Apnea del sueño: tipos y factores de riesgo

El llamado «ronquido malo» puede delatar un problema de apnea. 

La apnea del sueño o síndrome de apnea obstructiva del sueño (OSA en inglés) es un trastorno crónico que causa en la persona que lo padece breves parones en su respiración mientras duerme.

¿Sabrías cómo reconocer la apnea del sueño? ¿Cuántas pausas son «normales»?

Los parones pueden tener una duración que oscila entre unos segundos y varios minutos. En ocasiones estas interrupciones pueden ocurrir hasta más de 30 veces en una hora. Dependiendo de cuántas veces aparezcan las pausas podrán clasificarse en tres grados.

-Trastorno leve: entre 10 y 20 veces por hora

-Trastorno moderado: entre 20 y 30 veces por hora

-Severo: más de 30 veces por hora

Cuando la persona vuelve de esas ‘pausas’, habitualmente lo hace con fuertes ronquidos o sonidos similares al de una persona ahogándose o atragantándose. La apnea afecta a la calidad del sueño, ya que al pasar de un sueño profundo a otro más ligero, cuando se producen estas pausas, el descanso se ve alterado.

Tipos de apnea del sueño

Existen tres tipos:

-La más corriente es la apnea obstructiva del sueño, típica de personas con sobrepeso, aunque puede sufrirla cualquiera. Durante este tipo de apnea las vías respiratorias se obstruyen, haciendo que el flujo de aire al pasar por esta zona cause fuertes ronquidos. En ocasiones la persona se despierta ‘de repente’ sin saber muy bien por qué.

-La menos frecuente es la apnea central del sueño. El cerebro ‘corta’ la conexión con los músculos que controlan la respiración y no envía señales para que estos funcionen. Podría decirse que la persona no realiza esfuerzo alguno por respirar durante períodos breves. En este caso, la persona también se puede despertar por falta de oxígeno en sangre, y es más normal que el enfermo recuerde que se despertó. La apnea central del sueño puede manifestarse en cualquier persona. Sin embargo, es más corriente en quienes sufren ciertas enfermedades. En este tipo de apnea generalmente no se producen ronquidos y puede ocurrir sola o con la forma obstructiva.

-Apnea mixta. Denominamos apnea del sueño mixta a los casos que empiezan como una apnea central y con el paso del tiempo acaba teniendo un componente obstructivo.

Factores de riesgo

-Sobrepeso y obesidad: cuanta más grasa se acumule en la zona del cuello peor, habrá una mayor posibilidad de que las vías respiratorias se obstruyan o estrechen,dificultando el paso de aire a los pulmones.

-Hombres: existe un mayor número de varones afectados por esta enfermedad.

-Los mayores: por encima de los 40 la predisposición a padecer este problema aumenta, entre 40 y setenta años.

-Amígdalas o adenoides aumentadas de tamaño: son órganos de tejido linfoide situados en la faringe. Si su tamaño es superior a lo normal pueden ocupar la vía respiratoria.

-Antecedentes: se observa una mayor incidencia de OSA entre familiares de enfermos con esta enfermedad.

-Consumo de alcohol, sedantes y tranquilizantes: provocan la relajación en los músculos de la boca que favorecería la obstrucción de la garganta.

-El tabaco: tiende a irritar la zona.

-Personas con la presión arterial elevada 

Diagnóstico y tratamiento

El problema de este síndrome es que habitualmente la persona que lo padece no es consciente. Los primeros en detectar algo «inusual» suelen ser la pareja, los familiares o los amigos. Estos observan la existencia de un ronquido anormal, movimientos corporales  y las paradas en la respiración que acaban con un ronquido mayor de lo habitual. Por esta razón se recomienda acudir a la consulta acompañado. A pesar de que no existen tratamientos farmacológicos para este problema si se puede tratar de diversas formas.

Si se sospecha la existencia de la enfermedad, es conveniente realizar un estudio del sueño para encontrar el tratamiento más adecuado. En los casos menos graves mejorar el estilo de vida será suficiente. Controlar el peso, evitar ciertas sustancias como el alcohol, dejar de fumar o modificar la postura a la hora de dormir.

En el caso de que la situación sea de mayor gravedad el especialista puede prescribir un aparato de presión positiva continua en la vía aérea (CPAP). Consiste en un generador de presión que transmite a través de una mascarilla nasal una presión continua a la vía aérea superior impidiendo que ésta se obstruya. Según los especialistas, esta mascarilla suele tener un efecto rápido y hace desaparecer los ronquidos nocturnos. En general los artefactos dentales o bucales pueden usarse para crear una vía respiratoria sin obstrucciones, y se pueden recetar a pacientes con apnea del sueño leve o moderada.

Cirugía y apnea

La cirugía, ¿última opción? La cirugía se recomienda cuando existen algunas lesiones como pólipos o hipertrofia de las amígdalas, o bien cuando la mascarilla no es tolerada por el paciente por la existencia de daños en la vía aérea superior.

En definitiva, si a diario te sientes cansado a pesar de dormir suficientes horas lo más recomendable es que visites al especialista para averiguar de que se trata. La apnea del sueño causa, entre otras cosas: depresión, irritabilidad, pérdida de memoria o dolor de cabeza. Si tienes alguno de estos síntomas o simplemente sospechas que algo va mal no lo dudes, ¡consulta al especialista!

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar