Consejos y remedios para bajar la fiebre

En primer lugar debemos saber que la fiebre no es una enfermedad en sí, sino un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo.

Cuando una persona tiene una temperatura corporal de entre 37ºC y 37,5 ºC, se dice que tiene fiebre ligera (febrícula). A partir de los 38º se considera fiebre y si sobrepasa los 39º fiebre alta.

En la mayoría de los casos la fiebre está causada por una infección (cutánea, gastrointestinal, etc), aunque no es la única causa. La fiebre también puede ser consecuencia de una reacción a una enfermedad, un fármaco,una inflamación, una vacuna, o por diversas causas.

Habitualmente viene acompañada por síntomas como: sudoración, temblores, dolor de cabeza, escalofríos, astenia, dolor en el cuerpo, irritación, ojos vidriosos…

Signos de alarma: ¿cuándo llamar al médico?

En personas con fiebre alta o aguda los siguientes signos son motivo de atención médica inmediata:

  • Convulsiones febriles (desmayos o sacudidas) en niños o mujeres embarazadas.
  • Confusión mental.
  • Vómitos constantes.
  • Diarrea persistente.
  • Rigidez en la zona de la nuca.
  • Enfermos con alteración importante cardiaca, pulmonar o cerebral.
  • En lactantes menores de 3-6 meses.
  • Fuerte dolor de cabeza.
  • Dificultad respiratoria.
  • Petequias: manchas de color rojo que al estirar la piel con los dedos no desaparecen.
  • Temperatura mayor de 40 °C o inferior a 35 °C.

En cualquier caso si la fiebre dura más de 48-72 horas se debe llamar al médico.

Cómo medir la temperatura

La forma más sencilla de medir la temperatura es con un termómetro digital, ya que suelen dar lecturas más precisas. Sin embargo, en el caso de los niños, tomarles la temperatura puede convertirse en todo un desafío.

Por suerte, existen termómetros como Thermoval® Baby que permiten tomar la temperatura de forma rápida, cómoda y sin estrés, ya que gracias a sus infrarrojos no necesitan contacto. Es ideal para los bebés y niños, aunque también pueden usarlo adultos.

Aunque en el pasado se solían utilizar termómetros de mercurio, actualmente no se recomiendan por su toxicidad en caso de rotura.

Consejos y remedios para bajar la fiebre

A continuación, compartimos una serie de sencillos y útiles consejos para disminuir la temperatura corporal.

– Guarda reposo y descansa.  Lo ideal es que el ambiente sea cálido (22-24º) pero bien ventilado.

– Durante la fiebre se suelen perder muchos líquidos a través del sudor, por lo que es recomendable que bebas mucha agua, sólo así evitarás deshidratarte. También puedes tomar infusiones o zumos, aunque los últimos de forma moderada.

– Recurre a una dieta blanda. Las sopas de verduras, las gelatinas o los polos son ideales en estos casos, también las infusiones. La infusión de manzanilla y tomillo, por ejemplo, ayuda a reducir la inflamación. Para preparar esta infusión añade una cucharada de cada ingrediente en una taza con agua hirviendo y deja reposar cinco minutos. Cuela y bébela tibia varias veces al día. El tomillo tiene propiedades antisépticas y la manzanilla desinflamatorias.

Durante la fiebre el apetito suele ser menor.

– No te abrigues en exceso, el cuerpo necesita liberarse del calor. Usa ropa ligera o sábanas finas.

– Aplica toallas mojadas con agua tibia sobre tu cuerpo (frente, nuca, etc).  También puedes humedecer con una esponja las axilas, los tobillos, las manos o las ingles.

– Toma baños de agua templada. Evita el agua fría, ya que ésta ocasiona temblores y genera calor.

– Si la temperatura se sitúa por encima de los 38,5º puedes recurrir a medicamentos antipiréticos como el ibuprofeno, el naproxeno, la aspirina o el paracetamol.

– Si te preguntas cómo bajar la fiebre en niños con el uso de medicamentos el ibuprofeno (niños mayores de 6 meses) y el paracetamol (a partir de cualquier edad) son los más recomendables (evita alternarlos).

En cualquier caso, debemos saber que los niños tendrán fiebre varias veces a lo largo de su infancia, y la mayoría de ellas no serán casos graves. 

Si a pesar de haber seguido las indicaciones anteriores la fiebre dura más de 3 ó 4 días (24-48 horas en niños menores de 2 años), independientemente de otros síntomas, será necesario consultar con un médico.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar