8 remedios naturales para combatir los síntomas del resfriado

En esta época del año todo el mundo empieza a tener resfriados. Los síntomas del resfriado común pueden durar de 7 a 10 días. Pueden incluir una secreción y congestión nasal, dolor de garganta, dolores en el cuerpo, estornudos, ronquera, y malestar general.

Los síntomas de la gripe son muy similares, puede aparecer de pronto y a veces, incluir dolor muscular severo o hinchazón, fatiga extrema, dolor de cabeza fuerte, tos seca, fiebre alta, ojos rojos, doloridos e hinchados. En los casos más serios pueden presentarse síntomas de diarrea y vómitos, acompañados por los síntomas descritos anteriormente, junto con dolor en el pecho y dificultad para respirar.

En estas circunstancias, lo mejor es consultar a un médico tan pronto como sea posible. Sin embargo, si estás sufriendo síntomas del resfriado común clásicos hay muchos remedios naturales que pueden ayudarte hasta que visites a un especialista.

Para fortalecer tus defensas y mantenerte libre de estas dolencias respiratorias, por un lado es importante practicar ejercicio de forma regular durante todo el año, beber abundante agua, evitar los cambios bruscos de temperatura, dormir lo suficiente, fomentar una mentalidad sana y un estado de ánimo feliz, además de aumentar la ingesta de vegetales y frutas.

Tienes el resfriado común, ¿qué puedes hacer ahora?

La vitamina C es indispensable para una función óptima de tu sistema inmunológico para combatir los virus y las bacterias, culpables de tus penas. Los alimentos recomendados son: kiwi, uvas, fresas, melón, papaya, verduras de hojas verdes, coles, tomates, brócoli y la familia de los cítricos como las naranjas, limas, limones, pomelos y mandarinas.

La vitamina C es también un antioxidante poderoso. Mejora la absorción del hierro de los alimentos de origen vegetal y desempeña un papel en la síntesis de ciertos neurotransmisores y colágeno, que es esencial para la reparación de tejidos.

En adición a los alimentos ricos en vitamina C, hay otros ingredientes naturales que se pueden utilizar como remedios caseros para ayudar a los síntomas del resfriado:

– Miel: es especialmente buena para ablandar la tos seca. Agita una cucharadita en tu té o disfruta de ella si la untas en una rebanada de pan de trigo. Si puedes, se recomienda que sea orgánica, y hay que tener en cuenta, que no se recomienda para niños menores de dos años de edad.

– Ajo: se recomienda comer crudo, poner algunos en un jugo verde durante las mañanas o simplemente añadir al gusto en lo que se cocina.

– Cebolla: igual que el ajo, sólo tienes que incluirla, preferentemente cruda, en lo que se cocina. Como por ejemplo, una ensalada.

– Eucalipto: es un gran descongestionante. Por lo general, se puede utilizar para dar un masaje en el pecho o en pastillas.

– Tomillo: es fantástico para el tratamiento de afecciones respiratorias superiores. Es un condimento indispensable durante la temporada de guisos y asados. Además, puedes añadir una pizca de tomillo en tus tés o un gran ramo de ramitas frescas a tu baño caliente.

– Canela: mezcla media cucharada de canela en polvo con una cucharada de miel para calmar la tos. Añade esta pasta a tu té o cómela tres veces al día.

– Jengibre: ayuda a sudar. Pon una cucharada de jengibre fresco en una taza de agua para hacerte un té. O también puedes utilizar el jengibre rallado en tus ensaladas o consomé. Añade un poco en tus zumos.

– Baño de vapor herbal: unas pocas gotas de aceite de esencias de tomillo, árbol de té, romero, lavanda o eucalipto pueden ser usadas ​​para prepararte un baño de vapor. Con cuidado, coloca una toalla sobre tu cabeza y respirar el vapor.

Otras cosas que puedes hacer para recuperarte de un resfriado:

• Quédate en casa y descansa lo suficiente.

• Suda en un baño de vapor caliente o ducha.

• Mantente hidratado o hidratada.

• Come un consomé de pollo o uno nutritivo de verduras.

• Duerme con una almohada extra para una posición más vertical.

• No viajes en avión a menos que realmente tengas que hacerlo.

• Mantén tu nariz limpia con agua salada tibia y lubricada con aceite de almendras.

• No consumas productos lácteos, mientras estás enfermo o enferma, ya que aumentas el riesgo de la inflamación y la acumulación de mucosidad.

Rocío Río de la Loza, Health Coach

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar