Bruxismo en niños: ejercicios para relajar la mandíbula

Las personas con bruxismo aprietan o rechinan de forma inconsciente los dientes, causando desgaste dental y dolor. Aunque es una enfermedad común en adultos, en los últimos años se ha registrado un aumento de bruxismo en niños.

Según los datos del Estudio Sanitas de Salud Bucodental 2019, uno de cada diez niños de entre 4 y 13 años ha sufrido este trastorno en el pasado año. Esto supone un aumento de cuatro puntos porcentuales sobre la anterior edición del estudio.

En la mayoría de las ocasiones, el bruxismo infantil aparece entre los 6 y los 10 años como parte de un proceso fisiológico natural que estimula el crecimiento de los músculos y huesos de la cara, por lo que suele desaparecer al llegar a la adolescencia, con la aparición de los incisivos y muelas permanentes. Sin embargo, hay que considerar que esta dolencia puede llegar a causar “un elevado desgaste dental, dolor en la cavidad oral y distintos grados de afectación muscular”, apunta Berta Uzquiza, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental. 

Bruxismo en niños: la prevención es clave

Si el rechinado de los dientes se mantiene en el tiempo, es recomendable visitar al odontopediatra para que determine las causas y evalúe posibles soluciones. La prevención en estos casos es fundamental, ya que puede evitar posibles males mayores. Para disminuir el hábito del bruxismo, desde Sanitas Dental identifican las necesidades de sus pacientes de tal modo que se puedan aplicar las mejores soluciones para él. Como explica Berta Uzquiza, “en casos de bruxismo persistente la férula de descarga es fundamental, puesto que protege el sistema masticatorio”. Sin embargo, “cuando se trata de bruxismo severo en dentición temporal, especialmente cuando los molares definitivos están empezando a salir, el uso de coronas que rehabiliten la mordida es la elección adecuada”, indica la odontóloga.

Bruxismo en niños: ejercicios para relajar la mandíbula

Junto a esto, Fernando Dorrego, fisioterapeuta de Blua de Sanitas, recomienda realizar un mínimo de 30 minutos de ejercicios diarios para reducir la tensión de la mandíbula, preferiblemente antes de dormir.

Algunas propuestas sencillas y divertidas para realizar con niños serían:

  • El pez globo: llenar la boca de aire, hinchar los carrillos, aguantar la respiración y soltar el aire, relajando la musculatura. Repetir 5 veces.
  • La culebra: dibujar a lo largo de la mandíbula el recorrido que haría una culebra al moverse. Repetirlo en ambos laterales 5 veces.
  • La piraña: sacar la mandíbula hacia fuera y cubrir el labio superior con el inferior. Repetir 5 veces.  
  • Tirón de orejas: tirarse de las orejas para descomprimir el hueso temporal. Repetir 10 veces. 
  • El juego de la A: intentar pronunciar todas las vocales, manteniendo la mandíbula en la posición de la A y evitando cerrar la boca. Repetir 2 veces por cada vocal. 
  • Dibujar círculos: dibujar en el aire círculos con la mandíbula. Realiza los círculos en un sentido y en otro. Repetir 5 veces por cada lado.

Cuidado con el estrés

Además del proceso de dentición, el estrés es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar bruxismo en edades tempranas. Uno de cada tres niños se siente agobiado en España, de acuerdo con los datos de la OMS. En el caso de los adolescentes mayores de 13 años, el dato asciende a más de la mitad. Los niños pueden sentirse agobiados por numerosos motivos, principalmente “la llegada de un hermano, mudanzas, ambiente tenso en el hogar, episodios de hospitalización, problemas relacionales en el colegio o presión por exámenes”, según comenta Grecia de Jesús, psicóloga de Blua de Sanitas. Un niño agobiado puede mostrar cambios bruscos de conducta, bajo rendimiento escolar, mal comportamiento, alteraciones en el sueño, enuresis e incluso dolor físico en el estómago o la cabeza. 

Cuando el motivo del bruxismo infantil tiene una causa emocional, es conveniente buscar asesoramiento en un equipo terapéutico que nos ayude a determinar el quid de la cuestión y acabar con este hábito. No únicamente para favorecer una correcta salud bucodental y prevenir problemas de maloclusión en el futuro adulto, sino también para mejorar el bienestar del paciente. 

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar