Posturas sexuales para ejercitar tu suelo pélvico y tener mejores orgasmos

Mantener un suelo pélvico fuerte tiene infinidad de beneficios, pero uno de los más importantes es disfrutar mucho más del sexo. Muy atenta a las siguientes posturas sexuales, ya que además de mejorar tu suelo pélvico conseguirás una mejor lubricación y mejores orgasmos.

Según un estudio de INTIMINA, el 35% de las españolas desconoce el estado de su suelo pélvico y no sabe cómo ejercitarlo. Esto último, no sólo trae consecuencias como la incontinencia urinaria, sino que también afecta a la vida sexual de las mujeres. 

Ejercicios de Kegel

Fortalecer la musculatura pélvica con los ejercicios de Kegel, permite alcanzar mejores orgasmos, ya que los músculos que se ejercitan son los pubococcígeos que, cuando se tonifican, las sensaciones durante las relaciones íntimas aumentan y se puede alcanzar el clímax con más facilidad e intensidad. 

Por ello, y para poder mejorar las relaciones sexuales, INTIMINA, compañía que ofrece la primera gama de productos dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, desvela las cinco posturas con las que poder ejercitar el suelo pélvico en la cama, y conseguir orgasmos mucho más placenteros.

5 posturas sexuales que mejorarán tu suelo pélvico

  1. Postura del famoso perrito.

Es una de las más fáciles y una de las favoritas. Colócate en cuadrupedia, apoyando los brazos en el suelo y, el hombre, por detrás, tomará el control llevando a la acción de manera directa.

Consejo: contrae y relaja los músculos pélvicos, jugando a distintas velocidades, ya sea por tu propio ritmo o siguiendo el ritmo de tu pareja, acompañándolo con las contracciones. De este modo, se ejercitará el suelo pélvico con facilidad.

  1. La doma

Siéntate encima de tu pareja, dándole la espalda. Intercambiando movimientos lentos y rápidos, serás tú la que marque el ritmo.

Consejo: en este caso, se puede contraer no solo la vagina sino también los músculos del perineo a través de la realización de ligeros movimientos de la pelvis hacia tu pareja. Hay que hacerlo a distintas velocidades, pero de manera continua.

3. El elefante

Colócate tumbada boca abajo con las piernas abiertas dejando que tu pareja se sitúe encima. 

Consejo: con esta postura se estimulan las paredes vaginales y el punto G, teniendo en cuenta además, que hay que intentar tomar el control de la respiración. Para ejercitar el suelo pélvico, es necesario realizar movimientos circulares. 

  1. La hamaca

Mientras tu pareja se encuentre sentada en la cama, por ejemplo, con las piernas flexionadas agarrándose la parte superior de las rodillas, puedes quedar en el espacio sobrante entre sus piernas y el tronco, posición ideal para moverte libremente y realizar los ejercicios de Kegel durante el sexo.

Consejo: es importante que relajes tu musculatura al momento de “dejarte caer” y contraer apretando con la vagina al momento de volver a elevarte. 

  1. Postura de la amazona 

Tu pareja tiene que estar tumbada hacia arriba con las rodillas dobladas en dirección a tu pecho. Tú te colocas hacia arriba, a horcajadas, apoyándote sobre las piernas de tu pareja para encontrar el equilibrio.

Consejo: tú decides la velocidad. Cuando estés arriba, contrae el suelo pélvico y, al descender, relájalo. Puedes guiarte con dos tipos de movimientos: rápidos y apenas profundos o lentos y muy profundos. 

¿Qué te han parecido estas posturas sexuales?¡Ponlas en práctica!

En cuanto a los beneficios de un suelo pélvico ejercitado, así es como afecta al sexo:

  • Aumenta la propiocepción, es decir, nuestra capacidad de sentir nuestro propio cuerpo y de poder indicarle cómo deseamos que actúe. En otras palabras, permite ser mucho más conscientes de la propia vagina o suelo pélvico, controlándolo de mejor manera durante una relación sexual. 
  • Aumenta el riego sanguíneo en los tejidos de los órganos sexuales, aumentando significativamente la sensibilidad y con ella el placer y la excitación.
  • Relaja los músculos vaginales, permitiendo que la vagina esté más abierta, lo que es especialmente útil si la mujer presenta dolores durante las relaciones sexuales.
  • Aumenta la lubricación vaginal.              

Fuera de la cama, ¡no sin mi rutina!

Para seguir tonificando el suelo pélvico más allá de las relaciones sexuales, una excelente opción es complementarlo con ejercitadores específicos como la Rutina de Kegel Laselle de INTIMINA. Se trata de tres esferas de distintos pesos (28gr, 38gr y 48gr), que proporcionan la cantidad justa de resistencia para mejorar la fuerza de la musculatura pélvica y asegurar que se esté realizando la técnica correcta de levantar hacia arriba.

KegelSmart

Otra gran alternativa es el KegelSmart, un dispositivo innovador e inteligente que reconoce la fuerza de la musculatura a través de 5 niveles. Este entrenador personal detecta la fuerza de tus músculos pélvicos y adapta los ejercicios en función del tono muscular de cada mujer. Cuenta con un programa guiado de ejercicios por vibración que indica cuándo se deben contraer y relajar los músculos. La rutina, de solo cinco minutos, es muy fácil de seguir y el dispositivo selecciona automáticamente el nivel, dependiendo de las condiciones fisiológicas de cada mujer.

TRUCO: puedes hacer estos ejercicios de Kegel antes del sexo, así te ayudará a lubricar la zona previamente. Con estas posturas sexuales y consejos, ya no hay excusa para tener un suelo pélvico tonificado. ¿Te animas a probar?

Hacer un comentario

You don't have permission to register
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información


Cookies MASQUESALUD.ES Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerle. El conjunto de "cookies" nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no. Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, el que estén activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores. La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies: Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del usuario. La información obtenida por medio de estas cookies sirve para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, ésto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso. Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro. A continuación publicamos una relación de las principales cookies utilizadas en nuestras web, distinguiendo: Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el usuario o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente. Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como Google Maps. Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario, los sitios web hacen uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad. Garantías complementarias – Gestión de cookies: Como garantía complementaria a las anteriormente descritas, el registro de las cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o puesta al día del navegador usado, y esta aceptación puede en todo momento ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en su navegador. Muchos navegadores permiten activar un modo privado mediante el cual las cookies se borran siempre después de su visita. Dependiendo de cada navegador este modo privado puede tener diferentes nombres. A continuación encontrará una lista de los navegadores más comunes y los diferentes nombres de este “modo privado”: Internet Explorer 8 y superior InPrivate Safari 2 y superior Navegación Privada Opera 10.5 y superior Navegación Privada FireFox 3.5 y superior Navegación Privada Google Chrome 10 y superior Incógnito Importante: Por favor, lea atentamente la sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca sobre la configuración de privacidad y de cómo activar el “modo privado”. Podrá seguir visitando nuestra tienda online aunque su navegador esté en “modo privado”, si bien, su navegación por la misma puede no ser óptima y algunas utilidades pueden no funcionar correctamente.

Cerrar