Hemorroides durante el embarazo

¿Cómo aliviar las hemorroides durante el embarazo?

Las hemorroides durante el embarazo son síntoma habitual, y más aún cuando afrontamos el embarazo de un segundo hijo/a o más.

Una dolencia o patología habitual, que si sabes cómo afrontar será mucho más llevadera durante esta etapa de tu vida.

Tal y cómo nos explica el Doctor Rocamora, tras su larga trayectoria profesional en este campo, la enfermedad hemorroidal durante el embarazo, puede aparecer por primera vez o empeorar si ya existía previamente.

Esto es debido basicamente a la ocupación pélvica y la dificultad del retorno venoso.

¿Por qué se suceden las hemorroides durante el embarazo?

Durante el embarazo, la mujer es más propensa a sufrir problemas circulatorios. Una molestia que en muchos casos se hace desapercibida, pero que otros muchos casos está latente durante los primeros meses de gestación.

Para su tratamiento debemos de ser cautos ya que la mayoría de síntomas desaparecen después del parto, si es que la paciente no los presentaba antes del embarazo.

Es importante consultar a un especialista para su tratamiento médico o para realizar el seguimiento durante estos meses.

Hemorroides durante el embarazo, ¿cómo afrontarlas?

 Hemorroides durante el embarazo

En este caso, para su tratamiento, las medidas deben ser conservadoras, tales como agentes tópicos, laxantes, fibra y agua en la dieta, entre otras.

A continuación os detallamos algunos tips específicos que os servirán para mejorar y aliviar los síntomas y dolencias de las hemorroides durante vuestro embarazo.

  • Fundamental, evitar el estreñimiento. Come una dieta rica en fibra (alto contenido en frutas y verduras), bebe mucha agua (ocho a diez vasos al día) y realiza ejercicio suave pero regular, incluso si sólo tienes tiempo para un breve paseo, debes mantener la actividad física.
  • Para evitar también dicho estreñimiento, no alargues más de lo necesario el momento de ir al baño, cuando tengas deseo de realizar una evacuación intestinal. Trata de no hacer fuerza abdominal durante la expulsión ni pases largo rato en el inodoro. Esta posición es negativa para la inflamación hemorroidal al generar presión en la zona.
  • La práctica diaria de los ejercicios de Kegel ayuda a favorecer la circulación en la zona rectal y fortalece los músculos circundantes del ano, disminuyendo la posibilidad de hemorroides. También tonifican los músculos alrededor de la vagina y la uretra, algo vital para ayudar a tu cuerpo a recuperarse después del parto.
  • Evita sentarte o permanecer de pie durante largos períodos de tiempo. En casa, tumbarte hacia el lado izquierdo cuando duermas, leas o veas la televisión te ayudará a quitar la presión de tus venas rectales y ayudar a aumentar el retorno de la sangre desde la mitad inferior de su cuerpo.

En resumen…

Las hemorroides aparecen sin que en muchos casos las tengamos contempladas y forman parte activa en nuestro día a día.

Es importante que durante tu embarazo mantengas un cuidado adecuado si sientes molestias con respecto a posibles hemorroides en tu cuerpo.

Ante cualquier duda, consulta a tu matrona y/o a un profesional médico de este campo.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar