Entrevista a la Dra. Lucía Galán: «La causa más frecuente de ganglios aumentados son las infecciones»

Esta semana en Mas Que Salud nos hacemos eco de una interesante entrevista de la pediatra Lucía Galán, una mujer todoterreno.

Además de ejercer su profesión como pediatra, en el hospital Vithas Medimar Internacional, Lucía es madre de dos hijos, escribe un exitoso blog de pediatría y recientemente ha inaugurado su canal de Youtube, medios que utiliza para transmitir su experiencia como madre y pediatra. En su blog trata de ayudar a las familias y ofrece respuesta a las preocupaciones más comunes sobre los peques de la casa. Si tienes niños, ¡no te pierdas los estupendos consejos de esta bloguera asturiana afincada en tierras alicantinas!  Además está en racha, ¡acaba de fichar por la Editorial Planeta! La primavera que viene, su libro «Lucía, mi Pediatra» estará en la mesita de noche de miles de hogares.

Y sin más dilación, os dejamos con la Dra. Galán. En esta ocasión nos habla sobre los ganglios: 

Los padres venís preocupados, incluso a veces alarmados porque le habéis notado uno o varios bultos en el cuello. “¿Qué son los ganglios? ¿Es normal que se los palpe a mi hijo? ¿Deben desaparecer?”.

Aclaremos conceptos: Los ganglios son unos nódulos habitualmente menores de 1 cm, blanditos, móviles a la palpación, que se encuentran dentro de una red de conductos muy finos que recorren nuestro cuerpo llamado sistema linfático por donde circula la linfa.

Los ganglios no son más que las “estaciones de servicio” donde la linfa se acumula y se filtran los virus, bacterias, etc. Se agrupan en racimos a lo largo del cuerpo, de cabeza a pies: cuello, axilas, codos, ingles, detrás de las rodillas…

¿Para qué sirven?

Filtran la linfa, la limpian y además, fabrican defensas: glóbulos blancos (linfocitos o monocitos) ó células plasmáticas que ayudan a combatir frente a las infecciones.

¿Se palpan los ganglios?

Habitualmente no.

¿Si se palpan significa que mi hijo tiene algo grave?

No. Soy consciente que este tema genera mucho miedo porque se relaciona con los linfomas y diversos cánceres; pero debéis saber que en los niños, la inmensa mayoría de las ocasiones en las que palpamos los ganglios, no está relacionado con ninguna enfermedad maligna. Solamente un porcentaje muy, muy bajo será consecuencia de un cáncer.

¿Qué esa una adenopatía?

Es un ganglio que ha aumentado de tamaño (>2 cm) o que de pronto es de consistencia dura, o está fijo y no somos capaces de desplazarlo con nuestros dedos o cuando duele y la piel se enrojece.

En los niños la causa más frecuente de ganglios aumentados de tamaño (adenopatías) en el cuello son las infecciones (amigdalitis, catarros, otitis, faringitis..) Nuestro organismo habrá detectado un agente extraño y las fábricas de defensas (los ganglios) comenzarán a fabricar linfocitos para luchar contra los gérmenes nos están “atacando”.

¿Y por qué a los niños se les notan con mucha más frecuencia los ganglios que a los adultos?

Porque los niños durante casi la mitad del año están acatarrados. ¿de dónde creéis que viene el término de “mocosos”? Pues eso, tienen mocos. Cada invierno cientos de virus entran en contacto con ellos, y su cuerpo, que al ser joven y sano es muy combatiente y reactivo, responde rápidamente inflamándose los ganglios.

¿Cuándo debo preocuparme?

Como madre, si le palpáis ganglios, os recomiendo que consultéis; la inmensa mayoría de las veces no es nada importante, pero eso lo tiene que valorar y seguir vuestro pediatra.

Como pediatra… ¿Cuándo me preocupo?

Si mide más de 2 cm de diámetro; no me preocupo pero me ocupo; es probable que lo vuelva a citar en una o dos semanas para ver la evolución.

• Si tiene signos inflamatorios, es decir, está rojo, grande, caliente y doloroso.

• Si son de consistencia pétrea, es decir, duros como piedras.

• Si aumenta de tamaño en 2 semanas, no disminuye en 4­6 semanas o no desaparece en 8­- 12 semanas.

• Si están ubicados en la zona supraclavicular. Justo encima de la clavícula: estos ganglios hay que estudiarlos siempre. (En este caso sí me preocupo)

• Si van acompañados de pérdida de peso, cansancio, sudoración nocturna repentina, pérdida de apetito y apatía. (Entonces me preocupo y mucho)

Resumiendo, si vuestro hijo tiene un catarro, lleva días con las velas colgando y de pronto le notáis unas bolitas, como garbanzos, en el cuello: tranquila. Su cuerpo está luchando frente a los intrusos. 

Si observáis cualquier signo que se aleja de lo comentado, consultad, para eso estamos. Pero sin obsesionarse; no es cuestión de palparle el cuello esta noche a tu hijo en busca de algo raro…

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar