidad de Oncología Ginecológica , dedicada  exclusivamente a patologías ginecológicas.

Debemos saber que no todos los centros hospitalarios disponen de los mismos servicios, por lo que dependiendo de nuestras necesidades elegiremos el más adecuado.

Control médico: pruebas

Se recomienda un control anual general donde se incluyen las siguientes pruebas:

– Análisis de sangre y de orina.

– Control de peso y tensión arterial.

– Electrocardiograma: detecta y previene posibles patologías del corazón.

– Ecografía abdominal: permite conocer el estado de diferentes órganos: hígado, bazo, etc.

– Radiografía de tórax.

– Espirometría: valoración de la función pulmonar.

– Revisiones dentales, auditivas y oftalmológicas.

– Marcadores tumorales.

 A este tipo de pruebas se pueden añadir otras, según la edad del paciente:

Revisión ginecológica anual: es conveniente que la primera visita se realice aproximadamente entre los 13 y los 15 años.  A partir de los 40 es aconsejable una mamografía cada dos años.

Exploración colorectal: recomendado a partir de los 45 años.

– Exploración prostática: a partir de 50 años.

– Densitometría: a partir de los 45 o mujeres con menopausia. Sirve para valorar la densidad ósea y detectar casos de osteoporosis.

Además, dependiendo de los resultados de las pruebas, pueden indicarse otra serie de exámenes complementarios. Al fin y al cabo, un chequeo básico y preventivo no es lo mismo que otro más complejo con pruebas específicas.

¿Qué patologías pueden detectarse en un chequeo médico?

– Enfermedades asociadas:

  • al trabajo
  • al sexo
  • a la edad
  • al estilo de vida
  • a la historia clínica personal y familiar

Beneficios de los controles:

– Detectar la aparición de enfermedades que todavía no han producido síntomas.

– Prevenir la aparición de algunas patologías.

– Aplicar un tratamiento cuando la enfermedad está en fase latente, aumentando las posibilidades de curación.

– Tomar conciencia sobre el propio cuidado. El médico puede aconsejarnos a la hora de lograr cambios en nuestro estilo de vida: alimentación, ejercicio, etc.

– Evitar el consumo de fármacos innecesariamente.

Ahora que conoces la importancia de este tipo de revisiones no lo dejes pasar y consulta cuanto antes a tu médico. Recuerda que con la salud no se juega.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar