La gota aumenta en los hombres por alimentación no saludable

Los malos hábitos alimenticios elevan los casos de gota que ya afectan casi al 5% de los hombres

La gota es un factor de riesgo no menor para enfermedad coronaria y otras consecuencias de la arterosclerosis, como episodios vasculares cerebrales.

En España afecta a un 4,55%1 de los hombres (muy excepcional antes de la pubertad) y al 0,38% de las mujeres.

En todos los países donde se ha analizado, “su frecuencia va en aumento al relacionarse con hábitos alimenticios menos saludables que se han ido imponiendo, sin embargo, su diagnóstico preciso es posible y habitualmente fácil, siendo una enfermedad curable”, como así lo explica el Dr. Eliseo Pascual, reumatólogo del Hospital Vithas Medimar.

La gota tiene un diagnóstico y tratamiento preciso, curándose en cualquiera de sus estadios, aunque preferentemente debe tratarse desde su diagnóstico

Los cristales se forman como consecuencia de niveles elevados de ácido úrico en sangre, frecuentemente asociados al llamado síndrome metabólico [obesidad especialmente abdominal, hipertensión, diabetes o prediabetes, elevación de los triglicéridos y disminución del colesterol HDL (el bueno)] relacionado con los hábitos alimentarios excesivos y la vida sedentaria. La toma de diuréticos también eleva el ácido úrico en sangre. 

Ataques de gota 

Habitualmente la gota comienza en el pie, ya sea en la articulación de la base del primer dedo (podagra) o en todo el empeine; en ocasiones se han tenido previamente molestias en manos o pies que pueden haberse tomado como pequeños esguinces.

También se afectan los tobillos, el tendón de Aquiles en su unión al talón, rodillas, codos, muñecas o 2º o 3 º nudillo de las manos y ocasionalmente otras articulaciones.

Pueden ocurrir ataques en más de una articulación y acompañarse de fiebre simulando un cuadro infeccioso.

Tras varios años de enfermedad, pueden formarse unos nódulos (llamados tofos) más o menos duros, frecuentes en codos, pero también alrededor de otras articulaciones.

Durante los ataques de gota la inflamación es intensa y muy dolorosa, se acompaña de hinchazón y enrojecimiento de la piel. 

“Ocasionalmente se inflama más de una articulación a la vez. Cuando se afectan articulaciones grandes – como la rodilla – o varias a la vez puede cursar con fiebre y simular un cuadro séptico.

Tras varios años de enfermedad, pueden formarse unos nódulos (llamados tofos) más o menos duros, generalmente en codos, pero también alrededor de otras articulaciones”, explica el especialista.

La aparición de tofos indica que el paciente gotoso no ha sido tratado, o que ha sido insuficientemente tratado. “La gota llamada crónica es consecuencia de falta de tratamiento, tratamiento inadecuado o falta de cumplimiento del tratamiento por el paciente, y esto es lo que debemos evitar”, añade.

Entre ataques y en fases asintomáticas persiste una ligera inflamación asociada a la presencia de los cristales

“Los cristales se forman como consecuencia de niveles elevados de ácido úrico en sangre, frecuentemente asociados al llamado síndrome metabólico: obesidad especialmente abdominal, hipertensión, diabetes o prediabetes, elevación de los triglicéridos y disminución del colesterol HDL (el bueno)”, explica el Dr. Eliseo Pascual

Gota, arteriosclerosis y enfermedad coronaria

“Es esta inflamación continua y persistente – aunque asintomática – la que favorece la arteriosclerosis explicando la asociación a la gota de enfermedad coronaria – incluyendo infartos de miocardio -, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia vascular en las extremidades. También se ha apreciado en ocasiones una disfunción eréctil (erecciones más débiles) atribuida a arteriosclerosis de las arterias que aportan la sangre al pene”, comenta Pascual.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento de la gota es la eliminación de los cristales, ya que sin ellos desaparece la posibilidad de ataques y la inflamación en articulaciones asintomáticas que ya no los tienen; la gota es tratable en cualquiera de sus estadios. 

Requiere un tiempo prolongado y proporcional al tiempo pasado desde el primer ataque, ya que, a más tiempo de evolución, más cristales formados. Los datos que ya existentes indican que, con la desaparición de los cristales, además de desaparecer los ataques, los riesgos asociados a la gota se minimizan y llegan a desaparecer. 

“Preferentemente debe tratarse desde su diagnóstico porque es el momento en que el depósito de cristales es menor – si esperamos se irá aumentando y por tanto tardará más en eliminarse, y los riesgos asociados a la gota se habrán sufrido solo un tiempo limitado y no es sensato vivir con unos riesgos que son evitables” concluye el doctor.

Los hospitales Vithas son hospitales seguros

Los 19 hospitales de Vithas son hospitales seguros para pacientes y profesionales gracias a la implantación de estrictos protocolos de seguridad frente a la covid-19. Entre las medidas implementadas destaca el establecimiento de dos circuitos diferenciados: uno para las personas con síntomas compatibles con la covid-19, y otro para el resto de pacientes.

Adicionalmente, suministramos mascarillas y gel hidroalcohólico a todas las personas que acudan al hospital por cualquier motivo. Además, el Grupo está realizando test masivos de detección del virus en todo el personal, que está dotado de todas las medidas de autoprotección necesarias. 

Una seguridad que siempre ha estado reforzada gracias a que todos los hospitales Vithas implementan los estrictos protocolos de la Joint Commission International, organismo de referencia mundial que acredita la seguridad del paciente y la excelencia asistencial.

Para más información: https://preparadosparacuidarte.com/

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar