Una incorrecta salud bucodental provoca enfermedades coronarias

La boca es una de las partes del cuerpo por donde puede entrar el mayor número de patógenos. Estar atentos a cualquier enfermedad bucodental es clave para no padecer patologías mucho más graves.

Numerosas investigaciones señalan una relación directa entre la salud oral y determinadas afecciones cardíacas”, afirma Iván Malagón, director de Iván Malagón Clinic.

Relación periodontitis y ataque al corazón

Estudios científicos que basaron sus investigaciones en ratones infectados por bacterias específicas de enfermedad periodontal, confirmaron que esas bacterias acabaron pasando al torrente sanguíneo, provocando daños en el corazón. Según los datos, la acumulación de la placa y la inflamación de las encías puede originar que las bacterias que la producen pasen al flujo sanguíneo, se acoplen a los vasos sanguíneos en forma de coágulos y provoquen un aumento de la presión arterial. Esta excesiva presión es la que finalmente puede llegar a originar un ataque cardíaco.




 

Relación infecciones de la raíz dental y la enfermedad coronaria

Una de las causas más comunes de sufrir la periodontitis apical es la infección por las caries. La periodontitis apical es la inflamación de los tejidos de alrededor de la raíz del diente y generalmente se diagnostica mediante una radiografía. Cuando se produce una caries en un diente y no se cura, a continuación se produce la inflamación de la pulpa, que se infecta e inflama (pulpitits). Las mismas bacterias causantes de esta infección pueden expandirse hacia la raíz del diente y causar una periodontitis (infección e inflamación de los tejidos que rodean al diente).

Los resultados, si no se tratan a tiempo, pueden ser catastróficos, y no sólo por la posibilidad de perder el diente afectado, sino que puede llegar a ser un desencadenante de otras enfermedades más graves, como enfermedades coronarias, o ser un factor de riesgo a sufrir alzhéimer cáncer de mama.

Estudios han demostrado que la enfermedad coronaria aguda es hasta 2,7 veces más común en los pacientes que necesitan una endodoncia (tratamiento del conducto mediante la extracción de la pulpa dental) que los que no. Como indica Iván Malagón, “se ha demostrado que el tratamiento de las infecciones orales podría mejorar la salud del corazón, y tratar las infecciones de los conductos radiculares disminuye los riesgos de padecer otras enfermedades”.

Relación bacterias orales y riesgo de ictus

Estudios científicos han relacionado ciertas bacterias que se encuentran en la boca como posibles factores de riesgo para los accidentes cerebro-vasculares. Se ha analizado la relación entre los ictus causados por hemorragias cerebrales y la presencia de la bacteria S.Mutans. Los resultados recalcaron que en un 26% de los pacientes que habían sufrido este tipo de ictus contaban con la presencia de esta bacteria, mientras que en los otros tipos de esta patología solo estaba presente en un 6% de ellos.

El estudio también analizó las microhemorragias cerebrales, donde se comprobó que éstas crecían significativamente en las personas que portaban esta bacteria. Esto es debido a que estos organismos se adhieren a los vasos sanguíneos, que se debilitan con la edad, y la presión sanguínea aumenta, lo que desemboca en hemorragias.

La bacteria S. Mutans está presente en aproximadamente un 10% de la población, y es una de las culpables de la aparición de caries, un problema bucodental muy común en la sociedad que si no se trata puede desembocar en algo grave.

La importancia de la prevención y la higiene bucal

Además de ello, es básico comunicar en consulta del dentista si se padece una enfermedad cardíaca. Según el Dr. Iván Malagón, “los factores de riesgo que presentan las personas que sufren enfermedad cardíaca son prácticamente los mismos que los que padecen enfermedad periodontal”.

Una vez más, es clave recordar que la higiene bucodental influye enormemente en nuestra salud. Tener una boca cuidada no sirve solo para lucir una sonrisa bonita, sino que es imprescindible para evitar patologías graves.

Llevar una dieta saludable que nos aporte los nutrientes necesarios para nuestros dientes y encías, evitar los alimentos dañinos como el azúcar, tener buenos hábitos de limpieza y acudir al dentista regularmente son la mejor forma de prevención.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar