Codependencia emocional: ¿qué es y cómo superarla?

Copendencia emocional: ¿qué es y cómo superarla?

En el mundo actual, cada vez es más común escuchar hablar sobre el término “codependencia”. El mismo proviene del ámbito de los grupos de apoyo para personas alcohólicas y, progresivamente se ha ido incorporando en las disciplinas relacionadas con la conducta humana.

En sus inicios, la codependencia emocional hacía referencia al vínculo patológico que se establecía entre una persona que tenía problemas con la bebida y sus cuidadores, haciendo que estos últimos se obsesionaran con el comportamiento del individuo bajo sus cuidados, llegando a desarrollar pensamientos intrusivos y compulsiones que excedían por mucho la simple preocupación por su bienestar.

¿Qué es la Codependencia?

Con el paso del tiempo, el término codependencia ha ido cambiando para abarcar un trastorno psicológico más amplio que el descrito anteriormente. 

De hecho, en la actualidad, se entiende por codependencia un problema emocional que afecta a gran parte de la población mundial, en el que se observa que una persona muestra una dependencia excesiva hacia su pareja, familiares, amigos o conocidos y una preocupación constante por su relación.

Consecuencias de la codependencia

Es común que el codependiente tenga problemas a la hora de manifestar o reconocer sus emociones, así como que desatienda sus propias necesidades para dedicarse a atender las ajenas. En paralelo, algunos de los que experimentan esta patología cuentan con dificultades al establecer límites, aunque puedan ser objetos de maltratos y abusos deliberados.

Por otra parte, esta afectación genera que las personas tiendan a querer controlar todos los aspectos de la vida del otro, con la intención de hacerse imprescindibles, pues de este modo piensan que no serán abandonados.

En ocasiones, el comportamiento obsesivo puede confundirse con un amor incondicional en la mente del afectado, por lo que muchos pueden llegar a negar que estén experimentando esta alteración, pudiendo provocar que no obtengan la atención profesional que requieren para recuperar su bienestar.

Causas de la codependencia

Según los psicólogos, las causas de este tipo de dependencia se encuentran en haberse criado en una familia disfuncional, haber experimentado la separación de los padres, sufrido abusos, maltratos o abandono en la niñez, entre otras causas similares. En estos casos, el perfil del afectado habrá sido marcado por una baja autoestima o por tomar como referencia el exterior para determinar su propio valor.

Síntomas para diagnosticar la codependencia

A pesar de que los codependientes tienden a negar sus propios sentimientos y sensaciones, existe un conjunto de signos físicos, de comportamiento y cognitivos que permite a sus terapeutas identificar la presencia del trastorno. Entre ellos tenemos:

  • Priorizar los problemas y necesidades de otros antes que las propias.
  • Perfeccionismo.
  • Miedo constante ante la posibilidad de separación.
  • Necesidad de controlar.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Sobreprotección.
  • Malestar físico.
  • Evitar hablar sobre los propios sentimientos.
  • Otorgar gran peso a lo que los demás piensan de ellos.

Dile adiós a la  codependencia emocional con ARTEA

 Si piensas que puedes estar padeciendo los síntomas psicológicos y físicos de la codependencia, tenemos una buena noticia:

el equipo de psicólogos en Sevilla de ARTEA cuentan con más de 20 años de experiencia, tratando esta y otras alteraciones que te impiden alcanzar una vida plena y más feliz.

Contacta con ellos y recupera tu bienestar, te lo mereces.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar