Calzado y colegio

El calzado correcto para la vuelta al cole es igual a comenzar con buen pie el año escolar. ¿Sabes cómo elegir el calzado de tus hijos? ¿Es necesario que acudan al podólogo? ¿Es conveniente heredar los zapatos de hermanos mayores?

Los podólogos madrileños resuelven todas las dudas sobre la salud del pie de los más pequeños de cara a este nuevo curso.

En estos días en que las familias preparan la temida vuelta al ‘cole’, el Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad de Madrid (COPOMA) lanza sus recomendaciones para que los más pequeños de la casa empiecen el nuevo curso con buen pie llevando un calzado que favorezca el correcto desarrollo de su pie y les permita libertad de movimientos.

Hay que tener en cuenta que el pie de los niños aumenta unos 8 milímetros de media cada tres meses y que utilizan el calzado de uso escolar entre 9 y 12 horas al día. Además, las posibles consecuencias más comunes asociadas al uso de un calzado inadecuado van desde las deformidades de los dedos y “uñeros” (onicocriptosis) hasta sobrecargas o acortamientos musculares, tendinitis aquílea, dolor en la planta del pie y eccemas o dermatitis causados por materiales sintéticos.

Por ello, los podólogos madrileños han elaborado unas recomendaciones básicas destinadas a una buena elección del calzado ya que será clave para su salud, especialmente en edades de 1 a 8 años.

Calzado y colegio: ¿Qué debemos evitar?

1. Comprar el calzado más grande para que le valga toda la temporada: el calzado tiene que acomodarse al tamaño real del pie del niño. Si el zapato no es de su talla, podría alterar su forma de caminar, provocarle inestabilidad o crearle ampollas o laceraciones.

2. “Heredar” zapatos, pasando de unos a otros hermanos o entre familiares o amigos: la pisada de cada persona es diferente y compartir calzado puede distorsionar la misma.

3. Reutilizar el calzado de la temporada pasada: es necesario tener en cuenta el desgaste del calzado y el crecimiento del pie.

4. Comprar el calzado atendiendo solo a su precio porque les va a durar poco: es importante invertir en un calzado de calidad (aunque no siempre el calzado más caro asegura que sea mejor).

Consejos para elegir un buen calzado infantil

1. El calzado debe ser de la talla adecuada: lo mejor es medir el pie y el interior del zapato. La forma más fácil de valorarlo es extrayendo la plantilla interior que llevan la mayoría de zapatos en la que está dibujada la parte posterior del pie y una marca del lugar donde deben terminar los dedos.

2. Es conveniente proteger la parte de los maléolos (huesos laterales del tobillo) pero con una protección suficientemente flexible: esto permitirá el movimiento completo de la articulación del tobillo sin limitar la movilidad del pie y su desarrollo natural.

3. Flexibilidad en la zona de dedos: el zapato tiene que proteger al pie, no comprimirlo. Debe ser suficientemente ancho por delante para permitir a los dedos abrirse y moverse con libertad. La protección de puntera solo se aconseja en los preandantes debido al gateo.

«Facilitar la transpiración»

4. El zapato tiene que ser de material natural (piel, algodón, etc.) y facilitar la transpiración: es importante, además, palpar el calzado por dentro, sobre todo en el talón, para asegurar que no tiene ninguna costura que pueda dañar el pie.

5. La suela no debe ser demasiado fina sino tener cierto grosor y ser antideslizante y tampoco debe ser ni muy rígida ni demasiado flexible, lo más recomendable es una suela de goma con la misma flexibilidad natural del pie. La horma debe ser recta, de modo que cuando miremos los zapatos, la forma de la suela no debe hacer curva hacia dentro del pie porque podría alterar la marcha y crear deformidades. Es la forma de favorecer el equilibrio y salvaguardar las piernas y la espalda. No deben llevar tacón porque altera la longitud normal de la musculatura posterior, altera el centro de gravedad y la postura: los zapatos de los niños deben ser totalmente planos.

6. Es importante que tengan algún medio de sujeción: los cordones (o velcro, en su defecto) son necesarios para sujetar bien el pie y evitar movimientos excesivos adelante y atrás o lateralizados. Las chanclas, zuecos, mocasines o bailarinas no son recomendables porque la percepción de que el zapato se sale a cada paso obliga a los dedos a hacer un trabajo extra de ‘agarre’ y evita que el pie quede correctamente sujeto.

¿Cuando acudir al podólogo?

El Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad de Madrid considera recomendable realizar una visita preventiva para valorar un correcto desarrollo en niños a la edad de 4-5 años, donde ya existe un patrón de marcha definido. No obstante, existen otros síntomas como dolores constantes en talones, rodillas o piernas, caídas frecuentes, hundimiento o desviación en el pie, marcha con los pies hacia dentro o alteración en la colocación de los dedos en los que será necesario acudir a un profesional en podología pediátrica en cuanto se detecte la anomalía, a cualquier edad.

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar