Albaricoque: 5 recetas saludables para chuparse los dedos

¡El albaricoque es una fruta que nos encanta! Es jugoso, dulce y  sus matices rojizos nos invitan a hincarle el diente. Si a ti también te apasiona toma nota de las siguientes recetas saludables y disfruta de todo su sabor.

Los albaricoques son originarios de China y son ricos en vitamina A, perfectos para una buena salud visual. Además son una buena fuente de fibra y potasio y tienen muy pocas calorías. Como los niveles de grasa y sal que posee el albaricoque son muy bajos también serán ideales para aquellas personas con problemas de colesterol y otros males relacionados con la dieta.

5 recetas saludables para incluir el albaricoque en tu menú

1. Batido de albaricoque

Ingredientes (4p):

  • 600 gr de albaricoques
  • 2 vasos de leche semidesnatada o desnatada (vaso de 250 ml)
  • yogures naturales (2)
  • 2 cucharadas de azúcar (lo podemos sustituir por azúcar moreno, edulcorante , 2 cucharadas de miel o nada)
  • Una cucharita de canela o vainilla

Elaboración:

-Lava bien los albaricoques. Una vez los tengas limpios y secos pela y trocea la fruta, retirando el hueso.

-Coloca los trocitos en un vaso de batidora y añade la leche (preferiblemente fría) y el yogur, tritura.

-Cuando tengas la mezcla homogénea añade el azúcar y estará listo. Prueba y corrige su sabor (si fuese necesario).

Como ves el proceso es muy sencillo, si te gusta el batido más líquido utiliza más leche, y a la inversa.

A la hora de hacer batidos te aconsejamos que experimentes, siempre puedes mezclar varias frutas e incluso añadirle algún topping que te apetezca.

2. Pollo con albaricoque y pimiento

Ingredientes (3p):

  • 6 albaricoques
  • 3 pechugas de pollo
  • 1 pimiento rojo
  • vino blanco
  • caldo de pollo
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva virgen
  • Especias variadas (romero, tomillo, etc)

Elaboración:

-Lava los albaricoques, retírales el hueso y córtalos en gajos.

-Calienta el aceite de oliva en una sartén. Sazona el pollo con sal, pimienta y especias. Cocina en el fuego alrededor de 5 minutos, lo justo para sellarlo. Ojo con pasarse, ¡que se queda seco!

-A continuación saca el pollo y añade el pimiento, sofríe hasta que esté bien hecho.

-Llegados a este punto tienes dos opciones:

La primera de ellas es usar los albaricoques en ‘frío’, ideal para aperitivos. Sólo tienes que cortar los albaricoques en gajos y montar tu pincho. Usa el pollo como base y no dejes que el pimiento se haga demasiado, ¡bien crujiente!

Para que quede más jugoso, antes de montar tu pincho, puedes cocinar el pollo y el pimiento con un poco de caldo de carne.

Si prefieres la segunda opción en una sartén coloca el pollo, el albaricoque y el pimiento, todo junto. Agrega el caldo de pollo y deja que hierva hasta que reduzca. ¡Listo!

Como ves no existe mucha diferencia entre una opción y otra , sin embargo al no cocinar el albaricoque encontrarás un mayor contraste de texturas en tu plato.

¡A disfrutar del pollo se ha dicho!

3. Dados de salmón con salsa de albaricoque

Ingredientes (4p):

  • 4 filetes de salmón fresco cortado en dados
  • aceite de oliva virgen
  • salsa de soja
  • 2 cucharadas de miel

Para la salsa:

  • 8 albaricoques
  • una taza de vino
  • 2 cucharadas de azúcar
  • canela
  • zumo de 1/2 limón
  • curry (opcional)

Elaboración:

-En una sartén disuelve el vino y el azúcar, deja que hierva durante unos minutos. Añade los albaricoques limpios y cortados, la canela, y el zumo de limón, cocina todo durante 10 minutos más. Una vez cocinado tritúralo.

-En otra sartén con un poco de aceite saltea a fuego vivo los dados de salmón,  de esta forma quedarán dorados por fuera y jugosos por dentro.

-Riega el salmón con la mezcla de salsa de soja y miel y dale un toque de calor en el fuego para que se impregne bien el salmón.

Te recomendamos que sirvas la salsa de albaricoque aparte, así cada uno podrá echársela a su gusto.

4. Helado de albaricoque

Ingredientes (4p):

  • 6 albaricoques maduros
  • 500 gr de yogur desnatado
  • 1 cucharada de miel

Elaboración:

-Lava los albaricoques. Una vez limpios pélalos y córtalos en trozos pequeños.

-Mezcla los albaricoques junto con el yogur y la miel (servirá para evitar la cristalización del helado). Si lo prefieres puedes triturarlo todo, lo principal es que la mezcla quede lo más homogénea posible.

-Coloca la mezcla en un recipiente apto para congeladores y deja que ‘repose’ un mínimo de ocho horas. En el transcurso de las cuatro primeras horas ,y cada media hora, saca del congelador y remueve enérgicamente para introducir aire a la mezcla, así evitarás la aparición de cristales.

Otra receta para elaborar helado con frutas*

5. Mermelada de albaricoque

Ingredientes:

  • 1 kg de albaricoques maduros
  • 500 gr de azúcar
  • zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharadita de canela en polvo o canela en rama (opcional)

Elaboración:

-Pela los albaricoques, retírales el hueso y córtalo en trozos medianos.

-En un cazo agrega los albaricoques con el azúcar y el zumo de limón. Deja macerar un par de horas (con 2-3 horas es suficiente).

-Pon el cazo a fuego medio y deja cocer durante 35-40 minutos, quita la espuma y remueve de vez en cuando. Si te gusta con un toque de canela no olvides agregarla en este punto.

-Cuando tenga textura de mermelada, retira el cazo del fuego y deja enfriar. Si prefieres una textura más fina y sin grumos puedes triturar la mermelada con la batidora.

La mermelada aguanta varios meses si la conservamos correctamente (al vacío), en un lugar fresco, seco y alejado de la luz.

¿Te han gustado estas recetas saludables con albaricoque? Compártelas 😉

Hacer un comentario