Contractura capsular mamaria: qué es y cómo evitarla

La contractura capsular mamaria es un endurecimiento de la fibrosis cicatricial que se genera alrededor de la prótesis mamaria implantada y que comienza a formarse desde los primeros días del postoperatorio.

Este endurecimiento periprotésico puede ser leve, pero también puede llegar a ser muy duro, resultando molesto para la paciente y provocando deformidad en la mama contracturada. Puede ocurrir en una o en ambas mamas y la causa por la que se desarrolla en unas paciente y en otras no, no es bien conocida y suele ser multifactorial.

Alrededor de un 5% de los implantes sufren este tipo de contracturas, aunque hoy día con el uso de implantes microtexturados parece que la tendencia es a que descienda el número de casos.

Contractura capsular mamaria: medidas preventivas

 

– Realizar una técnica quirúrgica exangüe (con muy poco sangrado) y utilizar una irrigación del bolsillo con antibióticos, antes de introducir el implante. La sangre puede ejercer de efecto irritante sobre los tejidos y llevar a la formación de una capsula más dura. Los antibióticos deben cubrir el estafilococo, germen que suele asociarse con infecciones subclínicas responsables de la contractura capsular.

-Masajes postoperatorios; entrenar a la paciente para que se realice masajes suaves de los implantes después de la intervención, tratando de movilizar el implante en todas las direcciones.

-Drenaje linfático manual; drenando los ganglios linfáticos de la región cervical, axilar, del plexo solar e inguinal.

-Ultrasonidos; la administración de ultrasonidos externos de baja energía ha demostrado buenos resultados en términos de procesos de modulación biológicos y fisiológicos. Estos efectos beneficiosos han sido relacionados con el flujo de sangre de tejidos y el aumento de oxigenación, la liberación de mediadores celulares de la inflamación y el incremento de procesos fibrolíticos con una alta aparición de proteínas de colágeno.

-El tratamiento con montelukast sódico (singulair ®) vía oral a una dosis de 10 mgr diarios durante periodos de tratamiento largos (mayores de 3 meses) ha sido relacionado con mejorías en las contracturas capsulares de bajo grado, observándose reversiones de contracturas de grado II a contracturas de grado I.

-Capsulotomía capsular mamaria cerrada; técnica consistente en romper la capsula periprotésica plenamente establecida mediante mecanismos de presión externa con las manos. Hoy día en desuso por la gran cantidad de roturas de implante que ha conllevado.

-Capsulectomía abierta o cirugía para extraer quirúrgicamente la capsula periprotésica total o parcialmente.

-Recambio por implantes de cubierto de poliuretano; estos implantes han demostrado tener una contractura capsular mamaria prácticamente nula y bien usados como primera elección o bien como segunda elección para la corrección de una contractura capsular, pueden ser la solución más definitiva de la que disponemos en este momento

Doctor José Salvador

Clínica Biyô

Hospital Vithas Medimar Internacional. Alicante

*Artículo publicado en la revista nº 41 de Más Que Salud.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto: